25/02/2020


Noticias de guion

Chris Kraus escribe sobre "Cuatro minutos"


 

Por Chris Kraus (*)

Dediqué más de ocho años para desarrollar la película "Cuatro minutos". La idea se me ocurrió a partir de un artículo de prensa, aunque también quería hacer una película muy personal. Me atrajo la biografía de una señora mayor que estuvo enseñando durante sesenta años en una cárcel de Berlín. A partir de esta historia, me planteé buscar a un adversario, alguien que fuera contrario a esa señora.

Siempre he pensado que la motivación era únicamente un sinónimo de talento. Pero ¿y si hubiera alguna diferencia? ¿Y si alguien tuviera talento pero le faltara motivación?

Cuando una historia gira en torno a un artista, a veces te asalta la idea de crear un personaje que podría hacerlo todo, pero que no aspira a nada. Es una posibilidad que muchos artistas se plantean en un momento u otro.

En la Berlinale de 2005, empecé a hablar de este proyecto con las hermanas Meike y Alexandra Kordes, que acababan de crear la productora Kordes & Kordes Film, e inmediatamente lo apoyaron. No teníamos dinero, pero sí una gran pasión. Yo sabía que Meike (que había sido directora de producción en mi película Shattered Glass) sólo hace las cosas que realmente le gustan y que haría todo lo posible para lograrlo. ¡Me gusta la gente que no se deja vencer por los retos difíciles!

Tampoco había sido fácil hacer mi primer largometraje (Shattered Glass), cuyo guion tuve escrito varios años antes de pasar a la fase de producción: lleva tiempo poder meterse en proyectos personales.

En buena medida, "Cuatro minutos" se apoya en las dos protagonistas (la veterana Monica Bleibtreu como la anciana pianista Traude Krüger y un nuevo talento, Hannah Herzsprung, como la convicta Jenny): yo era consciente de que no era posible trabajar con una persona de ochenta años para un proyecto así durante dieciséis horas diarias, así que cuando conocí a Monica Bleibtreu pensé que ella sí que podría hacerlo, aunque tendríamos el problema de la edad, pues ella tiene sólo sesenta. Nos planteamos si funcionaría el maquillaje y, sobre todo, si habría química entre las dos mujeres.

Entre mis siguientes proyectos están Acapulco, una comedia negra satírica, y el drama histórico Poll, cuyo guion fue nominado ya en 1997 al Premio al Mejor Guion Alemán. Ambientada en la comunidad germana de Letonia poco antes del comienzo de la Primera Guerra Mundial, Poll presenta también en primer plano a una chica joven, al igual que en "Cuatro minutos": es una historia de amor entre una chica de 13 años y un revolucionario escondido en una casa de campo. Éste es un proyecto muy personal, por mis orígenes (mi abuela era letona), así que existe una afinidad especial.

(*): Chris Kraus nació en Gotinga en 1963. Tras haber trabajado como periodista e ilustrador, estudió en la Academia alemana de Cine y Televisión desde 1991 a 1998, donde actualmente ejerce como docente. Desde hace diez años, Chris Kraus goza de una excelente reputación como guionista. Designado candidato en dos ocasiones al premio alemán al guion, con "Cuatro minutos" ha obtenido el Premio al Mejor Guion del estado federal de Baden-Württemberg y el de Cine Bávaro, así como el Premio alemán para el Desarrollo Cinematográfico al Mejor Guion por su ópera prima "Shattered Glass" en 2002.

© abc guionistas

21/07/2007 13:54:37

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.