18/06/2019


Noticias de guion

Luca Guadagnino escribe sobre "Melissa P."

Guadagnino
Guadagnino

Por Luca Guadagnino (*)

Hace unos dos años, Francesca Neri y Roberto Manni, que es el productor ejecutivo de la película, me llamaron, pidiéndome que leyera la novela en la que está basada "Melissa P." La leí y me sentí cautivado inmediatamente por el tema principal así como por su estilo directo. La novela trata de la sexualidad durante la adolescencia, una de las épocas más difíciles de nuestra vida. Francesca y yo comprendimos inmediatamente que el tema central de la película debía ser la transformación de Melissa “la adolescente” en Melissa “la mujer”. Nuestra película es sobre todo un relato moderno sobre la maduración personal.

Escribir el guion fue un proceso dificilísimo, sobre todo porque la novela es en realidad un diario y los acontecimientos están narrados de un modo episódico y aleatorio, sin una verdadera estructura. Así que el mayor reto era convertir ese diario en una historia cronológica que permitiera al espectador identificarse con el personaje protagonista. Ese era el mayor reto y yo lo abordé leyendo algunos libros sobre psicología infantil y adolescente, como los de la famosa psicóloga infantil francesa Francoise Dolto. Lo que más me ayudó fue estudiar la obra de la gran psicóloga infantil Francoise Dolto. Escribir el guion fue proceso intenso, enriquecido por mis discusiones con Barbara y Cristiana. Francesca y Gareth Wigan y también Iona de Macedo de Columbia Pictures, todos aportaron sugerencias, ideas y soluciones que fueron vitales en el proceso del guion.

La elección de María Valverde fue importantísima. La encontramos por casualidad, que es como muchas veces ocurren estas cosas. Recuerdo que estábamos en la oficina, cuando pasó por allí un amigo de Francesca que llevaba una revista española de cine. Había un gran anuncio de una película de la que nunca había oído hablar. Se titulaba "La debilidad del bolchevique". Junto al título, había una foto en primer plano de una muchacha fantástica, María Valverde. Yo estaba en medio de una difícil sesión de casting y encontrar a mi Melissa en Italia estaba resultando un problema. Pedí que me pusieran en contacto con María Valverde y pocas semanas después la conocí.

María se transformó enseguida en el personaje de Melissa, no sólo por ser una gran actriz joven, sino porque tenía la extraña habilidad de identificarse con todos los estados de ánimo de Melissa, más que todas las demás personas relacionadas con la película. María se identificó completamente con el personaje, En cierto momento durante el rodaje, la transformación fue tan increíble que sentí que el personaje de Melissa casi había “poseído” a María. Para mí, su sentido de la disciplina, su capacidad para escuchar y su gran inteligencia creativa, son la marca de una gran estrella.

Yo no quería que la película tuviera un escenario en particular o un fondo sociológico específico. Sin embargo, tenía muy claro que quería que la acción tuviera lugar en una ciudad donde hubiera mucho sol y belleza y Lecce resultó ser el decorado perfecto. Su paisaje urbano es totalmente fascinante y cargado de personalidad.

Trabajamos con un reparto de actores versátiles de enorme talento. Sin señalar a ninguno, siento sin embargo que debo rendir tributo al talento excepcional de Geraldine Chaplin, que interpreta a la abuela de Melissa. Siendo yo un joven aficionado al cine, me enamoré de ella a mis doce años, viéndola en Bolero (1981), de Claude Lelouche, una película que me impresionó muchísimo. Me chocó sobre todo su personaje, que canta en aquella memorable escena final de la película. Fue una de las películas con las que crecí. Para mí, Geraldine es una gran actriz, tanto por las películas que ha hecho como por su propia experiencia vital. Ha formado parte del gran cine de los últimos cuarenta años, desde David Lean hasta Robertr Altman. Cuando la conocí, el hecho de que fuera hija de Charlie Chaplin en realidad me interesó muy poco. Aunque parezca extraño, Geraldine tiene una hija de dieciocho años y aunque interpreta a la abuela, descubrí que quiso participar en la película sobre todo porque se identificaba con la madre. Tiene gracia que la contratáramos para hacer de la confidente de Melissa, su segunda mejor amiga. La llamábamos “la loca abuela roquera”.

Fabrizia Sacchi, que interpreta a la madre, trabajó muy duro para su papel. En primer lugar, interpretó un personaje de más edad que ella misma y encima tuvo que hacer de madre frívola y totalmente superficial, que es lo más alejado de su personalidad. Fabrizia fue capaz de encontrar los tonos y matices de un personaje bastante antipático, gracias a ser una gran actriz.

Otro personaje muy importante es el “objeto amoroso” de Melissa, Daniele, que siempre sale con su gran amigo Arnaldo. Son interpretados por Primo Reggiani y Elio Germano respectivamente. Primo Reggiani se identificó por completo con el papel. Yo sugerí que él y Elio Germano serían suficientes, ya que sus personajes se basaban en hombres de las películas americanas de los años cuarenta y cincuenta. Le dije a Primo: “Finge ser un Farley Granger moderno.” Le dejé varias películas de Granger (incluidas La soga y Extraños en un tren de Alfred Hitchcock), las vio y creo que captó exactamente lo que yo buscaba. Creo que se puede ver su influencia en su interpretación.

Soy fan de Elio Germano desde su debut en Il cielo in una stanza de Carlo Vanzina. Elio es un actor con dotes naturales y enormemente inteligente. Dudé en llamarle porque el papel de Arnaldo es muy pequeño. Pero aceptó el papel inmediatamente. Le entusiasmó la idea de interpretar un personaje tan antipático.

Fue muy difícil encontrar a Manuela, la amiga íntima de Melissa. Necesitábamos una actriz que pudiera dar una calidad humana sin ser un estereotipo. Letizia Ciampa aportó una maravillosa dulzura a su personaje y a la película. Por último, tuve la oportunidad de trabajar con dos actores excelentes que se últimamente han ganado renombre en el cine italiano: Claudio Santamaría y Marcello Mazzarella, otro actor que he admirado desde que rodó Placido Rizzotto y Time Regained en la cual interpretó a Marcel Proust. Tiene una amplia gama de actor de carácter.

(*): Luca Guadagnino debutó en un largometraje en 1991, a los 28 años. La película, "The Protagonists", protagonizada por Tilda Swinton, con la que Guadagnino ha trabajado mucho, fue seleccionada para el 56º Festival de Cine de Venecia y a partir de ahí, por otros 11 festivales de cine. "Melissa P.", que escribio y dirigió y este fin de semana llega a España, es su cuarta película.

22/02/2006 00:29:11

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.