19/09/2019


Noticias de guion

Reportaje: Vuelve el guionista ganador del Oscar, con "Elizabethtown"

Oscar por 'Casi famosos'
Oscar por 'Casi famosos'

"¿Cómo es posible despedirse de alguien si apenas le has dicho hola?" Esa es la pregunta que se planteó Cameron Crowe para dar forma a su nuevo largometraje, "Elizabethtown", film que llegó este viernes a las salas españolas y donde el guionista y director de "Jerry Maguire" y "Vanilla Sky" vuelve a recurrir a sus experiencias personales -como ya hiciera con "Casi famosos", donde narró sus años como cronista de música- para narrar una fábula cómica sobre la vida, la muerte, la familia y el amor.

Las emociones que se apoderaron de Crowe ante la inesperada muerte de su padre fue el puntapié inicial para "Elizabethtown", comedia dramática romántica que encuentra a Orlando Bloom convertido en un diseñador de zapatos afincado en Oregon que no conoce realmente a su padre y descubre sus raíces familiares después del fallecimiento de su progenitor, cuando debe retornar a su pueblo. En este viaje de iniciación le acompaña una azafata bella y optimista -interpretada por Kirsten Dunst- y toda una serie de parientes, entre ellos su madre (Susan Sarandon) que están decididos a enseñarle lo que significa vivir de verdad.

"Es curioso, al principio me resistía a escribir guiones muy personales acerca de mi familia y de mi vida. Incluso las novelas que me gustaban de joven no solían estar contadas en primera persona. Pero cumplí 18 años y escribí un artículo para ‘Rolling Stone’ titulado ‘Cómo lo aprendí todo acerca del sexo’. Era un encargo, y no conseguía escribirlo. Finalmente, opté por escribir en primera persona. Fue un auténtico descubrimiento para mí. Los lectores respondieron, me escribieron cartas. Algunos me decían: ‘Era como si hablases de mí’. No ha dejado de pasarme desde entonces. Cuanto más personal es la historia, más parece importar al espectador", cuenta Crowe, quien durante mucho tiempo guardó en un cajón un relato acerca de su padre, el cual se negaba a publicar, hasta que en el 2002 decidió convertirlo en una cinta.

Fue viajando en autobús por Estados Unidos, acompañando a su mujer Nancy Wilson en una de las giras de su banda Heart, que a Crowe se le despertó la idea recurrir a aquel viejo escrito acerca de su padre, ya que los paisajes del lugar le recordaron a aquel momento en que regresaba del entierro de su padre en 1989. "Abandoné la gira de Heart, alquilé un coche, me perdí en Kentucky y escribí la historia en la que se basaría el guion de una sentada", recuerda Crowe, quien tuvo muy clara la idea del personaje central que quería tener. "Siempre me había atraído la idea de contar una historia llena de fracaso y desilusiones con un personaje central que sólo existe para el amor. A menudo estos personajes son auténticos héroes para mí; son capaces de mascar el fracaso, escupirlo y seguir adelante. Creen en la vida y ven su lado positivo. Además, la otra opción suele ser más oscura y mucho menos atrayente".

EL GUION

"No quería escribir una historia que sólo podía tener lugar en una gran ciudad conocida por todos. Pensé en la otra gente, en la gente de Elizabethtown, Kentucky", explica el director acerca de la elección de la ciudad donde tiene lugar la acción del film. Elizabethtown es una pequeña ciudad a unos 70 kilómetros de Louisville. La ciudad no significaba nada para el director hasta que empezó la investigación previa al rodaje. Llegó a Elizabethtown y el nombre le gustó. "Me encantó ese nombre. Recordé que no había encontrado un título para "Casi famosos" hasta el final. Me apetecía mucho poder decir desde el principio: 'El título de la película es Elizabethtown'". Además, está situada a medio camino entre Louisville y Nashville, Tennessee, una carretera que ofrece a los personajes centrales la oportunidad de verse por segunda vez. "Me gustaba ese pasillo viajero y la idea de que los dos personajes viviesen al lado de la misma carretera", recuerda Crowe.

LA MUSICA

Dada la pasión de Crowe por la música, cada una de sus películas cuenta con una banda sonora precisa y cuidada al detalle por el mismísimo director. "A menudo empiezo a escribir un guion a partir de la música. Tengo un cuaderno lleno de canciones que quiero incluir en la película que estoy escribiendo. Siempre llega el momento en que el cuaderno es mucho más grueso que el guion. Puedo tener hasta 50 canciones para una escena. Pero lo mejor es cuando llega la hora de montar. Me rompo la cabeza y descubro que el tema que encaja mejor con la escena es uno que se me ocurrió en plena noche, justo antes de dormirme", señala.

Para "Elizabethtown", Crowe escogió una banda sonora basada en música estadounidense actual y una mezcla a la que denomina "La gran emisora americana". Durante el proceso de casting comenzó a probar las canciones con los actores. Para el personaje de Claire imaginó "It’ll All Work Out", de Tom Petty, un tema de uno de sus álbumes menos conocidos, "Let me Up (I’ve Had Enough)", el cual funcionó perfectamente cuando encontró a Dunst. Otra canción que cobra gran importancia es "My Father’s Gun", de Elton John, del famoso álbum "Tumbleweed Connection", el cual considera la conexión de Elton con Estados Unidos, su familia y sus raíces. Es ‘su’ Elizabethtown".

Sin embargo, el corazón musical de la película es una recopilación casera grabada en un CD que Claire le entrega a Drew para que le acompañe en la carretera con los restos de su padre. Esta larga secuencia en la que se oyen diversas canciones de géneros musicales muy dispares subraya la emoción de la escena y los amplios gustos musicales del director.

LOS PERSONAJES x LOS ACTORES

Orlando Bloom (Drew): "Cuando el espectador ve a un personaje que acaba por entender la vida y la muerte, el éxito y el fracaso, siente algo porque sabe que son emociones de las que nadie escapa".

Kirsten Dunst (Claire): "Es uno de los mejores personajes que me han ofrecido para una mujer de mi edad. Está muy bien escrito. Para mí fue fácil comprender la descripción. Nunca se compadece de sí misma, es más, siempre ve el lado positivo. Está dispuesta a ayudar a la gente; puedo identificarme con eso".

Susan Sarandon (Hollie): "Cuando su marido fallece, Hollie se siente perdida. Pero es una mujer fuerte, conseguirá sobreponerse. Me pareció una mujer admirable. Cameron me propuso un papel precioso, fue maravilloso trabajar con él. Crea una atmósfera que permite correr riesgos a los actores. Además, este proyecto le apasionaba. Me enorgullezco de haber sido parte de este viaje y le estoy muy agradecida por haberme dado la oportunidad de despertar mi adormecida pasión por el tap dance".

© abc guionistas

13/11/2005 19:48:13

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.