22/12/2014


Noticias de guion

Roberto Girault escribe sobre "El estudiante"

Girault
Girault

Por Roberto Girault *

"El estudiante" es un proyecto que empezó hace más de 5 años, cuando mi socio y productor ejecutivo Gastón Pavlovich, conceptualizó una idea que nos emocionó a todos. Desde el principio vimos el potencial que tenía el argumento, y decidimos que lo teníamos que llevar a la pantalla grande. Al desarrollar dicha idea, basada en la aventura de Chano, que a sus 70 años decide entrar a la Universidad, se desenvolvió una historia inspiracional, motivadora y romántica que toca temas de amistad, de lucha por alcanzar los sueños, de entrega, de solidaridad y de amor. En pocas palabras: una historia moderna que en sus entrañas destaca y resalta toda la filosofía de un gran clásico: El Quijote.

Uno de los puntos en los que siempre insistió Gastón, y que, desde mi punto de vista, ha sido un gran acierto para la película, era la relación emocional e intelectual que nuestro personaje principal debía sostener con Don Quijote de la Mancha, de tal suerte que toda su filosofía de vida tiene como camino rector la doctrina del clásico de Cervantes; y así es cómo, al vivir sus sueños sin importarle su edad, provocará un encuentro personal entre la juventud y el Ingenioso Hidalgo.

Es por esto que me gusta decir que "El estudiante" es la historia de dos generaciones unidas por un clásico.

Como director sabía que para hacer honor a la riqueza del tema, de sus diálogos y de sus situaciones, tenía que apoyarlos con una riqueza visual exquisita y un lenguaje cinematográfico sencillo que reforzara la historia. Por ese motivo, escogimos la ciudad de Guanajuato como escenario para desarrollarla, ya que, además de ser una ciudad netamente cervantina, es también una joya arquitectónica que adorna la película y la enmarca en un ambiente romántico y melancólico, perfecto para nuestra historia.

Por otro lado, se cuidó lo mejor posible toda la iluminación, el arte, el vestuario y la música, para que sirvieran de elementos sensibles que transmitan eficazmente lo que el estudiante quiere emitir. Tengo que reconocer que todo esto se pudo lograr gracias al equipo técnico y artístico, donde, en este momento me saltan a la mente Gonzalo Amat por su fotografía, Daniela Tapia por llevar la dirección de arte, Christian Díaz por su visualización y diseño de vestuario, Ariana Villegas por su edición, Juan Langarica por la composición de toda la música instrumental y de el estudiante nuestro tema principal “Mírame Bien”, y Víctor Núñez y Ricardo Ferrer por todo su apoyo en la producción. Así también, el casting de Elvira Richards, el cual fue muy interesante, pues combinó actores con una reconocida trayectoria y talento como lo son el señor Jorge Lavat, la señora Norma Lazareno y el señor José Carlos Ruíz; con actores nuevos, que pienso, serán una grata sorpresa para el público nacional e internacional.

Es difícil tratar de explicar y controlar los nervios, ahora que por primera vez presentamos nuestra película al público español, me invaden sentimientos difíciles de explicar. Entre aprensión y entusiasmo, nervios y emoción, y muchas incógnitas que rondan en mí. Creo que como director de un proyecto, y sobre todo, cuando es tu ópera prima, siempre se cruzan preguntas por la mente y supongo que es sano tenerlas, y no sólo en la primera película, sino en todas las que se hagan.

Espero que el estudiante sea para la audiencia una experiencia tan grata como la que fue para todos los que trabajamos en ella. Ya que el ambiente de trabajo que se vivió de principio a fin fue sumamente cordial, ligero y divertido, y creo que eso se muestra en pantalla. El empeño que todos pusimos en el proyecto, al no verlo como un trabajo más, sino como una historia que vale la pena contar, y contar muy bien, trae siempre sus frutos al producto final.

Hacer cine es hacer pensar a mucha gente, y lo que quisiera es que con esta película la gente salga reflexionando, salga satisfecha, con un buen sabor de boca y, sobre todo, salga con un buen y estimulante sentimiento.

(*): El mexicano Roberto Girault logró en su país hace dos años un tan inesperado como importante éxito comercial con su opera prima, "El estudiante", que permaneció meses en cartel, recaudando 40 millones de pesos (3,3 millones de dólares), cuando había costado 15 millones. Licenciado en Derecho, estudió cine en Vancouver y tomó experiencia en el campo del cortometraje, el documental y la publicidad. En "El estudiante", que este viernes se estrena en España, ejerció como realizador, coguionista (con Gastón Pavlovich) y productor ejecutivo.

© abc guionistas

04/03/2011 10:15:01

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.