12/12/2017


Noticias de guion

Los 15 años de un asentado Festival de Morelia


 

El Festival internacional de cine de Morelia (FICM), que se está celebrando actualmente en la ciudad colonial mexicana, cumple este año 15 ediciones, convertido en el festival de referencia de México. Con una progresión geométrica, el certamen ha pasado de tener una competición de cortos en 2003 a un completo palmarés de cine azteca, una privilegiada relación con Cannes y los Oscar, una pasarela de grandes personalidades del cine mundial, y a convertirse en el festival imprescindible cada año para la prensa mexicana y el mundo del cine en general.

Morelia tiene vocación de impulsar el cine nacional pero es extremadamente internacional, y aunque no tenga la categoría de clase A, que no aplica, tiene la triple A en el formato que persigue, el impulso de los jóvenes cineastas de México, en la vanguardia mundial en los últimos años.

"Para el cine mexicano Morelia es muy importante. Queremos que siga siendo la casa del cine mexicano, seguir cultivando este festival para que, más que su tamaño, sea su calidad la que lo diferencie" comentó con motivo del 15 aniversario el presidente del certamen, el empresario cinematográfico Alejandro Ramírez.

Ramírez preside la multinacional mexicana de salas de cine Cinépolis, segunda cadena mundial por número de venta de entradas, que sostiene al festival.

Consolidado, el certamen, que se celebra en la capital del Estado de Michoacán, cuenta con alianzas internacionales cuyos ecos se perciben en sus calles cada año en las que no es raro ver pasear al delegado general de Cannes, el todopoderoso Thierry Frémaux o al director de la Berlinale, Dieter Kosslick.

La más importante es la asociación que mantiene desde 2003 con la Semana de la Crítica del Festival de cine de Cannes, la sección paralela del primer festival mundial en donde cada año se exhiben los cortos premiados por Morelia en su última edición. A cambio, Cannes lleva a Morelia varias de las producciones premiadas en su edición anual, incluida la Palma de Oro.

El certamen, que cubren alrededor de trescientos medios, también es una puerta directa para los cortometrajes que optan a los premios Oscar, exhibe parte de lo mejor del panorama internacional e iberoamericano del año, y sobre todo tiene un fuerte poder de convocatoria para atraer apellidos de prestigio como Tarantino, Binoche, Bardem, Greenaway, Hayek, Herzog, Huppert, Kiarostami, Soderbergh o Tommy Lee Jones sin contar con los mexicanos asiduos como Iñárritu, del Toro, Cuarón o Escalante, por citar algunas pocas de las estrellas que han paseado por Morelia en los 15 últimos otoños.

La gastronomía, la belleza de la ciudad que acoge el festival, que se celebra en vísperas de las mágicas fechas del día de muertos, y el hecho de que el corazón del festival pueda recorrerse a pie contribuyen a su éxito.

Por todo ello, la dirección del certamen, bien engrasada y basada en el triunvirato formado por Alejandro Ramírez, la directora Daniela Michel, asidua jurado de festivales internacionales, y Cuauhtémoc Cárdenas Batel, ha proclamado este año su mayoría de edad, a los 15 años, la edad en la que en México y en gran parte de América Latina las quinceañeras celebran su fiesta de ingreso en sociedad.

Una programación a la altura

El FICM de Morelia no ha previsto celebrar un gran evento festivo para conmemorar sus 15 años de existencia y su precoz madurez pero sí un programa excepcional. El certamen fue inaugurado con el estreno mundial de "Coco", la última superproducción del sello Disney-Pixar, que eligió a Morelia para el estreno del film inspirado en la tradición mexicana del Día de muertos, y que contó en la gala de presentación con la presencia del actor Gael García Bernal.

Guillermo del Toro presentó en persona "La forma del agua", el primer León de oro de Venecia que gana un mexicano.

Por el festival también desfiló Al Gore, el ex vicepresidente de los Estados Unidos que presentó la segunda parte de su "verdad incómoda" sobre el calentamiento global. Alfonso Cuarón está a punto de llegar para presentar una rareza del cine mexicano así como "el artista" Michel Hazanavicius y el asiduo de Morelia, Barbet Schroeder, entre otros.

En el programa de este año también destacó la participación de Diego Luna para la reposición en pantalla grande de "Y tu mamá también" así como de un ciclo sobre películas de Hollywood hechas por cineastas mexicanos o con contribuciones de artistas o cineastas mexicanos, un programa de cine anarquista español y el cierre con el preestreno en México de la película más ambiciosa del cine de animación mexicano "Ana y Bruno", de Carlos Carrera, tras el anuncio del palmarés por el mítico Bela Tarr, presidente del jurado de la competición oficial de largometrajes mexicanos, jurado en del que también forma parte el director rumano Cristian Mungiu, y muestra de la poderosa atracción de Morelia a grandes cineastas contemporáneos.

abcguionistas

01/11/2017 10:47:41

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.