15/09/2019


Noticias de guion

David Serrano: “El cine hay que escribirlo con sentido común y ya está”

David Serrano
David Serrano

Acaba de iniciarse el rodaje del último guion de David Serrano, Los dos lados de la cama secuela de una comedia musical que dio a conocer a este joven guionista madrileño. El otro lado de la cama y Días de fútbol han presentado un nuevo estilo de hacer comedia en España y le han permitido ganarse un hueco estable en el panorama cinematográfico actual. Enemigo de las teorías estructurales, Serrano se declara un autodidacta cuyo instinto a la hora de escribir ha sintonizado con el gran público.

Vuelve a romper la norma del cine español, El otro lado de la cama sorprendió por la estructura musical y la frescura, ahora nos presenta la secuela, cosa poco frecuente en nuestro cine, ¿esto fue cosa del productor?

No, el que quiso hacer la segunda parte fui yo, antes que Emilio (Martínez Lázaro). Él no lo veía muy claro al principio, yo sí creía que teníamos más historia. Es que es cojonudo, porque es una historia en la que ya has presentado a los personajes y ahora te los puedes llevar a otro lado, es muy divertido. Me encantaría hacer una segunda parte de Días de fútbol, dentro de siete u ocho años, cuando los personajes tengan cuarenta y hayan evolucionado. Creo que la vamos a hacer hacia el 2015.

Primero fue el “otro” ahora son los “dos” lados de la cama, la cosa se complica… ¿Qué le quedó por contar en la primera parte?

Los personajes van creciendo. Cuatro años después, cuando se desarrolla la segunda parte, tienen otras ideas y otros objetivos. Lo que pasa es que no les termina de salir. No es que me quedara nada más por contar pero me apetecía recuperar los personajes porque me gustaba mucho la idea de volver a hacerles putadas. Disfrutaba mucho escribiéndolo y haciéndoles que sufrieran pero no porque tuviera nada nuevo que contar, sino porque de repente surgieron ideas y la oportunidad de hacerlo. He tenido mucha suerte porque con las dos he hecho lo que quería hacer.

¿Qué relación alcanzó con los personajes que le hizo retomarlos y no crear otra historia nueva?

Tengo una relación muy especial con El otro lado de la cama porque fue la primera película que escribí en mi vida. Lo hice en casa de mi padre, por las noches, sin un duro, y me apetecía volver a coger el guion y la historia porque al final casi ni disfruté de la primera y me apetecía disfrutar de algo que me dio tantas cosas. Ahora lo he conseguido. Es como si hubiera hecho las paces con El otro lado de la cama.

¿Ha afrontado del mismo modo la escritura de la secuela que la de un guion normal?

Este guion lo he escrito para Emilio Martínez Lázaro, mientras el primero lo escribí para mí, esa es la diferencia. He escrito lo que Emilio me pedía, lo que Emilio quería, pero he disfrutado mucho.

¿Mayor libertad porque sabe que el proyecto va a salir para adelante o más presionado por el éxito que le precede?

He sentido más presión pero al mismo tiempo lo he pasado muy bien escribiéndolo. La relación con Emilio era muy buena porque era muy respetuoso, me dejaba escribir lo que yo quisiera. Cuando no le gustaba algo me lo decía y lo cambiábamos. Ha sido un proceso duro pero gratificante.

En esta segunda parte no participan Paz Vega ni Natalia Berbeke, dos protagonistas de la primera. En su lugar entran Verónica Sánchez y Lucía Jiménez interpretando personajes distintos, ¿esto le condicionó la historia?

Desde un principio, para la historia, prefería que no estuvieran ellas dos. No por nada, sólo por los personajes. Prefería que los chicos tuvieran novias nuevas, que intentan ir hacia otro lado y que no les sale bien. Tienen novias más jóvenes, algo muy innato al hombre. Era mejor para los personajes.

¿Ha tenido la tentación de crear letras originales para las canciones?

En ningún momento. Con las canciones de la historia de la música española pretendo que la gente tenga una relación sentimental con la película, que cuando oigan una canción que conocen recuerden lo que esa canción les hizo sentir.

¿Por qué sus personajes provocan tanta empatía al espectador?

Porque eran personajes reconocibles, que el público ha visto en las películas gente de su barrio, a sus amigos. Además los actores estaban muy bien, que son los que hacen los personajes al final. Yo he tenido la suerte de que mis personajes los han hecho actores muy buenos. Pero el origen fue que escribí un musical que costó tres años ponerlos en marcha. Me pasé dos años con el guion enseñándolo a productores. Días de fútbol era una película que tenía un final amarguísimo. Acababa con un plano secuencia de tres minutos con la cámara en el quinto coño. Tenemos la suerte de que a le gente le ha gustado.

Dado que es un escritor joven y de éxito, dé un consejo a los noveles, ¿Cuáles son los elementos imprescindibles para crear un guion con gancho? (personajes, ritmo, diálogos, puntos de giro...)

Que escriban lo que les de la gana y los que les apetezca, es lo único que les puedo decir para que escriban algo bien. Si piensas en el público o en la repercusión que va a tener, te hundes formidablemente.

¿Es importante la formación teórica para el guionista?

Yo no he estudiado cine. Ni siquiera me he leído libros sobre guion más que por encima. Las teorías ayudan pero no mucho. No me gustan nada los paradigmas estructurales de los guiones. El cine hay que escribirlo con sentido común y ya está. Si ves que va bajando el ritmo y te aburres leyéndolo es que hay que meter un punto de giro. Pero por sentido común, no hay que estar pendiente de los minutos. Si quieres hacer un telefilm americano sí están bien las estructuras.

Entre cortos y largo ha trabajado de guionista, director, director de fotografía, sonido y producción. Sólo le queda interpretar para dominar todas las facetas…

Me gustaría mucho más ser actor que cualquiera de las otras cosas, pero reconozco mi incapacidad.

Se decidió a dirigir (Días de fútbol) para tener mayor control sobre su obra, ¿Se ha sentido alguna vez defraudado por la película hecha con su guion?

Desde que me quise dedicar al cine, quise ser director. Era absurdo que esta segunda parte no la dirigiera Emilio, evidentemente. En cualquier cosa escribir y dirigir son dos cosas muy diferentes. Me gusta hacer las dos.

¿Se encuentra definido en la comedia?

Si, por ahora veo que mi estilo es la comedia. Es muy difícil escribir este género pero es lo que me gusta. Hacer buenos chistes no es fácil.

Su estilo también es bastante televisivo, ¿tiene pensado hacer algo para la pequeña pantalla?

Bueno, no sé si tomarme eso como algo bueno. (risas) No, de momento no me he planteado hacer nada.

En el pasado año la cuota del cine español bajo a pesar del taquillazo de Mar adentro. Algo no se está haciendo bien…

No lo sé. Echarle la culpa al público sería absurdo, nos tenemos que culpar a nosotros mismos, saber por qué la gente no a ver nuestras películas. Pero realmente no lo sé.

De cara a los Goyas, ¿cuál es su favorito en el capítulo de los guiones?

Mar adentro. No he visto Roma, pero los otros tres están realmente bien.

Una reflexión final, ¿Quiere hacer arte con el cine o quiere hacer caja?

Yo quiero ser feliz haciendo cine.

© Rodrigo Mesonero-abc guionistas

19/01/2005 11:18:42

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.