19/12/2018


Noticias de guion

Entrevista al guionista y director Alfonso Díaz dentro del marco del Festival de Cine de Madrid - PNR


 

Por Elisa Puerto Aubel

Alfonso Díaz, guionista y director español, participa como nuevo realizador con su ya premiado cortometraje “The story of Leonard Sutton” en la 19º entrega del Festival de Cine de Madrid – PNR. Guionista y director de seis cortometrajes y tres veces gestor y director del Festival de cortometrajes El Sector, Díaz comenta su experiencia como joven realizador dentro del marco del Festival.     

 

Hasta ahora, destacan tus cortometrajes ("¡Están locos!", " The Story of David Leonard Sutton") por ser escritos y dirigidos por ti. ¿Cómo sueles afrontar una nueva idea? ¿Tienes algún método personal particular a la hora de sentarte a escribir?

 

Realmente las ideas que me interesan suelen generarse en mi subconsciente; llegan a mí tras reflexionar a posteriori sobre algo que he leído o escuchado y que me ha interesado. Entonces determino conscientemente la fuente de la idea. Creo que las ideas deben estar acompañadas por la seducción del conflicto que plantean y su resolución en el guion. A partir de ahí intento averiguar cuál es el punto de vista que más me interesa, que incluso pueda generar un debate en el espectador. Al menos creo que eso ocurre en los dos cortometrajes que has mencionado. Me gusta seguir la clásica idea de generar un paradigma sobre papel, desarrollando posteriormente diálogos, etc.

 

¿Cómo describirías el proceso de la escritura del guion a la post-producción de tu obra?

 

Con “The story of David Leonard Sutton” fue especialmente rápido ese proceso, gracias a la accesibilidad de producción que marcaba el guion. Primero contacté con mi amigo Jonathan David Mellor para ver si le interesaba el guion y luego hablé con Luis Ángel Pérez, director de fotografía y operador de cámara para acordar cómo serían las características técnicas del rodaje y las necesidades. En este caso, fue bastante rápido en cuanto Jonathan aceptó la propuesta y en una semana ya estábamos rodando. El hecho de rodar con una cámara y de planificar con un plano secuencia era una cuestión ya marcada en el guion. Tuve acceso a una cámara HD y se decidió rodar con luz natural en exteriores. La postproducción de vídeo y audio se llevó a cabo gracias a Noel Gálvez y a Juan L Cook, respectivamente. No fue necesario más de media jornada para cada etapa de postproducción.

 

¿Sueles trabajar el guion con los actores? ¿Cómo ejerces de nexo entre los actores y el guion?

 

Por supuesto. A la hora de escribir diálogos y acotaciones de interpretación me gusta trabajar con los actores para poder explicarles y sobre todo justificarles coherentemente cada uno de los diálogos y de las acciones. Me gusta marcar las conductas  del personaje en todo momento, explicar qué significa globalmente la historia y cada una de sus líneas.

Me gusta que el actor se lea el guion para conocer sus primeras conclusiones. Si está bien escrito, sólo se trata de añadir matices a las conclusiones del actor para que, a la hora de interpretar, el personaje sea sólido y tenga las ideas claras tras un mutuo acuerdo.

 

¿Cuál ha sido, hasta ahora, la experiencia que más te ha servido a nivel creativo?

 

Escribir una serie de ficción. He terminado la escaleta del piloto de una serie llamada “The preacher” y he completado todos los paradigmas de todos los capítulos de la primera temporada. Ha sido maravilloso, y eso que todavía no la he escrito secuencia por secuencia.

Ya no se trata de un cortometraje, ni siquiera de un largometraje, sino de una nueva dimensión creativa, más larga todavía.

De hecho, en la actualidad existe un fenómeno generado por las series de ficción: ejemplos como “Breaking Bad”, “Fringe”, etc., tienen temporadas soberbias, que otorgan infinitas posibilidades a los conflictos de sus personajes.

Escribir de esta forma te permite conocer cosas de tus personajes que desconocías en un primer momento, pero que encajan perfectamente para su (re)construcción, capítulo tras capítulo. Puedes disfrutar mucho escribiendo si pierdes el miedo; sólo hay que seguir los pasos correctamente.

 

¿Qué opinas del sistema de subvenciones y financiación de cortometrajes de ficción en España?

 

Pregunta complicada. Espero que el próximo año ya dejen de exigir una copia final del cortometraje en 35 mm, porque no tiene sentido dado el coste que significa y teniendo en cuenta que formatos como Red One o, incluso, de las cámaras DSLR te permiten rodar con una calidad excelente en alta definición.

Si lees las bases de las subvenciones, dan ganas de echarte las manos a la cabeza e intentar sacar adelante tu proyecto sin subvenciones para no morir en el intento.

Yo una vez pedí subvención a desarrollo de guion pero no me la concedieron.

Existen seminarios para saber afrontar la gestión de subvenciones, creo que eso define muy bien el laberinto en que puede convertirse el camino de las subvenciones, sobre todo si te la dan.

 

¿Cómo ves el panorama cinematográfico español de estos momentos? ¿Cómo sientes que lo ven los cineastas noveles con quien has competido en festivales?

 

Hay talento, autores que me han atrapado muchísimo, como Mar Coll, Javier Rebollo, Rodrigo Rodero o Patxi Amescua.

El cine es un camino muy peligroso, de constante aprendizaje y a veces no muy agradable. Lo importante es ayudarse entre cineastas. En España cada vez hay más personas interesadas en el ámbito cinematográfico, cada vez hay más escuelas, cada vez hay mayor accesibilidad de producción, y eso es siempre positivo.

 

¿Qué opinas de los nuevos formatos posibilitados por Internet?

  

Internet ya es un escaparate, un supuesto trampolín para los nuevos autores. El problema de Internet en el caso de una serie, por ejemplo, es que no pueden rentabilizarse sus gastos de producción por mucha audiencia que tengan: los ingresos de publicidad online, el merchandising o cualquier otra fórmula de marketing no va a poder contrarrestar los gastos de la producción.

A la audiencia online aún le cuesta pagar por contenidos audiovisuales. Siempre intentarán buscar lo que necesitan por otro lado, independientemente de la calidad del vídeo. Es un tema muy delicado, la verdad. Hoy en día, muchos vídeos de Youtube aparecen en TV, y eso no me gusta, porque el resultado es que la calidad de algunos vídeos es lamentable. Se debería de trabajar en ese aspecto.

 

¿Qué proyectos tienes en mente? ¿Cuáles son tus planes como cineasta de ahora en adelante?

 

Como te comentaba, me gustaría rodar la serie “The Preacher”, pero sin una distribución preacordada es un suicidio intentarlo. Internet sería una buena salida para la serie, pero sin ninguna amortización; sinceramente, en España nadie la programaría teniendo en cuenta la dictadura televisiva que existe gracias a algunos aparatitos de audiencia de los que desconfío absolutamente.

Quiero rodar mi séptimo cortometraje. El guion ya está terminado y espero poder empezar con la preproducción dentro de poco. Se llama “Besos” y, como el título adelanta, se trata de un cortometraje con una gran dotación de romanticismo, un terreno literario en el que nunca antes había pisado.

Me gustaría desarrollar un guion de largometraje del que estuviese convencido al cien por cien y lanzarme a rodarlo, pero para eso necesito suerte con mis cortometrajes en los festivales e intentar seguir trabajando como editor para productoras, como llevo haciendo ya varios años.

 

¿Qué consejo le darías a un guionista novel que se dispone a encarar su carrera hoy en día?

 

Formación. Dedicación. Festivales de cine. Y ¡Acción! Yo animo a todos los guionistas a que busquen profesionales y trabajen con ellos. Hoy en día es mucho más fácil que hace diez años, y es más barato también. Si el productor es también un guionista, entonces estás sentado en la mesa correcta.

 

Web: www.alfonsodiaz.es  

 

 

Elisa Puerto Aubel para Abcguionistas

 

 

 

 

 

 

 

 

14/09/2010 19:55:28

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.