19/07/2018


Noticias de guion

Carlos Sorín habla sobre el estreno de su nueva película, "Joel"


 

El reconocido cineasta argentino Carlos Sorín estrena esta semana su nuevo trabajo, "Joel", la historia de la adopción de un niño y su inserción en un grupo familiar y social, que marca su regreso a la pantalla grande seis años después de su anterior "Días de pesca" (2012). Protagonizada por Victoria Almeida, Diego Gentile y el debutante Joel Noguera, el film recorre los días posteriores de la llegada del niño de nueve años al hogar. “El cine hoy en día es muy despiadado si no cumplís con la media”, dice el realizador en diálogo con nuestros compañeros de EscribiendoCine.

- ¿Cómo nació la idea de la película?
Ahora trato de recordarlo, pero es muy difícil, porque a veces son ideas que vienen de un proyecto anterior, que a veces se caen y uno rescata ciertas cosas. Yo tenía algunas certezas, quería hacer una película sobre un personaje femenino, nunca lo había hecho, me seducía pero nunca había encarado ese universo. De ahí saltó el tema de la maternidad o de la adopción, había trabajado algo con esto, sobre adopción ilegal en el norte, pero como tantos proyectos quedó en el camino. También recuerdo que quería hacerlo en la nieve.

- Es recurrente el sur en su filmografía…
Sí, pero en realidad originalmente la historia transcurría en San Juan, no era un ingeniero forestal sino un ingeniero vitivinícola, sí en zona rural, pero allá. Después pensé en el frío, y en Tierra del Fuego, el cine no se hace desde la comodidad (risas). Tenía que tener un conflicto, una mujer, que quiere ser madre, adopta un niño de ocho años, porque si es más pequeño no tenés conflicto, pero acá cuando le dicen “tenés la guarda adoptiva de un niño de ocho años”, dice que sí porque era lo que esperaba en cuanto adopción, pero la esperanza, expectativas es otra. Y allí comienza el hilo de conflicto, que aparecía en las sucesivas versiones de guion y más las implicancias sociales de este tipo.

- Joel comienza con una primera etapa en la que se plantea el conflicto principal, pero la tensión se mantiene hasta el final ¿qué trabajo hizo con los actores para que comprendieran este punto clave de la película?
Para mí eso es del área del guion, es la estructura, yo el guion en filmación no soy muy rígido, si bien no cambio escenas, o muy pocas, hay una ingeniería narrativa que respeto, y con los actores fue bárbaro, son dos grandes intérpretes y entendieron rápidamente todo y aportaron sus gestos. No ensayo mucho, tampoco hablo mucho, tuve charlas con cada uno y una en conjunto y después nada más, vamos a filmar, empezamos a trabajar con los hechos.

- ¿Cuándo escribe piensa en actores en particular?
Sí, en general siempre trato de tener a los actores o no actores, hago el casting antes de escribir el guion, si no les pongo una cara se me complica, no es que tenga que hacerse así, es una incapacidad mía, no es que haya que elegirlos antes. Por suerte en las últimas versiones de guion ya tenía a Victoria Almeida como Cecilia, y a los no actores los tenía en una especie de video, para ver si podían decir cosas o no, después se ajustan los diálogos como un sastre. Mi tendencia es escribir mucho los diálogos y después cercenar, porque cuando aparecen los gestos cerceno en el rodaje y después en la edición, en general se achican los diálogos, desconstruyo los diálogos.

- ¿Hizo mucha investigación sobre la problemática?
Trabajé casi un año, permanentemente estuve asesorándome sobre la parte de adopción, si bien tuve licencias, quería adaptarme a la realidad, después la temática sobre la discriminación escolar surgió de charlas e información sobre el tema, y también con reuniones con padres que adoptaron niños de esa edad.

- ¿Cómo encontró a Joel?
Fue un golpe de suerte, había visto a 90 chicos, preseleccioné tres, estaba en Tolhuin para conocerlos, cuando los ví, no me terminaban de cerrar, quizás por los miedos míos que tenía sobre el personaje, estaba tomando un café en un lugar y al lado mío se para un niño que me mira y me mira, en un segundo creía que era una alucinación y mientras no me miraba le saqué fotos con el celular, las ví y sabía que era él, levanto la mirada y no estaba, salgo y nevaba fuerte, le pregunto a un hombre me dijo que vivía afuera, entro y le pregunto a una de las empleadas y me dijo que es un niño que iba todas los días para ver si le regalaban una factura, y así lo encontré.

- ¿Fue complicado el trabajo con él?
Fui con cuidado, porque era difícil, cuando terminamos la primera toma e íbamos a repetir me dijo “la última”, al mismo tiempo esa desconfianza que tenía al equipo, que era la misma que tenía en la película con sus padres adoptivos, pero en un momento me empezó a hacer caso a mí, me daba bola, al resto no, salía solo, era él, cuando los personajes y las personas se solapan es fácil, hubo momentos, claves de la película, que salían en una sola toma, él era el personaje.

- Hay dos escenas claves, una cuando Cecilia le grita a Joel y otra de la asamblea que deciden el destino del niño ¿Cómo logró tanta naturalidad en ambas?
En la asamblea los padres eran verdaderos padres de la escuela. Llevaba la escena planeada con diálogos escritos y les expliqué como era, pero con el tema del paco, se comenzó a generar una discusión con un gran nivel de violencia que pensé en filmar eso, como documental, sin cámara prolija, que le daba realismo, lo que decían era verdad, adquiriendo una fuerza que no hubiese logrado si lo hubiese armado. La otra escena no estaba así, Cecilia sale a buscar a Joel y él comienza a tirarle nieve, no estaba en el guion, una vez que lo filme la continué, entra corriendo y se encierra, surgió ahí, y después la cara que pone eso lo hicimos una sola vez y quería que no termine nunca, que no se borre porque no lo íbamos a poder repetir, son los pequeños milagros de un rodaje.

- ¿Qué expectativas tiene ante el estreno?
Espero que la vea gente, es endeble comercialmente en el sentido que no tiene un elenco atractivo ni temática de violencia ni sexo que atrae, pero al mismo tiempo me parece que hay público para ella, que va a ir, pero necesitamos que lo haga en la primera semana para cumplir con la media, resistir y seguir su camino, el cine hoy en día es muy despiadado si no cumplís con la media. Por lo que recibo en general, de la gente que la vio, la película funciona más de lo que esperaba, siempre espero lo peor (risas), por su temática, el tema es fuerte, y gente que no era público especializado luego de verla se han quedado discutiendo. Yo apuesto al tema, por eso en la promoción dividimos entre temática y espectáculo. Hoy estoy más optimista que ayer.

- ¿Cómo sigue el año de trabajo?
Iba a empezar a rodar "Best Seller" con Leticia Brédice y Leonardo Sbaraglia, que trata de un plagio, pero lo pasamos a febrero, después estoy trabajando hace cuatro años en una película sobre Cromañón (la discoteca en cuyo incendio perecieron 194 personas en 2004), pero que seguramente será una serie, y estoy en una tercera película, que no puedo adelantar mucho, pero tal vez sea el más intenso de los que estuve trabajando.

ESCRIBIENDOCINE / Noticine

24/06/2018 13:44:38

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.