20/02/2019


Noticias de guion

Entrevista con Julio Hernández Cordón: "El humor ayuda a contar algo muy fuerte sin ser solemne"

Hernández Cordón
Hernández Cordón

El guatemalteco Julio Hernández Cordón acaba de obtener su segundo premio importante en certámenes internacionales -en Miami- con "Las marimbas del infierno", que sigue al obtenido en Morelia. Formado en México, donde rodó su opera prima, "Gasolina", regresó a su país para realizar esta film muy musical sobre la extraña fusión entre el instrumento guatemalteco y el rock, y la amistad entre dos instrumentistas casi opuestos.

- Resúmanos por favor la historia que narra en "Las marimbas del infierno"
Se trata de un señor que toca la marimba, el instrumento nacional de Guatemala. Este es amenazado por las pandillas o las maras que hay en el país y tiene que huir de su casa. En ese proceso se queda sin trabajo y decide modernizar la marimba y mezclarla con el "heavy metal" y se alía con un músico mítico de este género en Guatemala. Forman juntos un grupo que se llama "Las marimbas del infierno". Y la película narra los ensayos y cómo se va conformando ese nuevo sonido, cómo es la creación musical en Guatemala en los ambientes "underground". Estuvimos con ella en Toronto, San Sebastián, Morelia y ahora en Miami.

- ¿Cómo fue la acogida a su cinta en los diferentes países?
La acogida ha sido bastante sorpresiva. El público en general la tomó bien. En la calle la gente se acercaba con mucho cariño después de las proyecciones para felicitarme y hablar de la película. Preguntan de manera bastante positiva. Creo que es una película en la que la gente se rie y se identifica con los problemas de los personajes. Y eso ha sido muy emotivo para mí.

- Un sello distintivo del film es que a pesar de los aspectos dramáticos, hace sonreir al público...
Julio Hernández CordónEl humor es una de las características que tenemos los humanos. Entonces, es algo emocional y también nos relaja y hace que de repente los problemas sean mucho más llevaderos, si los tomamos con humor. Y de eso va la película. No es que sea una comedia pero las situaciones provocan humor, por lo contradictorias que pueden ser, o por lo radicales... y creo que ese ha sido el gancho que ha tenido la película. Está contando algo muy fuerte sin ser solemne. Y eso es gracias al humor.

- Usted estudió cine en México. ¿Las nuevas tendencias estéticas de este país le influyeron de alguna forma?
No. Lo que hago creo que parte de Guatemala por cuestiones de producción. Son historias sencillas y minimalistas. En México aprendí bastante, pero a trabajar dentro de la industria y en Guatemala no hay industria. En esta década lo que sucedió fue que se organizó un fondo centroamericano, Cinergia, que tiene poco dinero pero que ha sido en cierta forma un oasis para la creación audiovisual. Por otra parte, el vídeo ha ayudado a democratizar este arte. Ahora es muy sencillo grabar. El problema es la postproducción y la distribución. También mucha gente ha salido, como yo, fuera a estudiar, y está regresando a hacer cosas en un plan muy independiente, con sus propios medios.

- ¿Hacer cine en Guatemala es una actividad casi "guerrillera"?
Guatemala es un país pequeño que no tiene ley de cine o instituto y por tanto no hay apoyos estatales y practicamente las películas se producen con iniciativas individuales. Los directores hacen sus películas y se producen con apoyo de amigos, con cámaras profesionales pero no de cine, y el contexto del país hace que hagamos en efecto un cine "guerrillero", de cierta manera, de bajo presupuesto y que con creatividad se solucionan ciertas carencias, pero también estas carencias le pueden dar un estilo al cine que estamos haciendo. Que no quiere decir que sea un cine pobre, pero quizás sí minimalista...

© J.A.-NOTICINE.com - abc guionistas

17/03/2011 11:24:56

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.