22/07/2019


Noticias de guion

Fermín Cabal: “la parte que más me gusta de mi profesión es la de disfrutar de mi trabajo”

Fermín Cabal
Fermín Cabal

Reconocido como uno de los narradores dramáticos clave de nuestro país, ha estrenado obras teatrales tales como “Tejas verdes” (2002), actualmente en cartel en Inglaterra y en España. En sus múltiples facetas de dramaturgo, realizador y guionista de televisión han sido premiadas en numerosas ocasiones: Premios Mayte (1983), El Espectador y la Crítica (1984), Dos de Mayo (1985), Tirso de Molina (1991) y de la Crítica (1997). En su faceta docente, es profesor de "Dramaturgia" en la Escuela de Teatro de Torrelodones (Universidad de Kent) y está considerado uno de los más notables profesores de Guion cinematográfico y Literatura creativa de nuestro país en palabras de decenas de profesionales que ha formado en el Taller de Artes Imaginarias (TAI). Reproducimos aquí una entrevista concedida a Abcguionistas con motivo de su asistencia a los Cursos “Un verano de guion” que se ha celebrado en la Filmoteca de la ciudad de Córdoba.

¿Consideras más difícil escribir una buena obra de teatro o un buen guion?

No es difícil que se te ocurran cosas, lo que es complicado es que éstas sean extraordinariamente elocuentes y que te sientas orgulloso de tu propio esfuerzo. En cualquier caso, no se trata de un trabajo fácil. Puestos a encontrar dificultades quizá sea en la televisión en la que más obstáculos expresivos encontremos por la premura con la que se trabaja, en la televisión el ritmo es frenético y los errores no se perdonan, además, hay muchos obstáculos de producción. En el cine hay otro ritmo, en cualquier caso, al final dependemos de cosas que no controlamos porque la escritura tiene mucho de inconsciente, un inconsciente que emerge sin que te des cuenta, tienes la intuición de que estás sacando partido a una obra pero no sabes cómo va a quedar hasta que la ves escrita. Por eso digo que el control del acto creador tiene una tremenda dificultad. Todo el mundo cree que es fácil, hay miles de personas que creen que pueden escribir una obra sin problemas, en cambio, la realidad es bien diferente. Las actividades artísticas son mucho más difíciles de lo que parecen, por eso no todo el mundo toca el violín o se dedica a pintar cuadros.

¿Qué se plantea un guionista antes de comenzar su obra?

Primero se plantea fantasías, voy a ganar un Oscar, me van a dar el Goya. Luego tantea las necesidades profesionales, ésta película me la voy a tomar en serio o necesito hacer una buena obra. Después, en la parte más importante, empieza a disfrutar con su historia, con sus personajes y situaciones. Por tanto, se puede decir que el guionista se plantea tres cosas; vanidades, responsabilidades y gozos. Personalmente la parte que más me gusta de mi profesión es la de disfrutar de mi trabajo, de mis obras.

¿Cuál es la mayor virtud que puede tener un guionista?

Tener disposición, talento, voluntad y sobre todo, ganas de gozar. Muchas veces trabajas en proyectos que no te llenan, lo cual es terrible para el guionista. Cuando el guionista no tiene la capacidad para hacer suyo un encargo o entrar dentro de la historia es un sufrimiento, un suplicio y no merece la pena trabajar así. Por eso creo que una virtud indispensable para el guionista es la capacidad para comprometerse con la historia. Picasso poseía esa virtud. Una vez me contaron que un joven le pidió que pintase algo para un congreso de las juventudes comunistas sobre la paz. Picasso, sin pestañear esbozó en un solo trazo la famosa paloma con el laurel en la boca. Yo quisiera tener esa disponibilidad, sin embargo, muchas veces en la vida profesional me piden cosas que a mí me cuestan, cosas que por ejemplo Picasso realizaría con júbilo.

¿Existe la inspiración del artista?

Si, por supuesto, lo que pasa es que no puedes contar con ella, porque entonces trabajarías una vez cada tres o cuatro meses. Obviamente, cuánto más tiempo dediques a la escritura, más posibilidades tendrás de que te visite inesperadamente. Quizá un día escribas tres páginas, al día siguiente es probable que las leas y que no sirvan de nada. Mañana es posible que tengas media página, al otro puede que no escribas nada. En ese momento te planteas que no vales para escribir y te entra la depresión. Con una fuerza de voluntad terrible te levantas deprimido y te pones a escribir, cuando te quieres dar cuenta son las siete y media de la tarde y has escrito dieciséis páginas, puede que mañana tires la mitad, pero ya tienes algo. Poco a poco van pasando los días y la historia va tomando forma, ya tienes sesenta páginas. Esto es la inspiración del artista, necesitas ser constante para que te visite. Lo difícil es tener el primer borrador, una vez tienes la forma, necesitas trabajar la técnica, depurar la obra.

Como método didáctico, a qué le da mas importancia: al estudio de la "ciencia del guion" o a la visualización, investigación y lectura de obras literarias.

Las dos cosas son importantes. Considero además que son naturales e inherentes a cualquier guionista y en todo escritor. Por eso sería imposible quedarme con una cosa u otra, creo que es imprescindible dedicarle tiempo a ambos.

¿Eres partidario de saltarse las normas?

No soy partidario de saltarme las normas en absoluto, sin embargo, me las salto. Lo mismo pasa cuando voy con el coche y me salto un semáforo, sé que no debo saltarlo, pero si no hay peligro me lo salto, lo cual no quiere decir que esté bien.

¿Qué te interesa más: entretener o hacer pensar al público?

Una de las cosas buenas de ser escritor es que puedes opinar. Hay mucha gente que quiere sentirse escuchado y no puede. La gran satisfacción que tiene el escritor, ya sea de televisión, de cine o de teatro, es que la gente te escucha. A mí me gusta mucho una escena de la película que hemos visto, “Luna de Avellaneda”, cuando Ricardo Darín está sólo en el puente y le dice a la luna “tírame un palo que no esté enjabonado”, es decir, dame algo en lo que me pueda agarrar para no derrumbarme. Hay gente que no tiene nada ni nadie a quien agarrarse y eso es espantoso. Los escritores siempre tenemos al público que nos escucha.

¿Qué opinas sobre el panorama creativo en nuestro país?

Creo que España es un país que ha escalado muchas posiciones culturalmente hablando, pero hay que ser conscientes de que todavía no podemos exportar todas nuestras películas. Considero que las generaciones futuras no podrán quejarse de los que hemos trabajado estos años. Los productos que se hacen ahora, tienen una cierta calidad, no digo que sean especialmente buenas, pero tampoco son malas y desde luego pienso que pocos países tienen directores de la talla de Amenábar, Julio Médem, Almodóvar, Berlanga o Saura. Creo que en el mundo existen pocos guionistas de la talla de Rafael Azcona, que es un monstruo de la escritura. A veces pienso ¿Qué hubiese sido de Rafael Azcona si hubiese ido a Estados Unidos y hubiese trabajado con Coppola?. Por una parte a veces estás muy contento con lo tuyo y otras veces tiendes a desvalorizarlo, eso les pasa a algunos españoles con nuestro cine. Pero es algo que no sólo pasa en éste país, pasa en todo el mundo. Se podría decir que es una característica del ser humano.

¿Estás preparando algún proyecto?

Siempre me ha gustado trabajar con cinco, seis o siete proyectos a la vez, pues si quieres que salga algo es necesario jugar con todos los palos de la baraja. A veces se da la terrible situación de que se consolidan dos proyectos al mismo tiempo y tienes que renunciar a un proyecto en el que llevas trabajando tres años, y nadie puede entender esto.

Ahora mismo estoy escribiendo una obra de teatro en la que llevo invertidos ya seis años, y no existe forma de acabarla, aunque tengo la ilusión de hacerlo algún día. Luego estoy escribiendo una obra con la que llevo ya dos años y tras conseguir el primer borrador me he dado cuenta de que los personajes tienen veinte años menos de lo que deberían. La visión de la vida de un chico de veinte años, no es la misma que la que tiene un hombre de cuarenta, por eso el proyecto se ha quedado algo estancado. También estoy llevando un guion de cine sobre una película histórica, lo cual me lleva un trabajo de documentación terrible. Después, tengo un par de trabajos de encargo a los que estoy dando forma.

© Pablo Palacios Collado -abcguionistas




31/07/2005 14:28:16

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.