24/10/2020


Noticias de guion

Frank Pérez Garland: "Me interesa escribir los guiones junto a mis actores"

Pérez Garland
Pérez Garland

El joven cineasta peruano Frank Pérez Garland forma parte de una nueva generación de creadores iberoamericanos preocupados por llegar al público a través de historias personales y a la vez universales, más que por retratos sociales o políticos. En la elaboración de su opera prima, la comedia coral "Un día sin sexo", jugó sin complejos sus cartas para lograr financiación privada, y ganó... La película, que acaba de iniciar en el Festival de Cartagena su andadura internacional con un premio a la mejor realización novel, funcionó muy bien en Perú y ya ha sido vendida a varios países vecinos. Protagonizada por Paul Vega, Melania Urbina, Vanessa Saba, Giovanni Ciccia y Gianfranco Brero, ya ha recuperado su inversión y Pérez trabaja en un nuevo largo.

¿Cuál fue el origen de este film?

Surgió solo. Después de varios cortos sentía la necesidad de un largo. Quería hablar del amor, una preocupación por la pareja que ya había mostrado en esos cortos. El proyecto nació de mi, pero conté con la complicidad de mis personas más próximas, mi socio como productor Christian Buckley, y con la que entonces era mi mujer, Melania Urbina. Entre los tres escribimos el guion.


¿La presencia de Urbina le aportó un punto de vista femenino a la historia?

Sí, pero no me interesaba sólo por ser mujer, sino también por ser actriz. "Un día sin sexo" es una película de actores. Con ella tuvimos esas preguntas que se hace un intérprete al leer un guion. Mi segundo proyecto lo estoy escribiendo también con un actor, Paul Vega (uno de los protagonistas de esta opera prima). Mi parece muy positiva esa unión, darle mucho espacio al actor, incorporando sus aportaciones ya desde la escritura del guion.


¿Qué dificultades le planteó pasar del corto al largo?

Todo se intensifica. No es que haya mayor complicación, sino que se hace más grande. El análisis y la entrega siguen siendo los mismos, el esfuerzo de producción... Sólo que un corto tiene un guion de 6 páginas y un largo más de 90. También el temor al error se intensifica.


Su película empieza su carrera en festivales, tras este premio en Cartagena, y lo hace con una cierta etiqueta de "comercial"...

Sí, sin duda lo es, pero también la siento como muy personal. Creo que he sido honesto como autor. Perú es un país muy jodido para hacer cine y se debe buscar el éxito comercial si se quiere hacer la segunda cinta. No hay apenas ayudas oficiales y es preciso buscar dinero de inversionistas. Desde que empezamos a escribir el guion nos planteamos esa necesidad, con la posibilidad de obtener intercambios y dinero en la presencia de marcas comerciales. En cierta forma planificamos la historia en función de los patrocinadores. En Lima algunos criticaron ese "product placement". Pero el problema es que lograr financiación en mi país puede prolongarse por 4 o 5 años, y yo tenía claro que no quería pasarme tanto tiempo de mi vida para hacer una película. Yo no soy de familia millonaria, así que la única alternativa era esa presencia de los capitales y las firmas privadas. Además, los fondos oficiales a los que puede recurrir un cineasta latinoamericano no iban a apoyar un proyecto que habla de amor y sexo.


¿Cómo ve el momento actual del cine en su país y en América Latina?

La producción en Perú es muy chiquita, pero pienso que se está rejuveneciendo y reinventando. El mismo Lombardi está haciendo películas más urbanas. Hay mucha onda por avanzar en una tendencia a la universalidad, que no es exclusiva de mi país. Por ejemplo la cinta chilena "En la cama"... puede funcionar igual de bien en su país que en Perú o España. Quizás hay una mayor preocupación en los creadores por lo que le pasa al individuo en cualquier parte que a una sociedad concreta. Eso es buenísimo. Estamos perdiéndole el miedo a hablar de ciertas cosas.


La distribución internacional de su película parece asegurada...

Sí, ya la tenemos firmada con Bolivia, Ecuador y Chile. Pendiente en Venezuela y Panamá, e imagino que también con Colombia después de este premio en Cartagena. En cuanto a festivales, nos han seleccionado para Chicago, Río y Nueva York. Espero que al menos todo eso me sirva para hacer turismo gratis. Es como un pago por un año de intenso trabajo y sin mucho beneficio. Por otro lado, me interesa mucho ver la reacción de públicos dispares. Sentir que una sala entera ríe y disfruta es mejor que cualquier premio. Para mí el cine está dirigido a una audiencia. No soy un cineasta obsesionado por sus fantasmas personales.


¿Cómo será su próximo film?

Otra historia de amor, pero un registro muy diferente. No una comedia, sino un drama, aunque con algunas situaciones divertidas. Con "Un día sin sexo" me quedé mirando como la pasión sobrecoge, pero pienso que desde la superficie, sin profundizar. Ahora quiero entrar más en las pasiones, con un amor imposible.

© J.A. / abc guionistas

26/03/2006 10:00:09

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.