26/07/2017


Noticias de guion

Hablamos con el cineasta dominicano Archie López, director de "Luis"


 

Si hay un director en República Dominicana que sea referente del estupendo momento cinematográfico que atraviesa este país, ese es Archie López, responsable de filmes taquilleros que han destrozado records, como la saga Lotoman. Pocos como él pueden afirmar haber superado en asistencia a "Avatar" y la más reciente "Rogue One". En los últimos años sus películas han quedado en el primer lugar de lo más visto en el año de su estreno. Archie López pareciera tener la fórmula del éxito para seducir al espectador dominicano con cada uno de sus propuestas.

"Luis" su primer drama, después de tantas comedias, fue la película elegida para inaugurar la décima edición del Festival de Cine Global Dominicano. Esta era la ocasión ideal para conversar con este director controvertido, admirado por unos, incomprendido por otros, pero de quien jamás se podrá decir que desconoce a su audiencia.

- ¿A qué cree se deba esta fiel preferencia del espectador local por su cine dominicano?
Creo que influye mucho el idioma, a los mayores no le gusta leer, al adulto tampoco. Entonces cuando hay una película en su propio idioma van a querer definitivamente ir a verla. También es importante el concepto de familia pues no solo es papá, mamá e hijos, en nuestro concepto de "películas familiares" se incluyen a los primos, los tíos, los abuelos y hasta los amigos, es decir van en grupos de 10 a más a ver las películas dominicanas. En el caso específicos de las comedias, están tienden a repetir la asistencia. Ósea si te gusta la película, después vas con tu mamá, la ves de nuevo, luego con un amigo y vas de nuevo… al final ves la película mínimo tres veces. En cambio, drama lo ves una vez y suficiente. O una película de suspenso. Eso también es considerado a la hora de producir las películas. Otro aspecto importante es el querer verse reflejado en la pantalla, el público se identifica con los personajes de nuestras películas. Eso los motiva aún más para ir a las salas a ver su cine. Además con esto del auge de las películas dominicanas, muchos compatriotas quieren ver su locación, su región, sus artistas favoritos. Todo esto en conjunto hace que estemos atravesando una etapa de oro de la asistencia del público dominicano a ver su cine nacional.

- Tuvo un éxito impresionante con "Lotoman" en 2011 y que posteriormente se ha replicado en sus siguientes películas, en ese sentido, ¿considera que el público sigue siendo el mismo o es que va cambiando y usted se adapta a las circunstancias?
El público es el mismo, antes había menos películas dominicanas, cuando hicimos "Lotoman" se estrenaban solo dos películas nacionales al año. Eso significaba, mayor público para cada película, ahora a raíz que hay más películas al año, el espectador se ha diversificado un poco, porque tiene más opciones. Para nosotros fue una sorpresa con "Tubérculo Gourmet" porque la media en ese momento era 200, 250 mil espectadores y así se le consideraba a una película como exitosa. Sin embargo, esa película convocó a 550 mil espectadores a la taquilla. Es un caso único realmente pues cada año, gracias a Dios, hacemos la película más exitosa del país.

- Si bien usted no escribe sus películas, salvo esta última "Luis". Imagino que tiene un control absoluto durante el proceso de escritura del guion de cada una de sus películas. En ese sentido ¿Qué tanto tiene en mente al público durante ese proceso?
Nosotros llevamos una estricta revisión del guion. Siempre el público es nuestro objetivo, a parte del hecho que ya tenemos experiencia, también hay "cosas científicas" que son el inicio de la película, como se va desarrollando, si son comedia tienen que pasar cosas importantes cada cierto momento para que la película no se "cansé". Si tú ves mis películas, nunca perderás la atención en ella pues siempre hay algo de interés, siempre tenemos un chiste. Nunca transcurre quince minutos sin que pase nada. Estos son detalles que los tenemos muy en cuenta, y son algunas de las técnicas que utilizo para mis guiones.

- ¿Qué reto le supuso que su nueva película "Luis" fuera un drama?
El guion era mío, fue un conjunto de vivencias mías, de mis padres, de mis hijos, etc… todo en un empaque de ficción. Y siempre en mis películas, aunque sea en comedia, trato de incluir un mensaje en el fondo y que la gente sabe agradecer. Yo pienso que el aprendizaje lo tuve en mi película "Cristiano de la Secreta", pues la gente se reía y sin embargo captaba conscientemente el mensaje. A partir de ahí implementé que todas de mis películas tuvieran un mensaje positivo. Tú ves las dos pelis de "Tubérculos", y ambas llevan un mensaje positivo. La gente viene al cine, la pasa bien, se ríe y después se va a casa con algo que sin duda les va a servir en el futuro. "Luis" tiene un mensaje muy poderoso dirigido a los padres y a los adolescentes, respecto a su relación en el momento en que los menores empiezan a ver el mundo desde su óptica, que no necesariamente es el mismo punto de vista de los padres. Nos referimos a los riesgos que toman los jóvenes porque sencillamente no actúan con responsabilidad, ni miden las consecuencias de sus propios actos. En mi opinión no supuso un reto el cambiar de género, yo no lo veo así, para mi cualquier historia que me apasiona, como "Luis" que es un drama y la verdad que me encantó. Si mañana hay un guion de terror que me guste, lo haremos. Lo importante es que la historia me capture, de eso depende todo.

- ¿Ha cambiado en algo su método de trabajo en su nueva película "Luis" con el objetivo de que esta pueda ser difundida internacionalmente?
Para mí fue crucial que el guion narrara una historia universal, es un tema que realmente les pasa a todos. Todo el mundo, fue padre o fue hijo en alguna instancia, una trama con la que cualquier persona se puede identificar. Precisamente eso fue lo que me gustó en la inauguración del Festival Cine Global Dominicano, ya que todo el auditorio reaccionó, me dijo "yo tengo que traer a mi hija a verla", muchos comentaban. Por eso creo que película simplemente conectó con el público; al ser casi un reflejo de la sociedad. Es un reflejo del estado de las cosas, porque a todo el mundo le ha sucedido.

- ¿Qué viene ahora con Archie López? ¿Más comedias irreverentes?
Tenemos tres proyectos para este año, estamos en elaboración de un guion que se llama "Hermanos", no es una comedia. todavía tengo la tarea de definirle cual será exactamente su género. Es como un good-feeling-movie con un intenso mensaje de fe. Tiene momentos en que la gente se va a reír… En resumidas cuentas, será una película familiar.

- ¿Qué les podría recomendar a los nuevos cineastas Archie López, un cineasta irreverente, creativo, que consigue los auspiciadores que puede y los incorpora a la historia sin ningún tipo de pudor solo guiado con el instinto de que funcione bien con el espectador?
Yo soy un convencido que todo el mundo tiene que hacer lo que le gusta. Tiene necesariamente que apasionarle el cine, y entender que más allá del arte y todo lo demás, si tú consigues los fondos con un inversionista, tienes que encontrar la manera para que sea beneficioso para ambos. Hay inversionistas que te apoyan porque quieren hacer un aporte social. Otros que necesitan que a través de la película suceda algo, otros tienen aspiraciones monetarias. Al final es un conjunto de distintas motivaciones que tienes que lograr para satisfacción de todas las partes involucradas en la producción de tu película. Reconozco que no es fácil pero es vital si pretendes ser un director y mantenerte en este trabajo.

José Romero Carrillo abcguionistas

12/03/2017 17:38:21

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.