24/09/2019


Noticias de guion

Hablamos con Santiago Caicedo, director de "Virus tropical"


 

El debutante cineasta caleño Santiago Caicedo, toma el comic autobiográfico de su paisana Powerpaola para narrar en un blanco y negro devoto del original gráfico la historia del proceso de maduración de una adolescente colombiana desplazada a Quito, en su primeros contactos con el mundo adulto. El estreno mundial de "Virus tropical" tuvo lugar en la Berlinale, para después proyectarse en el colombiano certamen de Cartagena de Indias. NOTICINE.com habló en exclusiva con Caicedo.

- En Berlín la película se proyectó en un apartado dedicado al público adolescente. ¿Cómo catalogaría usted su película? ¿Cuál cree que es su público?
En la Berlinale estuvimos en una sección para adolescentes, a mí me encanta que sea para adolescentes, sobre todo porque creo que entre líneas está ese mensaje de ser fiel a lo que uno piensa, ser uno mismo y luchar por sus convicciones en medio de cualquier situación. Sí verás más importante ese "coming of age" que es lo que les pasa a los chicos hoy en día en el colegio: enfrentarse a las drogas, al sexo, a las decisiones, a tantas cosas que hace torbellino de emociones que uno está sintiendo en esa etapa de su vida. Me encanta que se relacione a los adolescentes, para mí es el público más importante que tenemos, sin embargo la película tiene algo y es que es una película de época, habla de una persona que nació en los 70 y hay algo generacional para los que tenemos más o menos 40 años que ya somos un poco más grandes con respecto a lo que es la vida en los 80, en los 90. Hay algo ahí generacional también que le pega a la gente de nuestra generación, pero para mí los adolescentes son nuestro público.

- ¿Cómo resultó la acogida del público europeo?
Pues el festival de Berlín ha estado genial, sobre todo lo que pasó en el estreno para mí es una experiencia apabullante. Era realmente la primera vez que nos enfrentábamos a un público como este, después de mucho tiempo de habernos lanzado al vacío, caer, y siento que caímos medio parados, no caímos de cabeza, sino que caímos bien. Fue muy muy especial realmente, esto para nosotros es lo más importante, ver la reacción del público y tratar de entender qué fue lo que hicimos nosotros como un equipo de producción y yo como realizador. Tratar de asimilar las emociones de las personas para entender nuestra propia película y ver cómo esas cosas que nos imaginábamos que era la película son interpretadas de maneras diferentes por el público.

- ¿Y qué interpretaciones le llamaron la atención?
Primero todo el tema de las mujeres, nosotros sabíamos que era una película para mujeres, narrada desde el punto de vista de una mujer, con mujeres fuertes. Creo que ahora hay algo con ese tema del #MeToo y del feminismo que está super fuerte y nos han dicho que es una película feminista, que reivindica a la mujer, etc. Creo que sí lo tiene la película. La película nunca se concibió como una obra feminista en su totalidad, sabíamos que tenía esto, pero ha sido muy especial también, para mí como hombre, ayudar a reivindicar ese punto de vista femenino, es muy especial.

- ¿Cómo surgió en usted la idea de hacer precisamente este película y convertirla en su opera prima?
Yo soy muy amigo de Powerpaola. Desde hace mucho tiempo conozco la historia, desde sus primeros trazos, desde que empezó a publicarla en su blog como en el 2011, y por tanto fui testigo desde el comienzo de todo el proceso de producción de la novela gráfica. Somos buenos amigos, trabajamos después en un proyecto el cual yo dirigí con Adriana García que hizo la música para la película; Enrique Lozano que hizo la adaptación del guion para la película; Carolina Barrera que era la productora ejecutiva e hicimos un cortometraje que se llamaba "Uyuyui!" como en el 2013 y nos fluyó muy muy bien. Paola hizo toda la parte de dirección de arte y la ilustracion y terminamos el corto, que funcionó bien en festivales, etc... Fue como un proceso lógico, dijimos bueno este equipo está funcionando bien, aquí están pasando cosas interesantes, pues hagamos algo parecido, bueno no parecido, pongámonos en una situación parecida y produzcamos algo más largo. Convencimos a Paola y afortunadamente dijo que sí.

- Hacer una película de animación no suele resultar fácil ni barato. ¿Le costó mucho poner en marcha el proyecto?
Tuvimos una beca del Fondo de Desarrollo Cinematográfico Colombiano, lo que hicimos fue tener un equipo muy pequeño de animación y tratar de utilizar procesos muy básicos. Toda la película está dibujada a mano por Paola, la animación de los personajes es vectorial, es un tipo de animación que necesita muy pocos recursos a nivel de renders y procesos de máquinas. Y lo que te decía, nosotros nunca teníamos la intención de ir hacia delante, de hacer una animación tipo americana, Hollywood, sino todo lo contrario, algunos pasos para atrás y mantenernos lo más crudos posibles y lo más reales y fieles al dibujo.

abcguionistas

15/03/2018 01:03:14

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.