22/11/2019


Noticias de guion

Hablan Demián Rugna y Fabián Forte sobre el film argentino de terror "Malditos sean!"

Rugna y Forte
Rugna y Forte

Tras un extenso recorrido por festivales internacionales y ser premiada a mejor película, guion y fotografía, la película argentina "Malditos sean!" (2011), de Demián Rugna y Fabián Forte, ha arribado a la cartelera nacional. Se trata de un film de género que, a lo largo de tres historias de terror, sangre y humor bizarro, lo arriesga todo para entretener al público. A propósito de su estreno comercial, sus directores charlaron con nuestros compañeros de EscribiendoCine.

- La película "Malditos sean!" trata de tres historias diferentes -en cuanto a sus conflictos y los escenarios espaciotemporales donde se desarrollan- pero, a la vez, se ven articulados por un personaje siniestro que funciona como el germen transitivo entre ellas y aporta unidad a todo el film. En este sentido, ¿cómo se plantearon el proceso de escritura del guion?
Demián Rugna: El proceso de escritura es algo atípico ya que nunca existió un guion de 90 páginas de un largometraje. El proceso de producción de la película nos llevó a dividirla en tres cuentos separados. Solo sabíamos que algo debía unir estos cuentos, ya sea un elemento o un personaje, que luego fue el curandero. El primero que se escribió se grabó y luego se editó. Pasó un año se planteo un segundo guion como segunda historia y un año después se escribió la tercera historia que es la que une y contiene a la otras dos. Fuimos a contramano de lo que dice un manual de guionista, pero fue la manera que encontramos de escribirla. No solo ese proceso termina definiendo la película sino que además la escribimos en base a las locaciones que contábamos para grabar, lo cual seguía siendo complejo. Por todo esto la duración de la película es de 120 minutos. Ya que no quisimos traicionar a cada historia. Pero si hubiese sido concebida como un guion entero y, desde el inicio, no hubiese sido tan larga, posiblemente nunca la hubiésemos terminado de filmar, simplemente por lo audaz que es la película para ser independiente y autogestionada.

Fabián Forte: Concretamente nuestra idea inicial era hacer una película al estilo "Creepshow" (George Romero, 1982) o "Los ojos del gato" (Cat's Eye, Lewis Teague, 1985) que sea un largo de ficción compuesto por varias historias. Logramos esto pero creemos hoy día que mejoramos la idea inicial, pues aparte de ser tres historias (que en principio en nuestra idea inicial no iban a tener vinculación), el producto final se interpreta como una gran historia divida en épocas distintas y con un personaje protagonista, que relaciona a los personajes principales de las tres historias. Para que sepan, cada historia fue grabada en febrero de los años 2008, 2009 y 2010. O sea que fue un proceso largo, y pudimos pensar y replantearnos las historias no solo en base al eje estructural del guion sino también al bajo presupuesto con que contábamos.

- Ambos cuentan con una larga carrera en el cine ¿Cómo surgió la idea de hacer este film en conjunto?
D.R.: El proyecto nació hace cinco años, en momentos donde el cine de género local era completamente marginado. Lo que quisimos con Fabián fue hacer causa común, juntar fuerza y pasión para hacer una película que rompa con los moldes del cine argentino, de esas películas que son imposibles de producir con un productor vía INCAA y de las cuales deseábamos con pasión hacer. No somos una dupla de directores, sino que somos dos directores que se unieron para producir algo completamente genuino y con total libertad. Creo que nuestra unión mas allá de la amistad y gustos que nos unen, fue una unión de fuerzas para no bajar los brazos, para no frustrarnos en el camino.

F.F : Ambos trabajamos anteriormente en otras películas casualmente de género horror. Demián Rugna escribió "La muerte conoce tu nombre" (Death Knows Your Name, 2007), dirigida por Daniel de la Vega en donde yo trabajé como asistente de dirección. Allí nos conocimos. Luego compartimos el rodaje de "La última entrada" (Demián Rugna, The Last Gateway, 2007), donde también trabajé de asistente de dirección, oficio que desempeño con frecuencia. Cabe aclarar que ambas películas están habladas en inglés pues iban dirigidas al mercado americano. Con estas dos experiencias nos dimos cuenta que podíamos sobrellevar la realización de un proyecto de género juntos. Y así fue.

- ¿Uds. creyeron que "Malditos sean!" tendría la repercusión que tuvo en el circuito de festivales internacionales? ¿Cuál fue la reacción del público en el extranjero? ¿Creen que va a ser muy diferente al nacional a partir de este jueves?
D.R.: El público en el exterior ha recibido de maravillas a una película de terror de un país que no tiene tradición. Agradecen, creo yo, el humor en la película y que no traicionamos nuestras raíces e idiosincrasia local. Siempre nos tuvimos fe con los festivales pero luego de ver el recorrido puedo decirte que no imaginábamos tanto. Lo que suceda acá seguramente va a depender de la suerte. Tenemos cinco tanques de Hollywood el día del estreno. Pienso que el argentino que elija ver Malditos sean! va a descubrir algo realmente nuevo en el cine argentino. Ojalá valoren las ideas y la propuesta por sobre la lógica y fácil comparativa que se suele hacer con películas yanquis.

F.F.:No nos imaginamos una repercusión tan fuerte, aunque si estamos orgullosos del resultado de la película. Creemos en ella y creemos que hay sustos para todos los amantes del género. Pudimos acompañar a la película solo al Festival Internacional Fantaspoa en Brasil en 2011 y la reacción del público fue muy interesante. Incluso las preguntas del público tenían una orientación distinta, puntualmente basadas en nuestras costumbres. En los festivales nacionales, hablamos mucho de como fue realizada la película y los problemas económicos que tuvimos que enfrentar. Hablando de festivales nacionales, la reacción del público siempre es distinta, lugar a lugar. Sí sucede que hay puntos de humor y escenas Gore en donde la mayoría del público responde correctamente.

- "Malditos sean!" se enmarca en un género bien definido, el del terror, sumando a éste tonos de humor en los diálogos. ¿A qué tipo de subgénero inscribirían la película?
D.R.: ¡Gran pregunta! Creo que lo que tiene de bueno "Malditos sean!" es que recorre varios tópicos dentro del género. No se define con uno sino que coquetea con varios, desde el gore, el fantasma, el monstruo, el humor negro y hasta hay ideas de vampirismo dando vuelta. Creo que no me animo a definirlo en un subgénero y en especial eso me pone contento porque si cuesta definirla es porque es algo nuevo.

F.F.: Creemos que es una película de horror, con un fuerte contenido fantástico, y buenas dosis de humor.

- ¿Cuáles creen que son los elementos característicos de este género en puntual que les resultan atractivos y por lo cual realizan este tipo de películas?
D.R.: El género de terror tiene muchísimos estratos como elementos conjugando. Puntualmente me resulta atractiva la libertad que te da, poniendo a prueba a tu imaginación. No te limita, si bien está lleno de códigos, es el tipo de cine con el cual puedo hacer mejor catarsis de mis ideas.

F.F.: En mi opinión, creo que el cine de horror nos hace vivir experiencias intensas, como cuando vamos a un parque de diversiones. Nos conecta con un estado adrenalínico, altera nuestro cuerpo y nos hace vivir plenamente. Si esto te parece poco, creo que el cine de horror, el género fantástico o incluso la ciencia ficción nos conecta con el inconciente, con nuestros sueños, con nuestro miedo. Nos plantea metáforas y símbolos a descubrir, que hablan de nosotros mismos y del mundo que vivimos. Creo que es un cine que nos conecta con estados dormidos, y con nuestra manera de querer encontrar un respuesta al mas allá, a lo desconocido. ¿Sino por qué nos gusta tanto la magia? ¿O por qué nos quedamos desvelados escuchando una historia de terror contada por algún amigo?

- ¿Qué opinan sobre el estado actual del cine nacional de terror?
D.R.: Ha crecido y está creciendo. Todavía falta. Está claro que el público argentino se acerca en masa a ver este tipo de películas. No podemos dejarles la exclusividad de hacer este cine solamente a los yanquis. Hay que seguir haciendo y cada vez mejor para pensar en una industria propia de cine. Y para eso el cine debe ser de entretenimiento, con nuestro idioma y nuestra idiosincrasia, esa es la clave. Creo que este tipo de cine es el que tiene que devolver a las salas a nuestro propio público o al menos robarle gente a los productos de Hollywood que cada vez hay más películas pero menos propuestas.

F.F.: Creemos que va creciendo día a día, pero para que crezca necesitamos de un apoyo mayor al cine nacional. Apoyo de los medios para que la gente se entere que existen este tipo de películas. Por el lado del INCAA, ya hay un cambio de conciencia y apoyan este tipo de cine después de haberlo dejado olvidado durante 20 años. Ahora es momento de que nosotros los cineastas demostremos que se pueden hacer películas de buena factura técnica y con temas nuestros. Es cuestión de tiempo y que el motor no pare. Hay muchos grandes cineastas especialista en este género en nuestro país. Y si buscan un poco, verán muy buenas películas.

- ¿Qué directores o películas resultaron para Uds. inspiradores al momento de plantear la estética de la película?
D.R.: En lo personal Clive Barker y Guillermo del Toro son mis referentes máximos para esta película. Y seguramente películas como "Creepshow" o "Tales From The Crypt" fueron inspiradoras en el planteo del proyecto a la hora de decidirnos a hacer una película episódica.

F.F.: El cine de terror del 80 como John Carpenter, Clive Barker y George Romero. Efectos especiales físicos y dejar en menor dosis los FX digitales.

ESCRIBIENDOCINE / Noticine

03/01/2013 20:59:39

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.