18/07/2019


Noticias de guion

Jano Mendoza, ganador del Premio Julio Alejandro de la SGAE: "Lo más difícil de un guion es encontrar el punto de vista"

Mendoza
Mendoza

Jano Mendoza (México, 1979), escritor, guionista y profesor del Centro de Capacitación Cinematográfica, ganó esta misma semana uno de los premios mejor dotados del guion iberoamericano, el Julio Alejandro de la Sociedad de Autores española (SGAE), valorado en 40 000 euros (más de 55 dólares). Hablamos en exclusiva con él al poco de recoger su recompensa...

- Hábleme por favor de su guion...
La película se llama "Cuando los caballos aprendieron a llorar", y narra la vida de un hombre mayor, que ha llevado una paternidad mala con sus hijos, pero debe ir a buscarlos en un interés egoista para recopilar sus firmas y así poder vender la tierra familiar que tienen en comunidad. En ese trayecto descubre que esas personas con las que él no se sentía unido en realidad, sí están muy unidos a él, y asi se transforma, descubre a sus hijos, se redescubre a sí mismo y se autoanaliza.

- ¿Qué le resultó más difícil al redactar esta historia?
Lo más difícil, según mi experiencia, es siempre decidir el punto de vista: Quién y desde quién se va a narrar la historia. Creo que eso es gran parte del problema de la narrativa guionística, que no se estudia mucho desde dónde se va a contar la historia. Una vez claro esto lo demás fluye con más facilidad. En el caso de esta película el narrador es el padre, que se llama Anónimo, y todo está contado desde su punto de vista. Una vez que te sumerges en él no sales de él, y le descubres a partir de lo que los demás dicen de él y sus acciones, como todo protagonista. Creo que es fundamental en un buen guion no traicionar el punto de vista.

- ¿Este dinero considera que ayudará a convertir su guion en película?
El dinero puede ayudar a hacer la película porque es un pago en cierta forma. Cuando llegue una productora, el premio Julio Alejandro representa como el pago por mi trabajo. No tengo claro legalmente como es el asunto. Creo que si lo voy acobrar yo directamente, pero entiendo que cuando aparezca un productor ya no tendrá que pagarme, o en todo caso una cantidad simbólica, porque el galardón es como mi paga. Claro que servirá porque como el jurado era tan amplio y prestigioso, con buenos guionistas participantes ayudad mucho como carta de presentación. Le da como un sello de calidad digamos al guion.

- ¿Cuando estuvo ante su computadora escribiendo este guion pensó en actores determinados para interpretarlo?
No. Esta historia la escribí sin pensar en ningún actor. Para mí los personajes eran como fantasmas, si bien muy claros, pero no les puse cara de actores. Siempre pienso con esa libertad... Tal vez consideré -eso sí- a alguna actriz para ciertos personajes coprotagonistas. Como Giovanna Zacarías, ella se me antojaba... Pero bueno, uno fantasea siempre como guionista, aunque no soy escritor que le pone cara a sus personajes.

- ¿Nunca se ha planteado realizar usted mismo éste u otro de sus guiones?
No, no me interesa dirigir. Soy alguien que proviene del terreno de las Letras. Estudié Letras clásicas, y lo mio es escribir. No tengo interés en realizar. Es un terreno que no conozco, no domino, y mi actitud hacia el guion es totalmente respetuosa con los directores, me fascina su trabajo, que es muy creativo. Considero que una película nace en el guion, muere después, luego vuelve a nacerMend con el director y vuelve a morir, y finalmente renace con el montador. Creo en la especialización del trabajo, y me gusta pensar el cine como una colaboración en la que se van sumando esfuerzos. Además no me creo capaz de dirigir esta película que es demasiado visual, tiene demasiadas fotografías especializadas, y la imagen no es lo mío...

- ¿Pero no teme que en algún momento alguno de sus textos en manos de algún productor o realizador pierda parte de sus esencias y sea traicionado? ¿Eso no le haría plantearse agarrar usted mismo la cámara?
- Esa posibilidad siempre te va atentar, pero mi camino es el de la escritura y voy a tratar de seguir ahí. El camino de la realización tiene muchas aristas, es muy pesado y tiene muchos retos. Un guion cuando está bien contado y se tiene un buen productor y director es difícil que se traicione en su esencia. Esta historia mía resulta en realidad muy simple, requiere de un director con mucha sensibilidad, y si se tiene se puede rodar sin mucho apuro.

- ¿Cuál cree que es la situación actual del guion en el marco del cine mexicano?
Bueno, hay una gran cantidad de guiones de mucha calidad en México. Es un país con una tradición literaria y guionística, y se están haciendo muchos guiones de diversos géneros. Pienso también que hay bastante apoyo para los que los escriben. Es decir que el estado del guion en el país está saludable. Podría estar mejor, pero al menos la situación es saludable. Mi guionista favorito en este momento es Xabier Robles, pero hay muchísimos otros que también me gustan.

© J.A.-abc guionistas

01/04/2011 02:10:45

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.