17/11/2019


Noticias de guion

Santiago Fernández Calvete: "'Testigo íntimo’ tiene todo para que le espectador quede atornillado en la butaca”


 

Ya está en las salas argentinas "Testigo íntimo" (2015), un notable trabajo de género que pone en escena “la violación o exposición compulsiva de la intimidad y los daños que eso produce”, según comenta su director Santiago Fernández Calvete en diálogo con nuestros compañeros de EscribiendoCine. Este lanzamiento coincide con su participación en Festival Buenos Aires Rojo Sangre (BARS).

- ¿De dónde surge la idea del control que se plantea al comienzo?
El tema de la película, más que el control, es la violación o exposición compulsiva de la intimidad y los daños que eso produce. No estamos controlados, podemos hacer lo que queremos, pero van a saber que lo hacemos. En este mundo 2.0 hemos perdido noción de cuánto vale nuestra intimidad y la de los otros, un secreto, un recuerdo. Parece que lo que no se expone, no existe. Se piensa más en el afuera y las relaciones nacen o se vuelven superficiales, publicitarias, se banalizan; y las personas se vuelven muchas veces descartables por eso. Conozco una persona que terminó una relación con un mensaje de Whats'app.

- ¿Ése fue el disparador de la película o tenía la trama del crimen desde antes?
El disparador fue una charla con una amigo que es abogado y defensor público. A él le planteé qué pasaría o qué debería hacer si se le muere alguien en su departamento y pudiera ser sospechoso. O si matara a alguien por accidente. No te imaginás la cara que puso, creo que de casualidad no fue al baño a correr la cortina.

- ¿Creé que es algo que puede llegar a pasar?
Absolutamente. Hay algunas partes de la trama que han sucedido y que he leído en los diarios o visto en la TV. Recuerdo que una vez alguien leyó el guion y me preguntó si era creíble que los personajes hicieran todo eso. Días después pasó un caso que fue muy mediático, de una pareja que apareció filmada por una cámara de seguridad de una estación de servicio llevando un cochecito de bebé. Y vuelvo a hablar con esta persona y me dice, lo tuyo es un cuento de Disney.

- Es una película de actores, ¿cómo elegió al elenco?
Llegaron de diferente forma. Evangelina Cueto ya había trabajado en mi primera película ("La segunda muerte", 2014); Leonardo Saggese llegó por recomendación de mi asistente. Sé que es imposible de comprobar lo que voy a decir, pero Leo hizo el casting más rápido de la historia del cine. Entre que prendí la cámara, actuó un texto y dije “es él” creo que pasaron 5 segundos. A Guadalupe Docampo la conocía desde hacía años, siempre quisimos hacer algo juntos y se dio en esta oportunidad. Felipe Colombo fue propuesta de la productora. Nos reunimos, me hizo una devolución perfecta del guion y enseguida nos entendimos. Tenemos además un humor muy parecido y eso es química instantánea entre dos personas. Yo necesitaba saber si había ese tipo de conexión porque era un papel muy difícil de hacer. Y si él fallaba, fallaba la película. No solo no falló sino que regaló increíbles momentos.

- ¿Cuándo surge la idea de incorporar a Graciela Alfano?
Fue el último personaje a incorporar. Era un papel masculino en el guion, pero no estábamos convencidos. Y nuevamente los productores, (Juan Pablo Gugliotta y Nathalia Videla Peña) me sugirieron que fuera ella. Sabían que quería hacer cine y fuimos a conocerla. Me sorprendió muchísimo, había visto "La segunda muerte", me hizo un análisis muy acertado sobre el guion que teníamos entre manos. Fue una gran sorpresa. Se jugaba una carta importante al elegir mi película para volver al cine y la vi muy comprometida. Y me gusta trabajar con gente así, que ama lo que hace y se compromete.

- Es muy difícil hacer cine de género y "Testigo íntimo" tiene un nivel técnico impecable, ¿piensa que debería apoyarse más este cine?
Qué bueno que lo mencionás, para mí es fundamental ese nivel de imagen y sonido. Por eso me apoyé en dos grandes profesionales que habían trabajado conmigo antes: Darío Sabina (Fotografía) y Sergio Korin (Sonido y Música). El cine de género está, en realidad, bastante apoyado. De hecho la película recibió un premio WIP de post de sonido en Blood Window 2014 organizado por el INCAA en el marco de Ventana Sur. Es que el INCAA se ha dado cuenta de que la industria del cine de género es redituable y la apoya de manera específica. De hecho, organiza en el Marché du Film de Cannes una muestra para ayudar a promocionar este tipo de cine. Testigo íntimo abrió la muestra este año presentada por José Luis Rebordinos, nada menos que el director del Festival de San Sebastián. Por otro lado, es cierto que muchas veces, películas de terror, ciencia ficción, fantasía y demás sí pueden requerir presupuestos más altos, porque la competencia, si no, es muy desigual. Cuando hacés una película intimista, que acá hay muy buenas, no compiten tan ferozmente contra una extranjera como podría hacerlo una de terror local contra una similar de Estado Unidos. Porque en la película intimista vos necesitás principalmente un buen guion y buenos actores (que los hay a montones acá). Pero en una película de género, además del buen guion y de los buenos actores, necesitas un montón de dinero para efectos, gripería, postproducciones de sonido e imagen importantes, y se necesita tiempo. Vos me hablabas de la calidad técnica, y yo para poder tenerla, resigno planos, retomas, u otras cosas. Y si uno no tiene un buen nivel técnico y no tiene un buen presupuesto para la “fantasía FX” -por decirle de alguna manera-, está en desventaja. Me ha pasado de ir a festivales con mi primera película y sentirme un club de barrio compitiendo contra el Barcelona. Por eso, de alguna manera, Testigo íntimo es un thriller convencional, porque este género no tiene grandes gastos en esos rubros que te mencionaba –aunque tiene- y me puedo asegurar hacer una película de gran factura técnica.

- La película tiene todo para funcionar bien en taquilla, ¿con qué expectativas cuenta?
Sigo muchísimo todo lo que tiene que ver con la taquilla y el rendimiento de las películas argentinas. Soy un convencido de que si a una película argentina le va bien, es una victoria de toda la industria. Así es que me pone contento ver que una película rinde, y me pone triste ver que otra no. Sea cual sea, sea de quien sea. Pero también sé que el mercado es una arena difícil y con unas reglas que a veces no comprendo del todo. Escribí y dirigí pensando en que sea una película para un público muy amplio, pero mi trabajo llega hasta entregar la mejor película que pude hacer con esas intenciones y con determinadas circunstancias. No podría calcular cuánta gente irá a ver mi película, pero lo que sí sé -y es lo que vino pasando en cada festival e incluso en el Marché de Cannes- es que quien entra a ver "Testigo íntimo" se queda atornillado en la butaca hasta el final.

ESCRIBIENDOCINE / Noticine

25/11/2015 09:46:06

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.