20/09/2017


Noticias de guion

Guionistas y directores argentinos se oponen a imponer la bandera en las películas

Diego Lerman
Diego Lerman

"Solicitamos una intervención urgente de la Secretaría de Cultura de la Nación, el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales y las comisiones de cultura de las cámaras legislativas, a fin de preservar la libertad de expresión y la plena vigencia de los derechos autorales", así finaliza el comunicado enviado por la DAC (Directores Argentinos Cinematográficos), entidad que en nombre de 144 realizadores argentinos, asume con firmeza su oposición contra la modificación de una ley, que exigiría que toda película argentina deba incluir un plano de al menos ocho segundos de la bandera nacional.

La senadora justicialista Silvia E. Giusti presentó un proyecto ante el senado y cámara de diputados, que pretende modificar el Artículo 8 de la Ley 17.741, el cual se refiere a las características que debe presentar una cinta para que se le otorgue el carácter de nacional. Actualmente el mismo indica que son películas nacionales las producidas por personas físicas con domicilio legal en la República o de existencia ideal argentinas, que reúnen las siguientes condiciones: ser habladas en idioma castellano, ser realizadas por equipos artísticos y técnicos integrados por personas de nacionalidad argentina o extranjeros domiciliados en el país, haberse rodado y procesado en el país, paso de 35 milímetros o mayores y no contener publicidad comercial.

La idea de Giusti es que a esos cinco puntos se le agregue una sexta condición, que hace obligatoria la aparición de la Bandera Nacional Argentina como mínimo durante 8 segundos, que podrá ser fraccionada en distintas secuencias a lo largo del film. El objetivo de esta propuesta es "acercar a la gente a los símbolos patrios con la doble finalidad de reforzar la noción de identidad argentina y de darle a la misma una especie de sello de calidad", expresa la senadora en los fundamentos para la modificación, agregando que "el espectador argentino nota en la película un símbolo que le pertenece y se siente parte importante de la construcción de la cinta cinematográfica; mientras que el espectador extranjero advierte también una especie de sello propio e inconfundible que tendrá en cuenta al elegir su próxima película".

Esta iniciativa, tan a tono con el nacionalismo que se impone en estos tiempos en el país, provocó la inmediata respuesta de los diferentes sectores de la industria. La DAC indicó que tal imposición significa "coartar la libertad creadora de los autores cinematográficos", añadiendo que si lo que se desea es "reforzar la identidad nacional", como asegura Giusti, la mejor manera de hacerlo es implementar de forma adecuada "la cuota de pantalla en cine y televisión, un plan para incorporar al cine nacional en los planes de estudios de las escuelas y colegios, la promoción de nuevas formas de promoción, distribución y exhibición de materiales audiovisuales", entre otras cosas, en lugar de enseñar una insignia nacional.

El Proyecto Cine Independiente (PCI), que nuclea a guionistas realizadores independientes como Rodrigo Moreno, Edgardo Cozarinsky, Jorge Gaggero, Diego Lerman y María Victoria Menis, coincide con el DAC y señala que "pensar que una película será reconocida como argentina por el mero hecho de exhibir o enarbolar su bandera es, en primer lugar, desmerecer todo rasgo que diferencia a nuestra cultura de las demás y que naturalmente es reflejado en nuestro cine".

© abc guionistas

01/06/2006 11:06:28

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.