19/09/2017


Noticias de guion

El guionista y director Jorge Algora presenta en Pinamar "El niño de barro"

El niño de barro
El niño de barro

Una de las coproducciones más ambiciosas entre la Argentina y España que se verán el próximo año es sin duda "El niño de barro", un film de época ambientado en la Argentina de principios del siglo XX, cuya historia encuentra su origen en un asesino conocido como "El petiso orejudo", quien goza del funesto título de ser el primer niño en cometer crímenes en serie. Maribel Verdú y Daniel Freire son los protagonistas de esta cinta, que dirigió el español Jorge Algora, autor además del guion.

Las primeras imágenes de El niño de barro dan cuenta de un film inclinado a lo que se entiende como un thriller psicológico, que ostenta una cuidada reconstrucción de época. La historia se desarrolla en el Buenos Aires de 1912, allí tienen lugar una serie de brutales asesinatos de niños, que estremece a la ciudad. Mateo, un niño de 10 años, tiene visiones. En su mente puede ver esos sucesos, lo cual provocará que la gente comience a sospechar que él es el culpable de tales hechos, por lo cual deberá enfrentarse a sus temores y conducir a la policía a la verdadera mente criminal tras esas muertes.

La inspiración son los crímenes de Cayetano Santos Godino, "El petiso orejudo", pero sin embargo hacemos una pirueta en el aire, de tal forma que nuestro protagonista no es el criminal en serie, sino una de sus víctimas, explicó Algora en Pinamar, quien ofreció más detalles sobre el tratamiento de este tema tan complejo: La película tiene un fondo duro, el espectador se va a inquietar. Es un ejercicio de violencia en off, no vamos a ver nada desagradable, pero sí lo vamos a sentir. Y hay un tema que está ahí en la puerta, que es la violencia sobre los niños. Se está trabajando mucho sobre la violencia contra las mujeres, muchas películas han abordado este tema. La violencia sobre los niños es algo que tenemos que empezar a atacar. Creo que la época le da el matiz suficiente para distanciarnos y que no sea tan duro para el espectador.

Muchos de los intérpretes del film son niños que deben sufrir traumáticas y violentas situaciones, por lo cual se debió extremar el cuidado en el trabajo con ellos. Se contrató a un equipo de psicólogos para hacerles entrar en determinadas situaciones a través del juego. No fue violento porque todo estaba previamente trabajado con ellos. Ahora me encontré con uno de los niños, y me dio un abrazo impresionante; recuerda la película, pero desde un lado lúdico, no me hablaba de muerte ni nada. Los niños lo trabajan todo desde otro lado, mucho más motivados a jugar que a sentir presión, y si el entorno no les genera esa presión realmente no les afecta.

Con Juan Ciancio, quien dio vida a Mateo y por ende tiene situaciones muchos más comprometidas, debiendo desarrollar una serie de emociones de alta complejidad, el seguimiento fue mucho más cercano e incluso continuó tras el rodaje. A Juan Ciancio se le siguió haciendo una revisión para ver cuál era el impacto que la película había dejado en él, y la psicóloga ha dicho que la experiencia fue muy positiva para él.

El niño de barro es una coproducción entre las españolas Adivina Producciones, Castelao Producciones e Iroko Films y la argentina Pol-Ka, que se ha rodado íntegramente en la Argentina, en localizaciones de San Antonio de Areco y Buenos Aires. Contando con el apoyo del INCAA, Ibermedia, ICAA y la Xunta de Galicia, su presupuesto alcanzó casi los 2,9 millones de euros. De acuerdo a las previsiones de sus productores, el estreno comercial sería en marzo de 2007 en la Argentina y unos dos meses después en España.

Como grande e intensa describió Algora a esta película, que considera que su trama concluye en una sensación de satisfacción y de reflexión.

© C.G.-abc guionistas

18/12/2006 11:13:11

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.