14/12/2019


Noticias de guion

Rubem Fonseca: "El guionista es como un dios"

Fonseca
Fonseca

El escritor y guionista brasileño Rubem Fonseca, que participa estos días en el mexicano Festival de Gualajara, cree que el cine es lo más cercano a la obra de arte completa. Se sumó a la idea que han expresado en el mismo evento Nelson Pereira do Santos, Vicente Leñero y Guillermo Arriaga: "El guionista es muy importante en una película, es como un dios", dijo en declaraciones recogidas por el diario El Informador, y pidió disculpas a directores, fotógrafos y productores que se niegan a darle el reconocimiento al papel que juegan en un proyecto.

El autor de los libros "El cobrador", recién adaptado por el mexicano Paul Leduc, habló frente a unos de 300 estudiantes en el marco del "Encuentro con los creadores" del Festival de cine y basó su charla en la idea de que es mentira que la novela esté muerta, por el contrario, "da pie a todo", al cine primordialmente, aunque reconoció que la adaptación de los libros de grandes escritores son difíciles de llevar a la pantalla y la mayoría lo hacen de forma pésima, pero pidió a los jóvenes no tener temor de intentarlo, además negó que para escribir se necesite inspiración.

"Se necesita imaginación, motivación y ganas. No existe la inspiración, pero sí la transpiración (producto del trabajo). No necesitas inspiración para hacer una silla, debes estar motivado, tener deseo de hacer las cosas", afirmó el brasileño, que también es parte del jurado de la sección oficial para largometrajes de ficción mexicanos.

Fonseca se negó a estar en el escenario dispuesto para su disertación, tomó asiento en la orilla de la tarima y se puso de pie para escuchar de cerca a quienes le expresaban sus dudas. Se describió como un niño prodigio que se acercó primero al cine antes que a los llibros gracias a su nana, como lector se inició solo y al leer siempre se sintió emocionado al leer "porque me sentía en Francia o en los calabozos" de las historias que leyó, primordialmente góticas y oscuras.

Padre del realizador José Henrique Fonseca, el autor insistió que el autor es como un dios "que hace lo que quiere con sus personajes, ellos no deciden qué hacer, uno dice si los mata o cortar su cabeza" y a una pregunta expresa de un estudiante aceptó que hay escritores que consumen sustancias para realizar su trabajo. "Hay alcohólicos, algunos que se drogan y locos. Yo estoy loco".

Varios de los libros de Rubem Fonseca han sido llevados al cine, de ellos "Estela" y "Pasado en negro", son las obras que más le gustan y relató que algunos de sus libros han sido prohibidos por su contenido violento o político, como respuesta a la presión, ha insistido en crear obras aúún más violentas y críticas.

"El libro Fin de año nuevo fue prohibido, fui procesado, decían que hacía la apología del crimen. Muchos pensaban que me sentiría acobardado por la censura, entonces escribí algo más violento, El cobrador, ¡más violenta, sórdida! ¿Por qué? Porque además de imaginación y motivación el escritor tiene algo muy importante: coraje, porque si no lo tienes no puedes ser escritor ni guionista, entonces podrías ser otra cosa... rico, hijo de familia" y la frase provocó las risas y aplausos de los asistentes, con quienes se tomó fotografías y firmó libros tras casi dos horas de intensa conversación.

© abc guionistas

29/03/2007 17:07:45

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.