22/07/2019


Noticias de guion

Cristina Andreu traza un personal puzzle de Isabel Coixet en el libro ‘Una mujer bajo la influencia’

Andreu
Andreu

Cristina Andreu presentó este semana "Una mujer bajo la influencia", el libro que ha escrito sobre la guionista y directora española Isabel Coixet. Publicado por Ediciones Autor, la obra pertenece a la colección Mujeres Creadoras. La también guionista y cineasta Andreu propone un viaje literario a través de una fórmula poco convencional para explicar la vida profesional de Coixet. El patrón que ha elegido es arriesgado porque el libro no guarda un orden cronológico sino que se basa en sensaciones, sentimientos, emociones, afinidades...

Este enfoque atípico confiere al libro un carácter extraordinario. Algo así como un aparente caos que Andreu controla en todo momento, no en vano, maneja una gran cantidad de información y conoce a la perfección todo lo que rodea a esta excelente directora.

En la práctica esto se traduce en capítulos conceptuales que dan rienda suelta a aquellos temas que pasan por la mente de Coixet y que expone en sus largometrajes: Los abrazos, “en las películas de Isabel hay muchas clases. El más evidente es el que pide directamente Frank (Seymour Cassel), en Cosas que nunca te dije”, afirma Andreu; la amistad, “su primera intención de hacer cine era encontrarse con su propia tribu”, aclara la escritora; o las dudas, “cada vez que hago una película estoy convencida, primero, de que no se estrenará”, recalca Coixet en Una mujer bajo la influencia.

Cristina Andreu, igualmente, incluye en el libro una serie de personajes que cobran peso en la visión que tiene Isabel sobre el mundo audiovisual: Agnés Varda, Alfred Molina, Amanda Plummer, Tim Robbins... De todos ellos se habla en el libro con la admiración que Coixet les confiere.

No en vano, tal y como expone Cristina Andreu, “Isabel es una mujer bajo muchas influencias, pero bajo unas influencias exquisitamente escogidas”. De ahí el título del libro, de ahí que se dedique un capítulo a Cassavetes. Coixet alaba la forma de rodar del director norteamericano, icono del cine ‘indie’: “Isabel descubrió tarde a Cassavetes. Lo que le admiró de su cine es cómo allí todo sucede como si estuviera ocurriendo mientras lo estamos viendo, como si no hubiera nada preparado: da la sensación de que el director hubiera creado un espacio para los actores y de que los hubiese dejado libres para moverse a su antojo”, describe Andreu.

Quizás por eso la escritora haya elegido este modelo, supuestamente desordenado, que resulta ser un guiño a ese mundo que envuelve a Isabel Coixet donde las cosas no están por estar sino que todo tiene su explicación, al igual que en Una mujer bajo la influencia.

Cristina Andreu (Casablanca, Marruecos, 1960), madrileña de adopción, tiene una amplia carrera en el campo audiovisual. En 1982 comenzó escribiendo guiones y dirigiendo cortometrajes, y como script y ayudante de dirección de largometrajes. Poco después daría el salto al ‘largo’ para dirigir uno de los episodios de Delirios de amor, protagonizado por el fallecido Fernando Fernán-Gómez.

En 1988 fue nominada a los Premios Goya en la categoría de Mejor Dirección Novel, por Brumal. En televisión ha participado en Vértigo de Televisión Española, y en otros programas como Cada mañana y Pecados capitales, entre otros, de Localia. Además ha realizado documentales y actualmente es la directora del Festival de Cortometrajes de Madrid, entre otros hitos.

© abc guionistas

14/05/2008 19:34:39

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.