13/11/2018


Noticias de guion

El guionista de la teleserie argentina "Vidas Robadas" confirma su vigencia


"Vidas robadas"

Marcelo Camaño, guionista de la teleserie argentina (Canal 9 Televida, de lunes a jueves a las 22.30), no imaginó que el tema de la explotación sexual o trata de blancas adquiriera tanta importancia en su trama, hasta que su investigación le demostró que el fenómeno -desconocido para una mayoría- tenía la carga para ser una historia en sí misma. A pesar de la repercusión que ha tenido en los televidentes esta novela, los índices de audiencia no han sido los deseados y Camaño ha tenido que salir desde el diario Los Andes a desmentir su retirada de antena.

"La respuesta que llevamos teniendo en el boca a boca es muy importante. Pero lo más sorprendente de todo es la cantidad de gente que dice que desconocía este tema.

"No es una porción mayoritaria de gente la que desea engancharse con algo así. Sobre todo compitiendo con el show más importante de este país, que tiene que ver con la alegría, con el chisme, con otro tipo de cosas más simpáticas. Somos conscientes de que no estamos tocando un tema que va a hacer 40 puntos de rating", comentó en relación a los rumores de que iban a sacarla del aire.

Al mejor estilo de las novelas brasileñas, que buscan colocar temas en la opinión popular con fines educativos, esta ficción ha sido la mejor manera de dar a conocer a la sociedad cómo funciona el negocio de la explotación sexual, que recauda 32 mil millones de dólares anuales y tiene cautivas a cerca de 4 millones de personas.

En la búsqueda de algún otro argumento que tuviera una raíz social (similar a lo que fue primero "Resistiré" y luego "Montecristo", de las cuales Camaño también fue el guionista) llegaron a contactarse con Susana Trimarco, la mamá de Marita Verón, una joven de 23 años que desapareció hace seis años de Tucumán.

La historia que cuenta "Vidas Robadas" es la historia de Marita. "Susana fue la primera fuente que tocamos y nos quedamos con eso, con todo lo que ha hecho en su lucha por la desaparición de Marita. Antes que una historia de amor, teníamos una historia de identidad y de búsqueda, que era la que se iba a ganar la novela", continuó.

Marita fue secuestrada el 3 de abril de 2002. Salió de su casa para ir a una consulta ginecológica y le habían pedido que llevara el documento. En su momento le pareció extraño, pero igual lo llevó. Desde ese momento su madre no ha vuelto a verla. El único recuerdo de su hija es su nieta, que en ese momento tenía dos años.

Desde ese entonces, Susana ha llevado adelante una lucha incansable que la condujo incluso a arriesgar su propia vida haciéndose pasar por prostituta en las calles y en las whiskerías donde suponía que estaba su hija.

"Lo que pasa con esta chica no pasa en sociedades alejadas de los centros más urbanos, pasa en pleno centro de todas las ciudades más importantes de este país", advirtió Camaño.

El dramatismo que encierran las historias de mujeres víctimas de trata que han recopilado en la investigación es tal, que se ha decido no llevar a la ficción algunos casos. "Hemos decidido no ahondar en las cosas más graves. Que de un grupo de esclavas una logre escaparse, la vuelvan a agarrar, la asesinen y dejen el cuerpo tirado en el cuarto donde duermen sus compañeras durante cuatro días, es una escena que ni el guionista más imaginativo podría armar. Y esto fue moneda corriente entre algunas de las chicas que estuvieron en cautiverio con Marita Verón. Son anécdotas escalofriantes", apuntó el guionista.

© abc guionistas

17/05/2008 09:59:48

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.