24/06/2019


Noticias de guion

Almodóvar narra sus sensaciones al comenzar "la mayor aventura cinematográfica en la que me he embarcado"

Almodóvar y Prieto
Almodóvar y Prieto

A pesar de que la pasada semana arrancó oficialmente la filmación de su guion "Los abrazos rotos", la película número 17 en la filmografía de Pedro Almodóvar, el cineasta manchego no deja de alimentar su blog (www.pedroalmodovar.es) con sus sensaciones y vivencias, su necesidad de soledad y concentración, sus lecturas, visiones, miedos y esperanzas.

"Reconozco que a diferencia de mis actores yo no estoy nervioso, esto no significa confianza en mí mismo ni en que todo va a salir bien, al contrario, “Los abrazos rotos” es la mayor aventura cinematográfica en la que me he embarcado, y habrá que resolver más problemas que en las películas anteriores. Pero tal vez sea por la atmósfera hipnótica de la isla (Lanzarote) que en estos días me encuentro mucho más sereno que durante todo el último mes en Madrid", afirma el más conocido de los realizadores españoles.

Así narra el primer día de rodaje, el pasado 26 de mayo, en la anotación publicada este jueves en su blog: "Empezamos a preparar el primer plano a las doce de la mañana. Es lunes 26 de mayo, un lunes cualquiera para el resto de la humanidad, pero para mí es un lunes histórico, empiezo a rodar mi película nº 17. Normalmente no soy consciente de los momentos más importantes de mi vida (no creo que nadie lo sea) en el instante en que ocurren. Pero hoy sí estoy siendo consciente, oigo incluso cómo la máquina de mi memoria lo está registrando, como si fuera un acúfeno".

Almodóvar cuenta que pensando previamente en el momento de clavar la cámara recordó, por la proximidad del film de Clint Eastwood "Banderas de nuestros padres", en la imagen del grupo de soldados alzando la bandera norteamericana en Iwo Jima, y destaca que su director de fotografía, el mexicano Rodrigo Prieto, tuvo un pensamiento similar: "Nosotros no hemos tenido que matar a miles de japoneses para llegar hasta aquí, pero pinchar una cámara en el lunático paisaje de La Geria, para fotografiar sus oscuros viñedos, rodeados de círculos de piedra, tiene un aroma indudablemente épico. Mientras buscábamos el cuadro más apropiado, le dije a mi ayudante que nos hiciera una foto para recordar este momento. El director de fotografía Rodrigo Prieto bromeó diciendo que sólo nos faltaba una bandera. Él también estaba pensando en la foto de Rosenthal, y me divirtió la coincidencia. Creo que es un buen augurio que tu director de fotografía te adivine el pensamiento".

Y finaliza su anotación Pedro Almodóvar confesando su estado mental: "Cuando me encuentro, como ahora, inmerso en el rodaje de una película desaparece el mundo, todo el mundo. Mi aislamiento es total, la concentración en la película impide que cualquier otro elemento conecte con mis neuronas. Leo poco el periódico, no veo televisión, ni siquiera las noticias. En este túnel, de apariencia infinita, sólo puedo prestar atención a una cosa, que a la vez son mil cosas, es decir, sólo me entero de lo relacionado con el rodaje. Habitando dentro de esta férrea impermeabilidad, sólo hay un elemento que me relaciona con mi vida anterior: la lectura de novelas. Es una costumbre que con los años se ha convertido en adicción, necesito diariamente mis dosis de ficción literaria, aunque no disponga de tiempo. En el peor de los casos leo al final de la jornada, antes de dormir. Y en el peor de los días, al menos durante media hora. No importa que viva abducido durante meses por una ficción, mi película. Necesito estar en contacto con otra ficción que venga de fuera, que no me pertenezca. Sólo ese tipo de ficción me oxigena".

© abc guionistas

05/06/2008 21:22:41

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.