27/06/2017


Noticias de guion

Adolfo Aristarain cree que el cine "es el arte más personal que existe"


 

Con la entrevista pública al destacado director Adolfo Aristarain comenzó este jueves la segunda edición de las jornadas de reflexión La Imagen Argentina, que se desarrollan también este viernes en la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (ENERC), ubicada en Moreno 1199, CABA, con entrada libre y gratuita.

La jornada inaugural fue presentada por el presidente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales, Alejandro Cacetta y el rector de la ENERC, Pablo Rovito. Cacetta destacó las jornadas de reflexión porque "son necesarias para que puedan debatir las distintas visiones y pensamientos que tenemos los diferentes actores del audiovisual y que se ven reflejados en nuestra cinematografía, que es totalmente ecléctica desde la producción, propuestas e ideologías".

Por su parte, Rovito, anunció que el resultado de cada una de las ediciones de La Imagen Argentina quedará registrado en un libro y estará "a disposición de los investigadores, estudiantes y de quienes hacen cine en nuestro país".

Como parte de la entrevista, que fue moderada por la periodista María Iribarren y el director Nicolás Prividera, Aristarain explicó que en su carrera como director dirigió tres películas que fueron estrenadas durante la última dictadura militar, pero que a pesar de ser críticas, lograron sortear la censura de ese entonces: "Decidí meterme con el sistema y no con los representantes del sistema. Por eso pasaron la censura. En ese momento no fueron leídas políticamente", contó el director de "Tiempo de revancha".

Adolfo Aristarain comenzó su carrera como director en 1978, con La parte del león (1978). Hasta el momento realizó once películas (la última de las cuales, "Roma", data de hace 12 años), y obtuvo grandes premios y reconocimientos en los principales festivales del mundo, como en los premios Goya y el Festival de San Sebastián, en los que levantó el máximo galardón por "Tiempo de revancha" y con "Un lugar en el mundo". Además, recibió ocho premios Cóndor de Plata: cinco a mejor director y tres a mejor guion.

En la sala de cine de la ENERC, el reconocido director -que también trabajó como ayudante de dirección, guionista y montajista- recordó su paso como director en Hollywood, en donde filmó "The stranger" (1987), a la que definió como "una buena película para ver mientras uno lee un buen libro", ya que, según su opinión, tiene "muchas falencias en el guion", que no pudo cambiar a su gusto por decisión de la compañía productora que, a su vez, quiso orientar la película hacía otra temática. "Les contesté con un telex y me volví a la Argentina. Los dejé plantados. No tuve la libertad para hacer la película que hubiese querido", reconoció.

Por último, dio su particular visión del séptimo arte: "El cine es el arte más personal que existe. Aunque en una película trabajen cientos de personas, somos los directores los que podemos elegir contar algo hasta con un mínimo gesto de los actores. Los yanquis creían que estaban al servicio de las productoras hasta que aparecieron los franceses, con el cine de autor. Eso les cambió la cabeza".

abcguionistas

15/01/2017 19:26:36

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.