21/07/2019


Noticias de guion

Alejandra Laurencich habla de su recopilación de cuentos "Historias de mujeres oscuras"

Laurencich
Laurencich

En "Historias de mujeres oscuras", el mundo parecería poder explotar en cualquier momento. La argentina Alejandra Laurencich, narradora y guionista de la película "El salto de Christian", explora el instante en que un incidente doméstico abre una grieta por la que aflora lo indecible, una zona tenebrosa difícil de narrar: “A mí me interesan los agujeros negros, quiero saber qué pasa ahí”, argumenta en declaraciones a Pagina 12.

Los pensamientos de estas mujeres tienen el espesor del extremo y destilan la incorrección que produce la angustia o el exceso de imaginación. Son personajes que están expectantes, anhelando que algún acontecimiento inminente les permita emerger del caos de sus propias lucubraciones. Una madre se reprocha que piense cosas sin sentido, que no sirven para nada, pero no puede evitar imaginar un tsunami, una catástrofe o una guerra como la de Bosnia. Una mujer, que se pregunta por qué si tiene trabajo no es feliz, presiente que se acerca el fin: “Un año más y pronto seré menopáusica y la vida sexual se habrá acabado.

"Nunca más pasar la lengua por un cuello joven”. Una actriz, que espera que le envíen el contrato de una productora, se plantea que es una cuestión de actitud. “Si me creo vencida, me van a vencer”, pero del fluir de sus ocurrencias al hecho hay un trecho que ella transita barriendo el living, sobresaltándose ante el sonido del timbre y nutriendo sus pensamientos con un pasaje de La montaña mágica, de Thomas Mann, o recordando, con vergüenza, una frase de Paulo Coelho. Un ama de casa, que se pasea por las góndolas del supermercado desechando productos que no puede comprar, como el café, compara su bolsa con la de un hombre que ella supone que vive en un country, “como gemelas crecidas en familias diferentes”. En los cuentos de Historias de mujeres oscuras (Norma), el mundo pareciera que puede explotar en cualquier momento.

La narradora y guionista Alejandra Laurencich explora con precisión el instante en que un incidente doméstico abre una grieta por la que aflora lo indecible, esa zona tenebrosa tan difícil de narrar por la amalgama vertiginosa de emociones, sensaciones, sentimientos e ideas “fronterizas”, que nunca se sabe hasta dónde pueden llegar.

“Me gustan los personajes oscuros, los que están fuera de la zona de luz”, dice Laurencich en la entrevista con Página/12. “En una fiesta, si veo que hay alguien que habla mucho, que está demasiado iluminado, desconfío. Prefiero observar al que está calladito; me dan ganas de acercarme y preguntarle: ¿qué hay detrás de esa mirada, de ese silencio? ‘Contame qué pasa en tu cabeza.’ Y es un poco lo que hago en estos cuentos: voy hacia esas mujeres que están más allá de los focos, que sobreviven, luchan y se esfuerzan, y busco las historias que hay en ellas. Siempre me identifico con los personajes oscuros, con la gente silenciosa, con sus miradas”.

No es la primera vez que esta escritora –que como guionista ha trabajado junto con el director Eduardo Calcagno y el realizador Ricardo Preve– transita por las zonas menos iluminadas de los engranajes femeninos. Ya en su primer libro de cuentos, Coronadas de gloria (2002), hurgaba en lo que no se manifiesta de las emociones, lo que, como el polvo, se trata de ocultar bajo la alfombra. “Me atrae mucho más la oscuridad que la luz, incluso en el universo, cuando se habla de las estrellas o los agujeros negros. A mí me interesan los agujeros negros, quiero saber qué pasa ahí, cómo es entrar a un agujero negro. Cuando era chica, me iba a lugares oscuros a observar a mi familia, para ver si pescaba algo que no se decía en la zona de luz”, señala Laurencich, que actualmente integra el plantel docente en Casas de Letras, dirige un taller de narrativa y coordina los talleres literarios virtuales de la Fundación Avón.

© abc guionistas

24/10/2007 13:31:39

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.