16/10/2019


Noticias de guion

Alex de la Iglesia combina descanso y escritura de guion

De la Iglesia
De la Iglesia

El cineasta Álex de la Iglesia, responsable de películas como 'El día de la Bestia', 'Los crímenes de Oxford' y 'La comunidad', y nuevo presidente de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, se ha tomado unos días de descanso en el balneario de Mondariz, desde donde habló de la situación del cine español y de sus propósitos, entre los que figura lograr la unidad en la academia y volver a atraer a la institución a cineastas como Pedro Almodóvar o José Luis Garci. También pretende recuperar el prestigio perdido: "Tenemos que trabajar para los espectadores, más que para satisfacer nuestras ansias cinematográficas", dice en entrevista publicada por La Opinión de La Coruña.


El cineasta vasco Álex de la Iglesia, presidente de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de España, pasa unos días de asueto en el Hotel Balneario de Mondariz antes de asistir a la reunión que las academias de cine europeas celebran mañana en Praga. Pero el director de Los crímenes de Oxford y La comunidad no sólo dedica su estancia a pasear y tomar baños termales, sino que aprovecha para escribir un guion. "Esto es lo más parecido a unas vacaciones que he tenido en seis años. Y entre baño y baño, escribo", afirma.

-Viendo los frentes abiertos que tiene el cine español, ¿se arrepiente de haberse presentado a la presidencia de la academia?
No. Hay dos cosas maravillosas en este mundo. La primera, que tus películas funcionen y puedas vivir de hacer cine, y la segunda, ser reconocido por los profesionales que trabajan contigo. Y yo tengo la suerte de tener las dos cosas.

-¿Qué metas se ha marcado como presidente?
Primero, conseguir unidad, que, aunque la hay, tienes que demostrarla. Quiero que gente como Pedro Almodóvar y José Luis Garci vuelvan a la academia. El segundo, y más importante, recuperar el respeto, la buena imagen que tiene nuestro cine fuera, en los medios de comunicación.

-¿Ya ha hablado con Garci y Almodóvar de su vuelta a la academia?
Sí. Pedro (Almodóvar) está en Nueva York y se ha mostrado contento y dispuesto, pero hay que hacerlo con calma, sin presionar.

-Dice usted que el cine ha perdido su prestigio...
Según una encuesta reciente, más del 60% del público opina que nuestro cine es bueno o muy bueno, pero lo importante es que se explique y se comente en los medios. Tenemos que conseguir respeto y hacer comprender que la academia no tiene ideología, que es independiente, al igual que el cine. Y lo más importante: acercar el cine al público.

-¿Cómo?
De muchas maneras. Podemos cambiar de objetivos y establecer una autocrítica. Tenemos que trabajar para unos clientes, que son los espectadores, más que para satisfacer nuestras ansias cinematográficas. El cine es un negocio y hay que vender un producto, lo que no quiere decir que tengas que renunciar a tu creatividad. El Orfanato es una película perfecta: comercial e inteligente.

-¿Se ruedan más películas de las que el mercado puede absorber, tal y como afirma el presidente de la Federación de Productores, Pedro Pérez?
Siempre le he dicho que no comparto esa opinión. Creo que cuantas más se hagan, mejor porque fortalece la industria. No hay que olvidar que miles de familias viven, directa o indirectamente, del cine en España. Y tampoco comparto lo de las subvenciones. Los datos que dan son desproporcionados, erróneos y malintencionados. El Museo Reina Sofía, por ejemplo, recibe más subvención que el cine, por ejemplo. Y a nosotros nos las dan dos o tres años después y nunca más del 33% del dinero invertido. Y lo más terrible, puede que no te la den si no llegas a una cuota de pantalla. Yo hipotequé mi casa dos veces para producir 800 balas y la verdad, no creo que produzca otra película en mi vida. Quien produce cine en este país es que lo ama a muerte.

-¿Y qué interés hay en dar estos datos erróneos?
Económico. Hay un sector del audiovisual que prefiere que esas ayudas se inviertan en otras cosas que no sean cine.

-Muchos cineastas se quejan de que las películas españolas no se mantienen en cartelera...
Para mí, lo más importante son las salas de cine. Quiero que el público vea mis películas en el cine, y para esto los distribuidores y exhibidores son esenciales. Mis películas han funcionado siempre bien porque los distribuidores y exhibidores han sabido moverlas de un cine a otro. No podemos hacer cine sin ellos y deben formar parte de la academia. Les pido perdón por muchos años de no hacerlo.

-Su antecesora, Ángeles González-Sinde, fue muy crítica con las descargas en internet, a las que culpaba de la falta de espectadores en las salas. ¿Lo comparte?
No podemos arremeter contra lo inevitable. Debemos dar la voz de alarma y hacerle frente juntos. Internet es imparable y hay que ver de qué forma se hace y en qué condiciones para que no beneficie a unos pocos y perjudique a otros muchos.

-¿Cuándo está previsto que comience el rodaje de La marca amarilla, su nueva película?
En marzo del próximo año. Estamos luchando con los actores porque son seis, de calibre internacional, y es difícil ponerles de acuerdo en las fechas.

-¿Es difícil convencer a actores como Kiefer Sutherland (24) y Hugh Laurie (House) para rodar a las órdenes de un cineasta español?
Si les gusta el guion y pagas su caché, aceptan. Además, están encantados de hacer cosas distintas a las que se les propone en Hollywood. Aunque ésta es una película europea grande, para ellos continúa siendo un proyecto pequeño comparado con las que se hacen en Estados Unidos.

-¿Sus obligaciones como presidente de la academia le permitirán continuar con estos proyectos?
Va a ser complicado. Mañana tengo precisamente una reunión en Praga de las academias de cine europeas y, a la vez, otra en República Dominicana. Tenemos que repartirnos el trabajo porque uno solo no puede atenderlo todo y además su propio trabajo porque este cargo no está remunerado.

-¿La marca amarilla es su proyecto más ambicioso?
Sin duda. Es un proyecto en el que empecé a trabajar hace ocho años y que rodaré en Alicante y Londres. Conseguí los derechos de autor hace cuatro y desde entonces intento sacarlo adelante. Es una coproducción entre Francia, Reino Unido, Bélgica y España, y aunque la productora mayoritaria es Francia, al ser un realizador español me la traigo a España, y todo el equipo técnico es español.

© La Opinión de La Coruña-abc guionistas

06/07/2009 21:11:00

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.