20/07/2019


Noticias de guion

Almodóvar no cree que la Guerra Civil y el Franquismo estén agotados para el cine español


 

Aunque él no haya nunca tratado el asunto en sus películas, Pedro Almodóvar, conocido por su capacidad para provocar controversias cada vez que tiene un micrófono entre sus manos, cree que contra la teoría de que fue el abuso de cintas sobre la Guerra Civil y el Franquismo lo que alejó a los espectadores de las salas españolas, aún hay tela que cortar, especialmente la relacionada con las víctimas de la dictadura. En su viaje a Reino Unido para la presentación del musical "Mujeres al borde de un ataque de nervios" –basado en su reconocida cinta, ganadora de cinco premios Goya–, el director español más internacional dijo tras la proyección de su película en el Instituto Británico de Cine (BFI): "Estoy preocupado con la memoria histórica, con esa parte del Franquismo que no ha desaparecido de la vida y sociedad españolas", criticó el manchego.

"La época de la dictadura no se cerrará hasta que se resuelva el problema de los muertos en la cuneta", dijo el homenajeado realizador. "Nací en plena democracia como director y mis películas son una demostración de que la democracia había llegado hasta nosotros", explicó Almodóvar, cuyo primer largometraje, "Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón", se estreno cinco años después de la muerte del dictador Franco.

"Me gustaría que se me ocurriera una historia relacionada con los ciento y pico mil asesinados que todavía permanecen donde fueron enterrados, en cualquier zanja", prosiguió el cineasta, levantando la atención de los más curiosos que especularon rápidamente una posible futura película sobre el tema. "Quiero hablar sobre ellos, sobre sus familias y sobre las dificultades que están encontrando", detalló Pedro, quien de momento filmará este año otra cinta sin ningún contacto con el tema.

Tras la charla realizada en el BFI, sus referencias a la memoria histórica –aunque de forma menos directa– volvieron a dejarse entrever en el coloquio posterior al musical donde, además de dar un aprobado a la obra, Almodóvar profundizó más en el aspecto creativo de los personajes en compañía de Barlett Sher, director del musical; la actriz Tamsin Greyg, quien interpreta a Pepa, y la actriz Rossy de Palma, uno de los miembros originales de la película.

"Cuando era un niño, crecí rodeado de mujeres fuertes como mi madre o mis vecinas, el tipo de generación de mujeres que salvó a nuestro país de la guerra. Estoy hablando de mujeres de La Mancha, sin prejuicios, que hablaban de todo en el patio o en las calles", reveló sobre la que considera su mayor fuente de inspiración para la creación de sus personajes femeninos.

El musical de "Mujeres al borde de un ataque de nervios" no podría haberse estrenado en un momento más oportuno, teniendo en cuenta el regreso al "cine de mujeres", del director, guionista y productor con la película "Silencio". Rodeada prácticamente por el misterio, la vigésima cinta del laureado autor se encuentra superando una dura fase de castings, ya que esta vez no contará con sus recurrentes.

"Mujeres al borde de un ataque de nervios" (el musical), se trata de la segunda adaptación del representativo film ochentero, tras el fracaso de la obra realizada en Broadway en el año 2010. Al mismo tiempo es la primera versión musical de una película de Almodóvar, aunque otros trabajos suyos como "Todo sobre mi madre" o "Entre tinieblas" ya han sido trasladados al teatro.

abcguionistas

15/01/2015 00:10:20

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.