20/04/2019


Noticias de guion

Arranca el Festival de Málaga


"Ayer no termina nunca"

La XVI edición del Festival de Cine de Málaga brindará a partir de este sábado y hasta el siguiente, día 27 de abril, una selección del cine español que aún se hace, entre los comercial y la autoría. Las cintas elegidas constituyen una muestra ecléctica de lo que podrá verse en las pantallas grandes del país a lo largo de los próximos meses, con una equilibrada composición entre realizadores veteranos (Gracia Querejeta, Daniel Calparsoro, Isabel Coixet) y directores noveles como Jorge Naranjo.

Es precisamente Ayer no termina nunca, la nueva entrega de Coixet, la encargada de abrir el Festival, mientras que el cierre corre por cuenta de El amor no es lo que era, de Gabriel Ochoa. Entre ambas, será el turno sucesivamente para Casting (Jorge Naranjo), Combustión (Daniel Calparsoro), Diamantes negros (Miguel Alcantud), Hijo de Caín (Jesús Monllaó Plana), Somos gente honrada (Alejandro Marzoa), Inevitable (Jorge Algora), Stockholm (Rodrigo Sorogoyen), 15 años y un día (Gracia Querejeta), Sola contigo (Alberto Lecchi) y La mula, que consta oficialmente como anónima, aunque la dirigió en buena parte el británico Michael Radford. También se presenta Todas las mujeres, la nueva obra de Mariano Barroso, pero en este caso fuera de concurso.

Este año, además, el Festival estrena director en la persona de Juan Antonio Vigar, un firme convencido del “nivel creativo extraordinario” en el que se encuentra el cine español “pese al bajo rango de la economía del país y, más aún, del sector”. Vigar admitió que la producción de películas nacionales ha descendido un 5 por ciento y se mostró esperanzado en una mejor distribución del grueso de nuestra filmografía, “ya que la cuota de pantalla del cine español se asienta sobre tres o cuatro títulos”.

Los profesionales, críticos y aficionados que concurran estos días en Málaga podrán descubrir producciones muy cuidadas y otras muestras de cine que aplica el ingenio para subsistir en tiempos de penurias presupuestarias. El caso seguramente más llamativo en este segundo apartado sea el de Casting, que apuesta por una nueva generación de actores y actrices jóvenes y se ha rodado con unos pocos miles de euros “completados con la aportación de un productor alemán”.

Otro ejemplo de buen arte desde las limitaciones económicas lo aporta Stockholm, de Rodrigo Sorogoyen, “una peli muy pequeña por su historia, con solo dos personajes, rodada en doce días en muy pocas localizaciones y sin subvención”. Pese a todo ello, su autor ha conseguido trenzar un discurso sobre las nuevas formas de relaciones en estos tiempos dominados por la tecnología. Y un tercer título de dotación económica humilde es Diamantes negros, de Miguel Alcantud, el hombre detrás de Microteatro por dinero y uno de los directores de la televisiva Águila roja. Alcantud aborda “desde la emoción y los sentimientos” una temática poco convencional: el tráfico de niños para ser futbolistas.

La presentación del Festival ha contado con el respaldo adicional del novelista Juan Eslava Galán, autor de La mula y responsable de su guion en esta traslación al lenguaje cinematográfico. “Por primera vez un autor está completamente de acuerdo con lo que se ha hecho al pasarlo al cine”, se felicitó Eslava, que relata “una tierna historia” en plena Guerra Civil “sin buenos ni malos, sino con comprensión de lo que fue la guerra”.

Jorge Algora, director de la hispanoargentina Inevitable, admitió que la situación es “desoladora”, pero se mostró confiado de que en el cine, como en cualquier expresión artística del ser humano, “no se dejará de producir y crear”.

AISGE / Noticine

19/04/2013 19:03:31

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.