25/04/2019


Noticias de guion

Cine y política: Superadas expectativas en pase de "Colonia" en Estadio Nacional chileno, homenaje a Raymundo Gleyzer 40 años después


 

- El frío no frenó el interés de numerosos cinéfilos dispuestos a asistir a la histórica proyección en el Estadio Nacional de Chile, antigua sede de un centro de detención y tortura militar tras el golpe fascista de Pinochet, de la película europea "Colonia", protagonizada por Emma Watson y Daniel Brühl, que pese a narrar un episodio relevante en la historia chilena no he generado el interés de los distribuidores locales y hasta ahora sólo se presentó en Chile durante el IV Festival Internacional BioBioCine.

Pese a que el film, dirigido por el alemán Florian Gallenberger ("Sonata para un hombre bueno / John Rabe"), se encuentra disponible en internet y en venta callejera como DVD pirata, las 500 localidades se llenaron y otras mil personas se quedaron fuera por falta de espacio, por lo cual los organizadores de la función gratuita prometieron otras tandas esta semana, informa Prensa Latina.

"Debo confesar que nunca imaginé tanto interés por la cinta y para mí es una emoción muy grande", declaró a la agencia Wally Kunstmann, presidenta de la Corporación Estadio Nacional Memoria Nacional, Ex Prisioneros Políticos, organizadora del acto.

Kunstmann, superviviente de la represión de Pinochet, destacó la presencia mayoritaria de jóvenes para ver "Colonia", a pesar de que la mayoría de ellos sólo conoce los hechos por referencias de sus padres y abuelos o los medios.

Para muchos fue la ocasión de conocer cómo funcionaba Colonia Dignidad (también conocida como Villa Baviera), un asentamiento fundado por alemanes relacionados con los nazis ubicado en la provincia central de Linares, que actuó en complicidad con el régimen militar y se convirtió en lugar de detención, tortura y muerte de opositores al golpe.

Kunstmann se disculpó ante las protestas en redes sociales de las personas que pese a hacer una larga cola no lograron entrar al recinto, en el que sólo se habían dispuesto 500 localidades y anunció que se realizará al menos otra función gratuita este jueves.


- El próximo viernes 27 de mayo se cumplirán 40 años del secuestro y desaparición de Raymundo Gleyzer, cineasta comprometido socialmente que dejó una de las obras más contundentes e influyentes del cine documental latinoamericano. Entre sus films se cuentan "México, la revolución congelada" (1971) y "Los traidores" (1973), pero en todas sus películas se destaca su calidad técnica, su sensibilidad artística y sobre todo su lúcida mirada político-social. Para este aniversario se prepara un homenaje en el porteño Cine Gaumont, en un evento con entrada libre y gratuita.

Ese día, instaurado como el Día del documentalista por los documentalistas argentinos, se presentará el libro "Compañero Raymundo", con la presencia de las autoras Juana Sapire y Cynthia Sabat, en edición del Instituto Argentino del cine (INCAA) dentro de la colección "Hasta la memoria siempre", que cuenta con obras dedicadas a Jorge Cedrón, Gerardo Vallejo y Fernando Birri.

Además, se presentará la obra completa restaurada que acompañará el libro y los especialistas encargados de este trabajo compartirán los detalles del proceso. Tras las presentaciones se proyectará Los traidores en su versión restaurada y en premiere mundial, y al finalizar se realizará un debate en torno a la obra con Juana Sapire, compañera del realizador, y miembros del elenco.

Nacido en Buenos Aires en 1941, Raymundo Gleyzer creció en el seno de una familia de actores de origen judío, y de joven se interesó por la fotografía y la la política. Estudió cine en la Escuela de Bellas Artes de La Plata, y dejó los estudios para viajar al nordeste brasileño a filmar su primer cortometraje, "La tierra quema" (1964). Trabajó como cronista y camarógrafo para el noticiero Telenoche de Canal 13. Dirigió films etnográficos, como "Ceramiqueros de Traslasierra" (1965) y "Pictografías del Cerro Colorado" (1965). Trabajó junto a Jorge Prelorán en "Ocurrido en Hualfín" (1966) y, tras varios años de viajes por Europa, llegó a México para filmar su primer largometraje: "México, la revolución congelada" (1971). Su compromiso político lo llevó a unirse al PRT-ERP, partido próximo a los ideales de la Revolución Cubana. En 1971 dirigió "Swift", comunicado filmado de una acción exitosa del partido que tomó estado público: el secuestro del cónsul inglés y su canje por comida y mejores condiciones laborales para los trabajadores del frigorífico. Más tarde dirigió "Ni olvido ni perdón", film urgente sobre un hecho que marcó simbólicamente el comienzo del terrorismo de Estado en la Argentina: la fuga del penal de Rawson y la Masacre de Trelew, el 22 de agosto de 1972.

Raymundo Gleyzer creó el grupo Cine de la Base como forma de "colectivizar la inteligencia". Conformado por Juana Sapire, Alvaro Melián, Nerio Barberis, Alberto Vales y Jorge Santa Marina entre otros, el grupo produjo su película más ambiciosa: "Los traidores" (1973). Se trata de una ficción basada en hechos reales que disecciona el funcionamiento de la burocracia sindical a través de la transformación de un líder obrero en un sindicalista corrupto. La película que desafiaba los tabúes políticos de la época fue exhibida en festivales internacionales, pero proyectada en condiciones de clandestinidad en sindicatos, fábricas, comedores y barrios humildes. Hoy es considerada como una obra cumbre del cine político latinoamericano.

El 27 de mayo de 1976 fue secuestrado en Buenos Aires por la dictadura militar y llevado al campo de detención El Vesubio donde fue torturado, y presumiblemente asesinado, ya que a día de hoy continúa desaparecido.

abcguionistas

12/06/2016 22:21:07

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.