23/05/2019


Noticias de guion

Cineastas apoyan polémica iniciativa de estrenos simultáneos en hogares


 

La plataforma Screening Room, que brindaría películas en casa por 50 dólares simultaneamente a su estreno comercial en las salas norteamericanas, con el objetivo que captar un público poco dado a desplazarse hasta los cines, está generando polémica en la industria de Hollywood, con cineastas como Peter Jackson, Scorsese, Spielberg o J.J. Abrams dispuestos a apoyarla, pero estudios y propietarios de salas divididos ante la iniciativa.

Desde hace tiempo, la piratería - o uso no autorizado de determinadas obras amparadas bajo la ley de derechos de autor - ha sido un mal endémico para las industrias creativas y culturales. La descarga y reproducción ilegal de videojuegos, música y películas o series ha pervivido durante años e incluso, lamentablemente, ha encontrado hasta cierta aceptación social debido a la facilidad con la que se pueden encontrar esos contenidos en la red y a la negativa por parte de las organizaciones internacionales de encontrar soluciones sólidas que puedan combatir estas prácticas. En el caso de la industria que nos ocupa, el cine, ninguna plataforma legal de visionado en los hogares ha logrado atraer la atención de las audiencias lo suficiente como para alcanzar cierta relevancia, debido fundamentalmente al retraso de meses que existe desde que la cinta aparece en la gran pantalla hasta que se puede ver online legalmente.

Sin embargo, Sean Parker (creador de la red de distribución musical P2P; Napster) ha revolucionado por completo el mundillo cinematográfico junto a Prem Akkaraju al proponer la posibilidad de que el público generalista pueda disfrutar de las películas en el salón de sus hogares desde el mismo momento en que éstas se estrenen en la cartelera, en una propuesta que se conoce como Screening Room. El precio del servicio sería de 50 dólares por cada película alquilada, que estaría disponible durante las 48 horas posteriores al pago. A esto habría que sumar un coste de 150 dólares como tarifa del sistema set-top box, que permite acceder al catálogo completo de películas, tal y como ya han recogido algunos medios industriales. Aunque aparentemente parezca un sistema viable y lleno de posibilidades para combatir las prácticas ilegales que asfixian la proyección cultural, lo cierto es que la principal incertidumbre con la que partiría esta propuesta es cuál sería la respuesta de los principales pilares de la industria cinematográfica al respecto. En esta ocasión, por supuesto y como no podía ser de otra manera, los ingresos obtenidos por la plataforma se repartirían entre las empresas vinculadas, recibiendo las cadenas de cine 20 dólares por cada alquiler y las distribuidoras un 20% de los ingresos totales. A pesar de que las negociaciones aún no se han iniciado, ya se han pronunciado algunas voces de importancia en alusión al asunto dejando claras su postura.

Después de que Variety haya informado esta semana de que el afamado productor Peter Jackson (partícipe en el equipo de trabajo de las exitosas franquicias "El señor de los anillos" y "El hobbit", entre otras) está involucrado en el apoyo a Screening Room, muchos han cuestionado su postura después de que en 2011 firmase una propuesta junto a otros cineastas como Michael Bay ("Transformers") o Guillermo del Toro ("El laberinto del fauno"), en la que se mostraba totalmente en contra de la propuesta realizada por el proveedor estadounidense de servicio de difusión directa por satélite DirectTV para que la audiencia pudiese alquilar numerosos estrenos ocho semanas después de que éstos apareciesen en la cartelera de los cines.

"Tenía muchas dudas sobre DirectTV en 2011 porque giraba en torno a un concepto que creo que hubiera llevado a la industria cinematográfica a su propia canibalización, hasta el detrimento máximo del negocio de las películas. Screening Room, sin embargo, está diseñado cuidadosamente para atraer a aquel sector de personas que actualmente no van al cine. Éste, por tanto, es un punto crítico que lo diferencia de DirectTV, y por ello junto a las políticas anti-piratería de la empresa es por lo que Screening Room puede contar con mi apoyo", comentaba Peter Jackson en una charla con Variety. "Screening Room aumentará la audiencia de las películas, obteniendo por tanto un gran sustento para la industria cinematográfica en general", concluía.

A la voz de apoyo del productor neozelandés se han unido ya la de otros muchos como Martin Scorsese, Taylor Hackford, Frank Marshall, Steven Spielberg, J.J. Abrams, Ron Howard o Brian Grazer. Además, algunos estudios como Universal y Fox están considerando la propuesta, mientras que AMC ya ha mostrado su simpatía por la oferta realizada por la empresa de Sean Parker y Prem Akkaraju. Algunos otros, reflejando su negativa en la otra cara de la moneda, se muestran reticentes con la naturaleza del sistema; "Creo que no es una buena idea, y sinceramente dudo que muchos estudios vayan a asumir las condiciones con el precio que tiene en este momento. Parece más bien un plan totalmente incompleto", dijo Tim League, CEO y fundador de Alamo Drafthouse Cinema. Igualmente, algunas cadenas de distribución cinematográfica como Cinemark o Regal Entertainment tampoco esperan incorporarse a corto plazo en esta nueva aventura del Screening Room, a la que por supuesto aún le quedarían muchos aspectos que definir y negociaciones que tramitar para calar en buen puerto.


abcguionistas

18/03/2016 00:57:33

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.