18/07/2019


Noticias de guion

Cinéfilos chilenos protestan por no poder ver la película sobre la Colonia Dignidad


 

A veces la censura no es política ( o sí), sino que se disfraza con excusas comerciales. La película "Colonia", dirigida por el cineasta alemán Florian Gallenberger ("Sonata para un hombre bueno / John Rabe"), sólo ha sido exhibida en Chile durante el IV Festival Internacional BioBioCine, como cinta de apertura, ya que no tiene -al menos en este momento- distribución comercial, pese a ser protagonizada por dos figuras que han triunfado en Hollywood, Emma Watson y Daniel Brühl. Esta circunstancia, difundida por los responsables del certamen, ha provocado la indignación general de los chilenos aficionados al cine.

Así lo informó el director y organizador del Festival, Francisco Toro Lesse, quien indicó en un comunicado de prensa que el film no tendrá distribución en los cines chilenos. Aparentemente, aún no se han dado explicaciones de ningún tipo sobre los motivos que han llevado a tomar esta decisión, a todas miras incomprensible dado que la película se basa en los hechos acaecidos durante la dictadura de Augusto Pinochet en el asentamiento fundado en Chile en 1961 por inmigrantes alemanes (al menos en parte relacionados con los nazis), Colonia Dignidad, que sirvió como centro de detención y tortura de la policía secreta del régimen militar contra los opositores.

De esta forma, sólo un selecto grupo de personas invitadas tendrán el privilegio de poder ver la película durante el evento, y posteriormente no será exhibis en salas comerciales del país, por lo que lamentablemente los chilenos tendrán que encontrar formas alternativas para disfrutarla. La cinta, protagonizada por Emma Watson (Hermione en la saga "Harry Potter"), el actor hispano-alemán Daniel Brühl ("Good Bye, Lenin!" / "Malditos bastardos / Bastardos sin gloria / Inglourious Basterds") y el sueco Michael Nyqvist ("Millennium"), recrea una historia basada en hechos reales de las atrocidades llevadas a cabo en Colonia Dignidad, un asentamiento de origen alemán -fundado por el predicador de las Juventudes Hitlerianas Paul Schäfer- que fue cómplice de la junta militar de Augusto Pinochet a partir del golpe de estado del 11 de septiembre de 1973.

Las reacciones por parte de los chilenos ante la negativa de distribuir el film en la salas de su país no han tardado en llegar a modo de comentarios en redes sociales, foros y medios digitales. Por ejemplo, Carlos Ossa comenta a través de Facebook que es "una vergüenza que una película como esta no se pueda mostrar en Chile. Obvio que puede encontrarse por Internet, pero un film está hecho para ser visto en una sala, ¡por lo menos una vez! Será que dice cosas que son incómodas, que aún no se quieren oír, después de tantos años...". La mayoría de ellos, por otro lado, centran sus críticas en los empresarios de las distribuidoras chilenas, alegando que únicamente han pensado en su propia rentabilidad a la hora de tomar la decisión, alejándose del impacto social y la importancia colectiva que puede llegar a representar la cinta para el país y los propios chilenos. También en Facebook Ricardo Hernández Erices a tenor de lo expuesto comenta que "los empresarios del cine chileno no la compran, no es de su interés. La derecha es dueña de los cines en casi todos lados, pero acá son unos fanáticos", a lo que Luisa Eugenia Morales Romo comenta también: "Así estamos, es una pseudodemocracia... Una película basada en la historia de nuestro país y no la podemos ver". Faltaría ver si a juicio de las protestas o, por otro lado, si tiene buena taquilla en otros países, el film pudiese llegar en algún momento a los cines de Chile.

En "Colonia", coescrita por su director, Florian Gallenberger, junto a Torsten Wenzel, Lena (Watson) visita en Chile a su pareja Daniel (Brühl), simpatizante del Gobierno de Salvador Allende cuando se produce la asonada golpista. Ambos son detenidos. Ella es liberada, pero su novio cae en manos de la DINA (la policía secreta de la dictadura). Así, en sus averiguaciones sobre la localización de su amado, llega a Colonia Dignidad fingiendo ser admiradora de Paul Schäfer (Nyqvist), el fundador de la secta, ex-miembro de las Juventudes Hitlerianas y estrecho colaborador de la DINA en torturas de opositores a Pinochet, con el fin de ingresar en los terrenos del enclave y así lograr rescatar a Daniel de las garras de sus torturadores. A partir de ese momento, la trama de la película muestra los horrores del régimen al que son sometidos los colonos bajo el dominio de su líder, las actividades represivas en los túneles y recintos secretos de la colonia destinadas al apoyo de la dictadura como centro de tortura, así como la odisea de la pareja para intentar escapar juntos del lugar, desde donde nunca nadie jamás ha logrado salir con vida.

La película europea fue rodada en Chile, Luxemburgo, Alemania y Argentina. Cabe recordar de igual manera que la película dirigida por Florian Gallenberger se estrenó anteriormente en el Festival de Toronto 2015 y el pasado 15 de abril en Estados Unidos, sin una demasiado positiva acogida.

abcguionistas

09/05/2016 10:30:15

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.