25/03/2019


Noticias de guion

David Trueba en Santander: "El guion no es una obra literaria, sino más bien arquitectónica"

Trueba
Trueba

El guionista, escritor y realizador David Trueba pasó por los Martes Literarios de La Magdalena, dentro de la programación de la Universidad Menéndez Pelayo en Santander. Según resume su intervención El Diario Montañés, Trueba huye de compartimentos estancos y encasillamientos. Está convencido de que «sólo la perseverancia» permite caminar sobre las aguas de los defectos y virtudes. Confiesa no haber encontrado «una respuesta satisfactoria» a los interrogantes que sustentan una elección literaria o cinematográfica, una opción de escritura de cine o de narrativa.

David Trueba fundamenta en el humor, en el lenguaje directo y en la sensibilidad por saber llegar a distintos públicos su territorio creativo plural: ese que le hace oscilar entre el escritor, el guionista y el director pero que habita con idéntica inquietud y capacidad de seducción. Dice estar convencido de que «es preferible adaptar la novela ajena» y de que «para ser fiel a la esencia de un libro hay que ser infiel a la letra».

En esa atmósfera creativa y con tales premisas, el autor de 'Abierto toda la noche' cree que no tiene necesidad de obligarse a elegir, de decantarse por el cine o la literatura, ya que alternar ambas disciplinas le llena de «entusiasmo» y «cambiar de registro» le hace recuperar las ganas de volver. A su juicio, «la elección sólo se hace a la fuerza y en ocasiones normales, uno no tiene por qué decidir».

El cineasta de 'Soldados de Salamina', en su comparecencia en la UIMP, confesó que en cualquier caso «lo más complicado de ser cineasta y escritor radica sin duda en arrancar». No obstante, es complicado «vencer una gran cantidad de prejuicios y de lugares estancos, pues la gente no suele concebir que sea posible dedicarse a dos cosas a la vez».

Conducido a través de sus «experiencias internas», Trueba que ha vuelto a sentir el sabor del éxito con su última novela, 'Saber perder', se refirió a la lectura personal de cada creación y a las sensaciones opuestas y complementarias que se desprenden de un oficio u otro. Cuando se enfrenta a una novela, «todo lo que te satura del cine pasa a un segundo plano y queda lo bueno». Pero en la soledad de la escritura uno se pregunta si no estaría mejor en un rodaje rodeado de gente, de un equipo que te ayuda y te consulta. Pero se repite después la sensación contraria cuando regresas a los rodajes, momento en que Trueba se pregunta: «¿Qué hago yo con esta gente cuando podría estar escribiendo solo en mi casa?». De esta forma, al simultanear cine y literatura, el autor del guion de 'Perdita Durango' logra sentir que «uno empieza desde cero y recupera el entusiasmo, además de evitar la sensación de profesionalización, de vivir de eso, que conlleva perder el encanto de la primera vez».

La fidelidad, «que en los matrimonios tiene una importancia descomunal, en el cine no es importante a la hora de trasladar a la pantalla las obras literarias». Trueba considera que, en el caso del cine, los actores «ponen con su físico los adjetivos que el escritor no ha podido plasmar en el guion». En cuanto a la adaptación de obras literarias a películas, «un juego interesante», cuestionó la fidelidad total al original, al revelarse como «un ejercicio penoso de ilustración».

El director de 'Bienvenido a casa' rechazó rotundo la posibilidad de convertir en películas sus propias obras literarias, y sostuvo que el éxito de su última novela no le llevará a escribir más en detrimento del cine, «aunque sí me va a obligar a viajar como acompañante de la obra».

Aunque en la última temporada editorial y cinematográfica han visto la luz sus dos últimas creaciones antes citadas, a David Trueba no le faltan ideas que alimenten su «pelea interna», la constante ebullición de futuros proyectos, aunque no haya nada concreto aún. «Tienes historias desde hace mucho tiempo, y no encuentras la clave, a veces eso te ayuda a llevar a tus hijos al colegio», dijo con ironía.

El guionista de 'Los peores años de nuestra vida' apuntó otra de las de las diferencias existentes entre los universos cinematográfico y literario: «ambos son trabajos en los que te golpeas con distintos enemigos, que son casi siempre tuyos».

En su radiografía, el creador de 'Obra maestra' manifestó que 'el lenguaje del cine «juega a esas trampas, a crear el juego de lo cotidiano desde lo extraordinario, mientras que una de sus miserias es que a veces, uno consume el mayor talento en convencer a los demás, y llega al rodaje extenuado». En ese sentido, añadió con ironía, «a veces te sientes como un encantador de serpientes, porque tratas con muchas víboras por el camino».

Trueba, que dice no dejarse influir nunca por el éxito, reflexionó sobre el presente del sector, máxime al conocer que ayer la Mostra de Venecia anunció que su inminente edición no contará con títulos españoles. En su opinión, «los obstáculos a los que se enfrenta desde hace 2 ó 3 años están relacionados con el hecho de que los que hacen películas en España son las televisiones, obsesionadas con lo económico, a quienes no les interesa financiar un tipo de cine más cultural», señaló.

El guionista de 'Balseros' lamentó que la financiación de los proyectos «deje casi siempre un flanco de espectadores sin cubrir». En este sentido, el problema se asienta más en las fuentes de financiación que en las fuentes de imaginación, ya que las televisiones tienden a apoyar producciones más de género, pero por el contrario no son capaces de elaborar películas complejas como las que demandan los festivales».

De manera gráfica el autor del guion de 'Amo tu cama rica' dijo que «la gente quiere ver 360 grados de cine y no sólo 90». Trueba sostuvo que en el cine, el dinero pese a su importancia, no debería serlo menos que la calidad del público».

© E.D.M./ abc guionistas

30/07/2008 18:19:24

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.