09/03/2021


Noticias de guion

El argentino Martín Rejtman estrenó en Locarno "Dos disparos"

Rejtman con sus actrices
Rejtman con sus actrices

En el marco de la sección competitiva del Festival suizo de Locarno, el realizador argentino Martín Rejtman ha estrenado mundialmente "Dos disparos", un proyecto largamente gestado que recibió ayuda del fondo neerlandés Hubert Bals en 2010, y su primer largometraje en más de una década, desde "Los guantes mágicos". Se trata de un intento de fusionar los estilos de sus pasiones artísticas, según Cineuropa.

Dice Paolo Sorrentino en su libro "Todos tienen razón": "La seducción es como escribir una canción bonita, va sobre la técnica y el ritmo, la técnica y el ritmo". Martin Rejtman cree lo mismo que el italiano: "Los diálogos en mis películas tienen un ritmo preciso, las palabras deberían fluir como música en los oídos del espectador". En su quinto largometraje, "Dos disparos", en competición en el 67° Festival de Locarno, el cineasta argentino confecciona una sinfonía de realidad en las que las palabras, la música y el sonido se alternan para definir los pasajes narrativos de la cinta, que empiezan con dos disparos…

Una mañana Mariano, de dieciséis años, vuelve a casa, se zambulle en su piscina y hace unos cuantos largos cronometrándose. Sale del agua y se prepara para cortar el césped, pero accidentalmente corta el cable eléctrico del cortacésped. Determinado a arreglarlo, empieza a buscar las herramientas, pero encuentra en su lugar una pistola, se la lleva a su habitación y dispara dos veces, una a su cabeza y otra a su estómago. Sobrevive, pero piensa que una de las balas le debe haber quedado dentro, incluso aunque los doctores no la hayan encontrado, resultando en que una misteriosa nota doble se puede escuchar cuando "toca" la flauta con sus amigos, y que ya no puede pasar a través de un detector de metales sin que pite.

El intento de suicidio de Mariano da el pistoletazo de salida al argumento de la cinta, que se desarrolla siguiendo las reacciones de su madre y su hermano: entre nuevos intentos de controlar a su hijo, por móvil, escondiendo los objetos punzantes de la casa, y estancias vacacionales algo surreales.

Sin objetivo artístico preciso, como Rejtman explica en varias ocasiones, la película se define por sus apaciguados personajes, que interactúan entre sí sin mostrar ningún tipo de emoción, con diálogos molestamente monótonos… ¿Se debe todo eso simplemente a ese ritmo elegido por el director?

La película está producida por Pandora Filmproduktion (Alemania), Waterland Film & TV (Holanda), Ruda Cine (Argentina) y Jirafa Films (Chile).

CINEUROPA / Noticine

19/08/2014 09:17:03

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.