22/04/2019


Noticias de guion

El filósofo Gilles Lipovetsky cree que el cine se encuentra en plena creatividad

Lipovetsky
Lipovetsky

En el marco de las Jornadas de los Nuevos Modelos para la Distribución del Cine y el Audiovisual que se llevaron a cabo la pasada semana en México, se presentó el sociólogo y filósofo Gilles Lipovetsky para hablar sobre los nuevos paradigmas en el consumo del cine y del audiovisual; esto debido a que las nuevas tecnologías y el uso del Internet permite el acceso a otras culturas, es decir, se han comprimido el espacio y el tiempo para dar paso a una cultura planetaria.

Hoy en día el ser humano está rodeado de objetos, ya no le basta con cubrir las necesidades básicas con las que subsitiría el ser humano. Lipovetsky menciona que el impacto del consumo es tal que hasta los niños de ocho años tienen un teléfono móvil. Es así como la moda marca el camino: “La cultura mass – mediática se ha convertido en una formidable maquinaria regida por la ley de la renovación acelerada, del éxito efímero, de la seducción y de las diferencias marginales”, esto no significa que pertenecemos a un mundo unificado sino a una “Cultura mundo”.

Esta “Cultura mundo” refiere a una cultura de hibridación que permite la diversificación de los individuos permitiéndole cambiar de gustos a gran velocidad pero al mismo tiempo existe la reafirmación de las raíces. La economía ultraliberal y las nuevas tecnologías han modificado el funcionamiento de la vida privada de la gente. Lipovetsky afirma que “En los 80 estábamos en un periodo de liberación, ahora el mundo se ha vuelto duro porque hay mayor competencia. Antes gozábamos y ahora estamos en una época de protección. La gente tiene miedo: vamos a una cultura del miedo y ansiedad”.

Para el filósofo francés el siglo XX es “el de la pantalla” porque nació con el cine, posteriormente apareció la televisión y por último llegó la pantalla de la computadora, del web que provoca una tercera revolución. Estas revoluciones hicieron retroceder el lugar del cine. Con lo digital hay pantallas de todos los tamaños (I Pad, vigilancia, teléfonos celulares) y en todos lados (transporte público, lugares de esparcimiento, etc.). Es como si aquello que no está en las pantallas no existiera, por lo tanto carece de interés.

Lo anterior modificó los hábitos de consumo de la gente y la elección ilimitada resulta esperanzadora porque gracias a los nuevos medios de comunicación, a Internet, y a lo digital, los contenidos no serán costosos y serán de fácil acceso. Así, el cine también ha tenido que cambiar sus formas de producción, la tecnología que utiliza así como los medios de distribución y difusión (los gastos de mercadotecnia ocupaba el 6% de la producción, actualmente es el 30, 40 0 hasta el 50% del presupuesto total).

Con la digitalización hay una democratización al acceso de las obras, pero es necesario encontrar tecnologías que permitan pagar por ellas para protegerlas. Para Lipovetsky no existe una decadencia del cine, al contrario hay creatividad gracias a la diversidad buscar temáticas menos comunes y estandarizadas: el cine se vuelve una cultura.

CORRECAMARA.com/Noticine

28/03/2012 23:44:32

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.