13/08/2020


Noticias de guion

El guionista de "Hotel Rwanda" debuta como realizador con la historia del niño Nkosi Johnson

Pearson
Pearson

Hollywood va a inmortalizar en la pantalla la vida del pequeño Nkosi Johnson, el niño sudafricano de 11 años enfermo de sida que se ganó el cariño de todo el mundo con sus palabras en la conferencia internacional sobre VIH que se celebró en la ciudad de Durban en el año 2000. "No nos tengan miedo. Todos somos iguales", dijo ante un auditorio conmocionado por su frágil estado. Nkosi murió apenas un año más tarde a causa de su enfermedad, pasando a convertirse en un símbolo de la lucha contra esta epidemia, según informa AFP.

La lucha de este huérfano inspiró al periodista Jim Wooten a escribir un libro que se tituló precisamente 'Todos somos iguales', y que ahora va a ser adaptado al cine por el estadounidense Keir Pearson, guionista, entre otras, de la reciente 'Hotel Ruanda'.

"Es una historia extraordinaria. Puede ser una película muy fuerte", ha asegurado el cineasta desde Johanesburgo, donde se encuentra estos días con la madre adoptiva de Nkosi, Gail Johnson, una infatigable activista de la lucha por los derechos de los seropositivos. "El libro es fantástico", señalaba el guionista, "pero para la película necesitábamos detalles, color...".

Todo indica que la cinta será rodada en Sudáfrica, en una fecha aún por determinar, y que gran parte de los actores serán reclutados allí mismo. De momento, el único nombre del elenco que ha trascendido es el de Naomi Watts, que dará vida a la propia Gail, que rondaba los cuarenta años cuando se hizo cargo del niño cuando éste contaba con sólo dos años. "La pobre", bromea esta combativa mujer de pelo rojo y voz ronca, "va a tener que pasar horas de maquillaje, gesticular constantemente con las manos... ¡y fumar mucho!".

Y aunque se muestra ilusionada con el proyecto, convencida de que la historia de su hijo despertará muchas conciencias en todo el mundo, Gail Johnson es consciente de que el sida sigue representando un tabú en Sudáfrica. "Algunos me criticarán", asegura, "probablemente me acusarán de ganar dinero con el nombre de Nkosi, pero esta vez también lucharé". Gail, ya tuvo que pelear para que le dejasen inscribir al pequeño en la escuela, y ha reivindicado los tratamientos gratuitos para los pacientes con VIH en innumerables ocasiones.

"Es algo extraordinario. Ni en mis mejores sueños imaginé algo como esto", añade, convencida de la repercusión que puede tener una película 'made in Hollywood'. En la actualidad, Gail regenta 'Refugio de Nkosi', un lugar de acogida para madres seropositivas y sus pequeños.

Vestido con un traje, muy débil ya por la enfermedad y con el micrófono en la mano, la imagen de Nkosi en la conferencia de sida de Durban le convirtió en un auténtico "icono de la lucha por la vida", en palabras del propio Nelson Mandela. Allí, entonces, este pequeño le dijo al mundo que no tuviese miedo a la gente infectada con el virus del sida; le dijo que la enfermedad no se puede contraer por abrazar, por besar, ni tampoco por sostener la mano de los enfermos.

© abc guionistas

01/08/2007 06:08:38

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.