09/08/2020


Noticias de guion

El iconoclasta escrtor y director John Waters, homenajeado en Guadalajara


"A dirty shame"

El reconocido guionista y realizador independiente John Waters será el encargado de abrir oficialmente el XX Festival Internacional de Cine de Guadalajara, con su más reciente realización, "A Dirty Shame"; que junto a sus clásicas obras "Pink Flamingos", "Hairspray" y "Pecker" conforma la selección de títulos que se exhibirán en reconocimiento a su trayectoria.

En "A Dirty Shame", a proyectarse el 11 de marzo, Waters -quien nunca ha dejado de escribir los guiones de todas sus cintas- sigue fiel a sí mismo y tras cuatro años de ausencia de las pantallas, nos presenta la delirante historia de una dependienta que a consecuencia de una conmoción cerebral, se convierte en una adicta al sexo atormentada con salvajes urgencias. El reparto está formado por Tracey Ullman, Selma Blair y Johnny Knoxville.

Waters nació el 22 de abril de 1946 en Baltimore, Maryland, Estados Unidos y desde su adolescencia empezó a hacer películas underground en formato de 8 mm. En 1967 hizo su primera película en 16 mm., "Eat your make up", la historia de un ama de llaves trastornada y su amante que secuestran a modelos para obligarlas a posar hasta la muerte. "Mondo Trasho", el primer largometraje de Waters, se terminó en 1969 a pesar de que la producción se paró cuando el director y dos de sus actores fueron detenidos, acusados de exhibicionismo.

En 1970 completó lo que él describe como su "primer atrocidad en celuloide": "Multiple Maniacs", con la historia de Lady Divine y su amante, Mr. David, propietarios de un espectáculo de feria que atrae a inocentes suburbanitas a su carpa para ver la "cabalgata de las perversiones". En 1972 Waters creó la que se convertiría en la más célebre película de la escena del cine independiente americano de los años 70, "Pink Flamingos". Centrada en la batalla por conseguir el título de la "gente más cochina del mundo", "Pink Flamingos" enfrentaba a Divine como Babs Johnson contra Mink Stole y David Lochay como los verdaderamente malvados Connie y Raymond Marble, amén de convertir a Waters en un personaje de culto. "Pink Flamingos" se transformó en un enorme éxito en las sesiones de medianoche tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo.

A esto le siguieron otros éxitos como "Female Trouble" (1974), "Desperate Living" (1977) y "Polyester" (1981). En "Hairspray" (1988) Waters creó una extravagante comedia, casi de gran presupuesto, sobre estrellas adolescentes de 1962, sobre sus madres y sobre la búsqueda de su cordura. La película fue un éxito de público y crítica y estaba protagonizada por la entonces desconocida Ricki Lake, Deborah Harry, Jerry Stiller, Pia Zadora, Ric Ocasek y el fallecido Sonny Bono. El éxito de "Hairspray" proporcionó a Waters el respaldo de Hollywood para su siguiente largo: "Cry Baby" (1990), protagonizada por Johnny Depp.

En 1994 estrenó "Serial Mom" (1994), la irreverente comedia con Kathleen Tuner y Sam Waterson que fue la atracción de la noche de clausura del Festival de Cannes de aquel año. "Pecker", una película sobre bailarinas de strip tease, acoso al vello púbico y la fotografía aficionada, se estrenó en 1998, contando con Edward Furlong y Christina Ricci en los roles principales. El Japan Times la calificó como una película Disney para pervertidos. A esta siguió "Cecil B. Demented" (2000), donde el director Cecil B. Demented dirige a una banda de revolucionarios del cine que secuestra a Honey Whitlock, una estrella cinematográfica decadente y de mal carácter. Cecil la quiere en su nueva película independiente e insiste en el celibato para que el equipo canalice todas sus energías hacia el rodaje de la película.

© abc guionistas

10/02/2005 21:28:41

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.