18/03/2019


Noticias de guion

El Opus Dei presiona para no estar en el guion de "El código Da Vinci"

Goldsman
Goldsman

La prelatura católica integrista Opus Dei quisiera que su involuntario protagonismo en la novela de Dan Brown "El código Da Vinci", un "best-seller" que ha vendido millones de ejemplares en el mundo, no se repitiera en la versión cinematográfica, que actualmente se rueda en París y Gran Bretaña, bajo la dirección de Ron Howard y con Tom Hanks, Audrey Tatou, Ian McKellen y Jean Reno como protagonistas. Mientras Sony ha recibido presiones de la organización ultraconservadora y de otros grupos católicos para que se subraye que todo es ficción y que las presuntas relaciones entre Jesucristo y María Magdalena, y el carácter femenino de la primitiva Iglesia obedecen sólo a la imaginación de Brown, el silencio es casi total sobre el guion escrito por Akiva Goldsman y sus posibles cambios para complacer al Vaticano y sus más conservadores representantes.

La novela original es poco ambigua. El máximo líder del Opus Dei, prelatura fundada por el navarro Escrivá de Balaguer que nunca ha dudado en mezclar espiritualidad con poder político, encarga a un ex criminal miembro de la "Obra" eliminar a todo aquel susceptible de descubrir las relaciones entre Cristo y María Magdalena, su descendencia y el origen femenino de la Iglesia Católica.

El Opus Dei, reforzado en su poder dentro del Vaticano tras el papado de Juan Pablo II y ahora de su sucesor, quiere desmarcarse del guion, incluso que su "marca" desaparezca por completo, además de que se subraye que "todo es mentira". Por su parte, Sony mantiene silencio y discreción. Un rodaje de superproducción hollywoodiense nunca es la más pública de las actividades, pero esta vez el bloqueo informativo se extiende al contenido del propio guion adaptado.

Su autor, Akiva Goldsman, no tendría en principio por qué moderar los detalles político-religiosos de Brown. No es católico, sino judío, y los dilemas morales han sido una constante en su obra, que incluye títulos como "Tiempo de matar", "Una mente prodigiosa", "Yo robot" o "Memorias de una geisha", además de cintas más comerciales como "el cliente", dos capítulos de la saga "Batman" y "Perdidos en el espacio".

Según el New York Times, Sony está preocupada por una campaña contraria, y encargó informes a especialistas cristianos y católicos respecto de cómo modificarían la historia de la novela para evitar ofender a determinados creyentes. Ello incluiría incluso la propia desaparición del Opus Dei en la trama definitiva del film.

Oficialmente, por el momento Sony nada y guarda la ropa. Tampoco quiere decepcionar a esos millones de lectores que saben perfectamente quien es "el malo" de la película. Geoffrey Ammer, presidente de marketing de Sony, declaraba al NY Times: "Lo que interesa es hacer una película entretenida y que respete el libro lo más posible. Cuando lees un buen libro, te dices: Espero que no lo destrocen en la película". La solución... En mayo de 2006.

© abc guionistas

12/08/2005 21:19:40

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.