20/04/2019


Noticias de guion

El terror de Aronofsky con Bardem y Jennifer Lawrence hace hervir las aguas de la laguna veneciana


 

Una película no puede sostenerse sólo por ambiciones, un ambiente inquietante, buenas interpretaciones y algunos sustos. Hace falta una historia, algo que de coherencia a lo que ocurre en la pantalla. Darren Aronofosky no lo ha logrado con "Mother!", el thriller de terror que este martes ha presentado en el concurso de la Mostra de Venecia, con la presencia de sus seductores protagonistas, Jennifer Lawrence y el español Javier Bardem. "Pesadilla", "Delirio" son algunas de las palabras que se repiten en sus primeras críticas.

Lo evidente es que "Mother!", la historia de una pareja (Lawrence y Bardem) que vive aislada en el campo y cuya casa -en obras- recibe la visita de una extraña pareja (Ed Harris y Michelle Pfeiffer) y luego poco a poco de otros personajes inquietantes. El autor de "Noé / Noah" maneja con habilidad el estilo visual y el ritmo, pero exige demasiado al espectador, porque no siempre esas imágenes tienen mucho sentido. Parece cómo si se conformara con brindar una experiencia sensorial, provocar miedo (lo que sin duda logra), profundizando en los fantasmas de la mente, que -por personales- son siempre difíciles de escrutar.

"Claro que va a haber gente que no querrá este tipo de experiencia, y eso está bien", dijo Aronofsky a los periodistas. "He estado dejando claro que esto es una montaña rusa: vengan sólo si están preparados para dar un giro completo sobre sí mismos varias veces", agregó con ironía el cineasta estadounidense.

La crítica ha sido bastante menos benévolos, y muchos coinciden en que estamos ante una cinta vacía en sí misma, a la que le faltan cimientos y explicaciones, una explicación a la cascada de imágenes inquietantes que escupe la pantalla. El neoyorquino es amante de generar estas polémicas con algunas de sus películas más personales, como "The Fountain", y sin duda de "Mother!", que enseguida llegará a Venecia, queda aún mucho por leer y escuchar.

La otra película en la carrera por el León de Oro, este martes, ha sido la japonesa "Sandome no satsujin" (El tercer asesinato), de Hirokazu Kore-eda, sobre un trabajador en una empresa alimentaria, que -tras ser despedido- asesina a sangre fría a su jefe, para después quemar su cuerpo. El otro protagonista de este thriller judicial es un abogado, que le aconseja se declare culpable para evitar la pena capital, pero que intentará desentrañar las circunstancias familiares que han llevado a este cruel desenlace, a lo largo del proceso judicial.

Compleja, como un puzzle cuya imagen final sólo se conocerá tras colocar todas sus piezas, "Sandome no satsujin" tiene más sustancia que "Mother!", pero coincide con ella en dejar un tanto perplejo al espectador, porque al final acaba sin el desenlace del proceso judicial, sin saber si realmente cometió el crimen y por qué, algo que lógicamente no genera demasiadas simpatías.

abcguionistas

12/09/2017 08:27:14

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.