21/02/2019


Noticias de guion

El venezolano Luis Britto García habla sobre su guion para "Zamora"

Luis Britto García
Luis Britto García

Reflexivo, culto y algo reservado; gran estratega tanto en el campo de batalla como en el tablero de ajedrez, es el perfil que dibuja Luis Britto García, guionista de la película Zamora, tierra y hombres libres, del líder de la Guerra Federal quien terminara fulminado por un balazo.

Zamora, llevado a la gran pantalla por el cineasta Román Chalbaud, es el séptimo guion para largometraje que realiza Britto García, usando como gran norte la obra del historiador y antropólogo Federico Brito Figueroa, con el que en algún momento intercambió impresiones sobre este caudillo liberal.

Aunque algunas voces han manifestado que esta película reivindica a Zamora, Britto García confesó: 'Sería presuntuoso de mi parte decir que salí al rescate de Zamora. Mi tocayo Brito Figueroa ya lo hizo en un libro incomparable, Tiempo de Ezequiel Zamora. Yo simplemente traté de acercarme a una figura admirable'.

La vida del Valiente Ciudadano y Por aquí pasó Zamora son otros de los títulos que engrosan la bibliografía que el autor del guion revisó para darle trazos certeros al líder de su guion: 'He reunido prácticamente todos los testimonios de la época sobre cómo era Ezequiel Zamora', aseguró.

Sin embargo, reveló que otra persona se presentó ante los medios con la intención de usurpar su lugar como autor del guion, a lo que él respondió: 'soñar no cuesta nada', y afirmó además que en Zamora no hay una sola palabra escrita por otro autor.

'Si hubo algún otro guion, Chalbaud no lo consideró digno de ser filmado. Si alguien tiene deseos de firmar el trabajo ajeno, le aconsejo que firme Las líneas de Chávez', expresó.

Esta obra cinematográfica, que vieron los barineses antes que cualquiera el pasado sábado 13 de junio, parece haber complacido a Britto García en un ciento por ciento.

'Estoy sumamente satisfecho. Dar una obra al teatro o al cine es verla interpretada por un lector privilegiado. Obviamente, mi modesto texto gana al encarnar en imágenes magníficas e intérpretes extraordinarios. Y salgo ganando además con el dinamismo de la música de Francisco Cabrujas, que potencia la fuerza de las imágenes', estimó el intelectual venezolano.

Cabalgar, correr y pelear en verdaderos torbellinos de acción, fueron algunos de los retos que tuvo que superar Román Chalbaud; el director de fotografía, Vitelbo Vásquez y los actores, intuyó Britto García.

'Me siento un poco culpable: una cosa es escribir 'Zamora espolea el caballo y colea el becerro', y otra cosa es poner el caballo, mover la cámara para seguirlo, echar el becerro por el suelo. Les pido perdón si alguna vez pedí lo imposible, y más si se toma en cuenta que lo realizaron', comentó.

Zamora criminalizado

Sucedió con Emiliano Zapata, en México, y harían lo mismo con Cipriano Castro, en Venezuela. El caricaturizar, criminalizar o invisibilizar a los líderes latinoamericanos ha sido una acción cotidiana en la historia, y Zamora no escapó de ello.

Britto García recuerda haber visto en su infancia un mapa de Venezuela donde aparecía un estado con el nombre del líder de la Revolución Federal, y que posteriormente desapareció.

'La memoria de Zamora fue infamada como la de un criminal, un salteador. Durante siglo y medio la historiografía goda representó la Guerra Federal como un simple desbordamiento de ferocidad, sin indagar sus causas ni las reivindicaciones que sostenía el pueblo alzado', explicó.

Dentro de una pulpería Zamora se empapó del descontento popular, y más tarde se nutrió de literatura revolucionaria y utópica europea, que en parte le transmitió su amigo el revolucionario alsaciano Johann Gaspers.

Además de gran jugador de ajedrez, su crimen estuvo fundamentado en los proyectos de reforma social que redactó para dotar de tierras productivas a los esclavos liberados, mejorar la condición de los campesinos, e imponer el sufragio universal, además de ser un héroe difícil de derrotar en el campo de batalla.

'El plan de la batalla de Santa Inés es una obra maestra de estrategia militar', afirmó Britto García quien señaló que, al igual que para Chalbaud como director, a él, como guionista, le fue complejo ilustrar este episodio.

'Desarrollé los detalles de la batalla de Santa Inés. Narré cómo el plan partió de informes precisos sobre la posición del enemigo, transmitidos por informantes del pueblo, cómo Zamora desconcertó al ejército oligarca cambiando la guerra de movilidad por la guerra de posiciones y trincheras y cómo lo hizo caer en la emboscada fingiendo una retirada'

El asesino de Zamora y sus réplicas hoy

¿Un centralista o un liberal' Britto García declara que el asesinato de Zamora fue una traición, sin embargo, se mencionan nombres como Telésforo Santamaría (centralista), y el mismo Brito Figueroa señala a Guzmán Blanco, mientras otras voces acusan a un llamado Sargento Morón, que desde la torre de la iglesia de San Juan, con un rifle de Juan Crisóstomo Falcón, le disparó a Zamora.

'Por sus condiciones de liderazgo, Zamora amenazaba las ambiciones de Falcón y de Guzmán Blanco. Por su ideología de reformador agrario, que prohibía el cobro de la renta de la tierra donde tomaba el poder, amenazaba a una fracción importante de los liberales, que eran grandes terratenientes', ilustró el también guionista de Muerte en el Paraíso y Carpión Milagrero, de Michel Katz.

Britto García asegura que un grupo de liberales quería una Guerra Federal que los pusiera en el poder y no una que le diera el poder al pueblo.

'Es legítimo inferir que pudieron haber ordenado la muerte de Zamora, que por otra parte fue ocultada de inmediato, así como su cadáver', aclaró.

Pero, para el guionista, la historia no concluye allí, pues considera que existen hoy en día reencarnaciones de esos enemigos de Zamora, en personajes de la actualidad.

'Basta ver la frecuencia con la cual se descubren conspiraciones para preparar magnicidios, pasando por el entrenamiento de centenar y medio de paramilitares colombianos disfrazados con uniformes del ejército venezolano en las cercanías de Caracas. Y por el magnicidio perpetrado contra Danilo Anderson. Cuando no se pueden manejar las fuerzas sociales, se intenta frustrarlas apuntando contra las dirigencias'.

© ABN-abc guionistas

18/06/2009 19:18:57

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.