06/08/2020


Noticias de guion

Fallece el octogenario guionista y director Robert Altman

Altman
Altman

Robert Altman, el hombre que satirizó la guerra y el sistema de Hollywood, que se mantenía en plena forma pese a su avanzada edad, falleció a los 81 años en un Hospital de Los Ángeles el lunes por la noche, por causas que no han sido reveladas por un productor de Sandcastle 5 Productions, su compañía productora afincada en Nueva York, que dio a conocer esta noticia a The Associated Press.

Nacido el 20 de febrero de 1925, Robert Bernard Altman, fue piloto bombardero en la Segunda Guerra Mundial y estudiante de ingeniería de la Universidad de Missouri antes de aceptar trabajar en films industriales en Kansas City. Ello le llevó a insertarse en este mundo, debutando como guionista a finales de los años 40. Su primer largo como director es The Delinquents (1957), tras lo cual se inserta en la televisión en los años 60, dirigiendo episodios de series como Bonanza, Maverick, Combate y Alfred Hitchcock Presenta. Es en 1970 cuando gana los primeros planos con M*A*S*H, una sátira sobre la guerra de Corea con Donald Sutherland y Elliott Gould, que era su crítica a la participación de Estados Unidos en la guerra de Vietnam y que le otorgó la Palma de Oro del Festival de Cannes.

Establecido como uno de los directores más interesantes del cine estadounidense, realiza en 1975 Nashville, película que no falta en la lista de las mejores cintas de esa década, donde estrena ese estilo coral que le caracteriza, con un mosaico de historias que describen a la cuna de la música country, a través de 24 personajes. Tras aquel film, la suerte de Altman con sus trabajos fue dispar y en 1980 es fustigado por la crítica por su musical Popeye, con Robin Williams. Fue recién en los años 90 con su irónica visión de la industria del cine en El juego de Hollywood / Las reglas del juego (1992) cuando recupera el prestigio de antaño.

A partir de allí inicia un incansable camino marcado por los films corales, con repartos plagados de estrellas pese a ser un abierto crítico de Hollywood: Vidas cruzadas / Ciudad de ángeles (1993), radiografía de la vida en Los Ángeles con Tim Robbins, Julianne Moore, Jennifer Jason-Leigh y Lily Tomlin, entre otros; Pret-a-porter, una mirada sobre el mundo de la moda donde volvió a unir a una de las parejas más célebres de la historia del cine: Marcello Mastroianni y Sofia Loren; Kansas City, film de gángsters ambientado en el Kansas City de los años 30 salpicado por el jazz, un claro recuerdo del lugar donde creció; El Doctor T y las mujeres, Richard Gere convertido en un ginecólogo rodeado de mujeres de todas las edades; y Gosford Park / Crimen de medianoche, donde se rodeó de exquisitos intérpretes ingleses como Helen Mirren o Maggie Smith para narrar una historia de misterio, por la cual recibió seis nominaciones al Oscar.

Siendo un rebelde del sistema, Altman, que alguna vez dijo no estar enfrentado al mainstream, sino que simplemente en Hollywood venden zapatos y yo hago guantes, fue nominado en cinco ocasiones al Oscar de mejor director, sin ganar ninguna, un récord poco feliz que comparte con Martin Scorsese, Alfred Hitchcock, Clarence Brown y King Vidor. Igualmente la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas supo reconocer su aporte al cine con un Oscar honorario que se le entregó en la ceremonia de este año, donde el director dijo: He sido muy afortunado en mi carrera. Nunca tuve que dirigir un film que no eligiese o desarrollase. Mi amor por la realización me ha dado un ingreso al mundo y a la condición humana.

En mayo lanzó A Prairie Home Companion y en estos últimos meses, Altman se encontraba trabajando en un viejo proyecto, Hard Body, el cual ficcionaliza los sucesos que narra el documental Hands on a Hard Body: The Documentary, sobre una competencia que tuvo lugar en Texas, en la cual aquella persona que conseguía ser la última en mantenerse en pie tocando una camioneta, se llevaba el vehículo como recompensa. El rodaje iba a comenzar en enero con Hilary Swank y Billy Bob Thornton como protagonistas. Su último guion propio fue el de Kansas City (1996).

Alguna vez se le preguntó a Altman si pensaba en el retiro, dada su avanzada edad y haber sufrido un transplante de corazón, su respuesta fue toda una declaración de principios: ¿Retiro? Tu estás hablando de la muerte, ¿no?. Sólo eso pudo detener su incansable pasión por el cine.

© abc guionistas

22/11/2006 13:24:53

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.