03/06/2020


Noticias de guion

Fernando Castets, el guionista de "El hijo de la novia", en el Máster de guion de la Universidad Pontificia

Foto: J.M. Contreras
Foto: J.M. Contreras

Fernando Castets visitó a los alumnos del Máster de Guion de Salamanca para recordar la experiencia vivida como guionista con su largometraje más exitoso.

Fernando Castets no decepcionó. Su inconfundible físico dejó ver, como en ediciones anteriores, a un profesional afable que, sin escatimar detalle, regaló a los alumnos los secretos de su experiencia en el guion.

De forma campechana y brillante, el aclamado guionista de la trilogía dirigida por Juan José Campanella relató el proceso de creación de El hijo de la novia: “nunca pensé que la película se iba a convertir en un fenómeno social de grandes dimensiones; yo la escribí, simplemente, porque es el tipo de película que, como espectador, me gustaría ver en el cine”.

Castets fue desgranando con agudeza el largo proceso de dos años y más de quince versiones que acompañó la escritura de la película. Poco amigo de recetas mágicas, transmitió a los alumnos la necesidad de dejar emanar todas las ideas aplicando el “pensamiento lateral” a la obra, permitiendo así que afloren periodos de “incubación inconsciente” capaces de encontrar soluciones a los atascos creativos.

“No traten de disimular lo autobiográfico y lo ideológico porque no van a poder”. Así de contundente se mostró Castets a este respecto. Según el guionista “todos tenemos nuestra propia visión del mundo y en vez de luchar contra ella, debemos conseguir que no aflore de forma demasiado evidente o panfletaria”. Además, comentó que las experiencias personales pueden ser una gran fuente de inspiración a la hora de escribir.

Fernando Castets analizó también la colaboración establecida con Juan José Campanella en la coescritura del guion, destacando el trabajo en equipo como algo positivo que permitió que la película creciera y conservase, al menos, dos puntos de vista sobre el asunto que terminaron fusionándose.
Absolutamente devoto de la “reescritura” como único método de trabajo capaz de sacar adelante las buenas películas, el guionista se refirió al tono de El hijo de la novia como “lo más difícil de trabajar”, porque “propone una comedia que, por debajo, está contando cosas trágicas”.
Fernando Castets ha co-escrito junto a Juan José Campanella numerosas obras de teatro y, además de "El hijo de la novia" (2001), los largometrajes "El mismo amor, la misma lluvia" (1998) y "Luna de Avellaneda" (2003). Su último trabajo como guionista es una coescritura de la película "Abrígate" (Ramón Costafreda, 2007).

Para más información:
postgrados.comunicacion@upsa.es

III Edición Máster de Guion de ficción para cine y TV (UPSA)
http://www.comunicacion.upsa.es/postgrados/guion.htm

03/12/2007 13:37:27

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.