20/07/2019


Noticias de guion

Festival de San Cristóbal de las Casas: Homenaje a Jorge Fons y debate sobre cine social

Fons
Fons

La cuarta jornada del Festival de cine que está acaeciendo en Chiapas estuvo marcada por la entrega del premio Ámbar al cineasta veracruzano Jorge Fons, por toda una vida dedicada al cine comprometido con la sociedad y sus problemas, que dieron lugar a films destacables como "Rojo amanecer" en 1989, o "El callejón de los milagros", en 1995. El día se completó con un debate en el que participaron los cineastas Diego Quemada-Díez, Diego Luna, Rodrigo Plá, Nicolas Philibert y Juliano Ribeiro que versaba sobre la responsabilidad de un director de despertar la conciencia social en el espectador.

El actor Héctor Bonilla, que ya había trabajado con Jorge Fons en "Rojo amanecer", fue el encargado de entregarle el galardón, lo hizo alabando su coherencia y su compromiso con la sociedad "Como llamarte al escenario, si para mí tu congruencia es lo más importante, evidentemente me gusta mucho tu cine directo, contundente, riguroso, metiéndose a fondo con toda la problemática de la vida alrededor y no sueñas con una inmortalidad. La congruencia consiste en que independientemente de tu oficio, está tu vida, por eso te respeto más. Te agradezco mucho tu legado y que podamos compartir este momento". Tras una ovación del público presente apareció el director para agradecer el premio: "Muchas gracias a los que organizaron un festival al que le deseo todos los años mucho éxito. Me da mucho gusto recibir este homenaje y me da pena porque uno piensa que hay que hacer las cosas y nada más. Cuando le dicen que las cosas que uno ha hecho provocan cosas bonitas a los demás, da pena, pero agradezco mucho". En el acto estuvieron también presentes; Miguel Camacho, director general del festival, que dijo sentirse honrado de contar con el cineasta en este certamen y la directora ejecutiva Marina Stavenhagen, que resaltó la labor de su trayectoria y su ejemplo como ser humano. El acto finalizó con la proyección de una de los films más exitosos de Jorge Fons "Rojo amanecer".

Por otra parte se llevó a cabo el foro "El cine, un compromiso social" el cual forma parte de las actividades paralelas del Festival Internacional de Cine de San Cristóbal de las Casas, que culminará el próximo día 24.En él, Diego Quemada-Diez, Diego Luna, Rodrigo Plá, Nicolas Philibert y Juliano Ribeiro dieron sus puntos de vista sobre si el cine se hace para impulsar un cambio social o no. Diego Quemada Diez, director de la premiada "La Jaula de oro", defendió que influir en la sociedad mediante un film solo es lícito si sirve para mejorarla: "El cine es el arte más manipulativo que hay, pero esa manipulación sólo puede ser justificada si existe un gran motivo y ese debe estar relacionado con la generación de una empatía, o recordarnos que al final todos somos parte de algo. El cine como un reflejo de vernos colectivamente y mantenernos en un proceso de auto reflexión para poder mejorar. Estamos rodeados de cine chatarra y tratamos de hacer un cine que derive en la transformación del espectador".

Diego Luna, por su parte, expresó que el director es responsable de esa influencia, pero que sin el compromiso del público con él, no hay posibilidad de trasformación. "Podemos definir qué cine llega a las salas, a los cineastas que podrán seguir transformando ese espacio, y es precisamente ahí donde podemos transformar muchas cosas. La responsabilidad del público, recae en que al final, el cineasta no existe sin aquel que lo escucha y se deja transformar por su historia. Hacer cine es la confesión contigo mismo, te reflejas y no hay manera de mentirte, no hay un intermediario que acomode las cosas para que duelan menos. Es la oportunidad de reflejarnos en la historia del otro", dijo el actor, director y productor.

El cineasta uruguayo afincado en México Rodrigo Plá, director de "La zona", abogó por el cine que remueva conciencias pero cree que la decisión de influenciarse por ellas la tiene siempre el espectador: "A los que nos gusta hacer un cine pensando en realizar un cambio social, lo hacemos con la intención de llevar a la pantalla nuestros cuestionamientos y pensamientos, buscando generar un vínculo con el que tiene otra mirada, otra cultura. Cuando hacemos cine, tratamos de buscar historias donde haya un planteamiento ético o moral, que genere una polémica que incluso nosotros mismos no comprendemos. Más allá de que el cine tenga un compromiso social, es responsabilidad del ciudadano qué cine quiere ver y verlo o no".

El realizador francés Juliano Ribeiro, nominado al Oscar por su documental "La sal de la tierra / The Salt of the Earth" también se pronunció al respecto: "El tiempo que estamos viviendo es adecuado para buscar una interacción entre el director y el público, porque la tecnología y los medios de comunicación han permitido esta cercanía, en ese sentido, sí podemos definir el tipo de cine que queremos. El cine tiene la capacidad empática de que el espectador se proyecte en el personaje y se apropie de realidades que le son totalmente ajenas y tiene que ser militante necesariamente. El mundo necesita ser cuestionado". Finalmente se concluyó que hay dos tipos de directores, los que pretenden entretener los que quieren hacer pensar al público y despertar su conciencia social.

abcguionistas

21/01/2015 21:13:59

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.