28/02/2021


Noticias de guion

Festival Ventana Andina: Palmarés y balance


 

El pasado fin de semana se entregaron los galardones de la primera edición del Festival de Cine Ventana Andina, certamen organizado por la Secretaría de Cultura de la argentina provincia de Jujuy con el apoyo del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA). El premio máximo de la competencia internacional fue compartido entre el trabajo del documentalista peruano-español Javier Corcuera, "Sigo Siendo – Kachkaniraqmi", y la opera prima "Nosilatiaj -La Belleza" de la directora, natural de la provincia de Salta, Daniela Seggiaro.

El jurado integrado por el productor Pablo Rovito, el director del canal INCAA-TV, Eduardo Raspo y la periodista cinematográfica Julia Montesoro, decidieron otorgar el Primer Premio ExAequo entre dos películas, una de ficción y otra documental porque "ambas, con excelencia artística y con los recursos propios de cada género, reflejan con profundidad el acervo cultural en que se insertan las historias narradas". Ambas películas se repartieron un premio correspondiente a 50 mil pesos argentinos y sendos trofeos, diseñados en exclusiva por el artesano jujeño Jorge Caucota.

La mención especial del jurado internacional fue para el documental argentino "Pichuco", primer trabajo de Martín Turnes. Asimismo se otorgó las siguientes menciones: Mejor Dirección para Daniela Seggiaro por: "Nosilatiaj -La Belleza", Mejor producción a Lita Stantic por "Habi, la extranjera", Mejor actor para Miguel AngeI Sola por "Germán, última viñetas", Mejor actriz para Martina Juncadella por "Habi, la extranjera", Mejor fotografía para Jordi Abusada por su trabajo en "Sigo Siendo - Kachkaniraqmi", y Mejor banda musical para "Ramón Ayala".

Por otro lado, la competencia nacional Felix Monti contó con un jurado conformado por la crítica Marcela Gamberini, el actor Nicolás Pauls y el comunicador Andrés Habegger. La película cortometraje de animación "Padre" de Santiago Bou Grasso, de Bariloche, provincia de Rio Negro obtuvo la estatuilla y diez mil pesos argentinos por "su calidad estética y narrativa, y su mirada original sobre la historia reciente". En este rubro además recibieron menciones especiales los siguientes filmes: "Nueva Fujian" de Analía Orfila: "por su coherencia en la realización, puesta en escena y progresión narrativa, dentro del género de ficción; "Momentos" de Pablo Polledri: "Dentro del género de animación valoramos la simpleza y la fuerza de la propuesta narrativa para reflejar diversos instantes de la vida"; y "A cassette" de David Marcial Valverdi: "porque a través del lenguaje documental da cuenta de un universo íntimo y personal en la búsqueda de su identidad".

El INCAA TV, canal del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales, otorgó un premio consistente en la opción de compra de derechos a "Nosilatiaj -La Belleza" de Daniela Seggiaro, "por su innovación, el cuidado de la naturaleza y por el valor de la identidad de la comunidad wichi del Chaco Salteño".

Además de estos premios y menciones, a los que hay que sumar los locales y regionales, lo mejor de la noche estuvo centrado en los homenajes que esta primera Ventana Andina brindó a personalidades del cine argentino: la productora Lita Stantic, responsable de los estrenos de destacados realizadores locales como Pablo Trapero, Lucrecia Martel o Adrián Caetano; y el experimentado profesional de la iluminación cinematográfica Felix "Chango" Monti, nacido en La Quiaca, ciudad fronteriza del norte de la provincia. En su extensa trayectoria como director de fotografía se encuentran los dos títulos argentinos que obtuvieron el premio Oscar a mejor película extranjera: "La historia oficial" y "El secreto de sus ojos". Ambos homenajeados recibieron -con total justicia- ovaciones de pie por parte de todo el auditorio.

Así transcurrió una última velada emocionante -parafraseando al secretario de cultura de la provincia de Jujuy, Gonzalo Morales- que se debatió entre los variados y sentidos premios, y las magnificas performances de la solista Caro Escobar y la Orquesta Infanto Juvenil; y como obviar a los diablitos del carnaval jujeño que hacían de las suyas sobre y alrededor del escenario. Todo lo pintoresco y talentoso del acervo cultural de esta provincia argentina se dio cita en una noche, que también trajo consigo una feliz promesa: esta joven Ventana Andina volverá a ofrecernos lo mejor de la producción de nuestra región el próximo 3 al 11 de julio de 2015. Que así sea.

---------------------------------

Nancho Novo finaliza el rodaje de "Tres días en Pedro Bernardo"

El actor gallego Nancho Novo, quien ha estado cerca de un lustro ausente de los platós cinematográficos, centrado en teatro y televisión, pero que regresó el año pasado con la aún inédita biopic del escritor brasileño Paulo Coelho, acaba de terminar su labor en “Tres días en Pedro Bernardo”, dirigida por Andrés Daniel Sánchez, y en cuyo elenco han estado también Diana Peñalver, Juan Carlos Martin, Pablo Pinedo, Eloi Yebra, Adriana Vaquero, Javier Bódalo, Concha Goyanes, Marisa Porcel, y Antonio Vico. El film se ha filmado precisamente en el pueblo del mismo nombre, situado en el abulense Valle del Tiétar.

"Tres días en Pedro Bernardo" cuenta la historia del reencuentro de cuatro amigos en su pueblo natal, todos de unos 50 años. Fidel Sánchez, casado y con un hijo, llevaba años sin ir por allí, y volverá a ver a su mejor amigo y a la que fue su primer amor.

La película se ha rodado durante una única una semana, con un presupuesto reducido de 25 000 euros, con guion del propio director, la película habla de un director de cine, Fidel Sánchez, el cual anuncia su retirada (con unos 50 años) en un humilde hotel de Madrid. Su deseo es pasar más tiempo con su mujer e hijo, pero sobre todo volver a su pueblo natal, Pedro Bernardo, al que hace diez años que no va y en donde estan su mejor amiga y antigüo amor platónico, Laura, y sus mejores amigos, Manuel y Sebastián.

Tantos años sin verse harán que Fidel viva una experiencia emotiva en su reencuentro, con el pueblo y con sus mejores amigos. Por si fuese poco, el alcalde de Pedro Bernardo, joven, amante del cine y admirador de Fidel, le quiere homenajear poniéndole su nombre a una plaza emblemática allí. Muchas emociones y muy variadas las que vivirá Fidel en los tres días que pasará en Pedro Bernardo.

El año pasado por estas fechas Novo participaba en su tierra natal en la biopic del célebre escritor brasileño Paulo Coelho, autor del best-seller "El alquimista", dirigida por Daniel Augusto, junto a Júlio Andrade, Ravel Andrade, Fabiana Gugli Paz Vega. Titulada "Não Pare na Pista", parte de un guion de Carolina Kotscho ("2 filhos de Francisco").

La anterior incursión de Nancho en el cine fue en "Animales de compañía" (2008). Tiempo atrás participó en cintas españolas como "La flor de mi secreto", "Amo tu cama rica", "La ardilla roja", "Los amantes del círculo polar", "La Celestina" o "Astronautas".

-------------------------------------

Crítica: "Paraíso", gordo es de cariño

Por Sergio Huidobro

Tenemos dos datos oficiales: en el México de esta década, el 23.3% de la población sufre algún grado de pobreza alimentaria (por las razones que se quieran; insuficiencia económica, casi siempre), al tiempo que el 32.8% registra algún grado de sobrepeso. En suma, algo así como el 57% del país sobrevive con uno u otro trastorno alimenticio: comer, sin medida o en ausencia, nos define; dependiendo el entorno, "gordo" puede ser el insulto más bajo o un apodo de cariño marital.

Una comedia como "Paraíso" (2014) debería caer entonces en terreno abonado para el éxito; pocos escenarios tan propicios para la comedia negra, punzante, inteligente y fresca que como un espejo deformante nos haga reír de cosas que, dichas en otro tono, nos tendrían que dar vergüenza. No es el caso.

Si en su premiado primer largo —la comedia de costumbres "Cinco días sin Nora", de 2008— la mexicana Mariana Chenillo se dio vuelo con una anécdota bien puesta, un arco narrativo muy sólido, un humor suficientemente negro y personajes bien dibujados, la más débil "Paraíso", que se estrenó el pasado fin de semana, adolece precisamente de todo eso. Chenillo, más conocida por su codirección de la comedia adolescente "Soy tu fan" de OnceTV, eligió como segunda carta de presentación una comedia fallida y destartalada.

"Paraíso" comienza con una mudanza curiosa: es un traslado del suburbio metropolitano de Ciudad Satélite a la céntrica colonia Del Valle, pero que genera en el matrimonio protagónico la misma angustia de quien se mudara de costa a costa: son "satelucos" de corazón; su educación sentimental está contenida entre Mundo E y el Parque Naucalli. El cambio de residencia lo motiva un atractivo ascenso del esposo en la compañía para la que trabaja. Una vez ahí, una cadena de circunstancias conduce a la pareja a la conclusión de que bajar de peso es la única ruta directa para encajar en un nuevo entorno. Olvidamos decirlo: ambos tienen sobrepeso, aunque no lo "sufren" hasta que se ven empujados a ello.

El argumento avanza a partir de los repetidos esfuerzos de ambos por tener una figura más torneada: nunca por razones de salud, sino por mero empuje de autoestima. Los problemas comienzan cuando es él quien pierde peso a una velocidad inusitada, mientras ella fracasa en el camino entre dietas, aeróbicos y grupos de terapia, lo que acarrea una serie de complicaciones maritales, gags más o menos afortunados, una cadena de mentiras mutuas, asomos de infidelidad, malentendidos, celos y distanciamiento.

Uno de los problemas más graves de "Paraíso" es su indecisión para encontrar un tono adecuado: navega entre la comedia romántica, la sátira, el humor tímidamente negro, el melodrama, la comedia de enredos y el relato moralista sin llegar a ser una cosa ni las otras. El título elegido es un primer síntoma: a nadie parece quedarle claro por qué se llama así, ni a la propia directora, lo que ya es de preocupar. Es de notar su semejanza nominal con la excelente "Paraíso: Esperanza" (2013) de Ulrich Seidl, que aborda una temática similar en un campamento de pérdida de peso, pero con resultados diametralmente opuestos.

Uno de sus aciertos está, eso sí, en la química natural entre la pareja protagónica, un Andrés Almedia que subió y bajó seis kilos en pocas semanas (el resto son prótesis) y una bellísima Daniela Rincón que lleva en la actitud todo lo que la película pretende decir: la belleza pesa lo que tiene que pesar.

Es una pena que el guion esté deshilachado y se entretenga tanto en mezclar una serie de elementos inconexos, destinados a provocar risas aisladas aunque estériles: la película se ve como quien va a una fiesta y termina por escuchar diez anécdotas en diez grupos de amigos sin poder recordar quién contó cuál ni por qué venía al caso cada una. Hacia el último tercio de la cinta, los cabos sueltos intentan resolverse a la fuerza, pero ya es tarde: el conflicto central ya no tiene interés y los personajes han dejado de sernos cercanos para convertirse en caricaturas.

Destinada a una clase media tibia, de risa fácil e indulgente consigo misma, "Paraíso" seguramente encontrará sonrisas entre los visitantes dominicales de centros comerciales, pero difícilmente quedará en la memoria de nadie. Dadas las condiciones socioculturales que numeramos más arriba, en el primer párrafo, es una lástima que una temática semejante no haya encontrado una veta de exploración más inteligente, más valiente o más sutil que se atreviera a actuar como revulsivo, que nos enfrentara a nuestros fardos y nos forzara a reírnos de ellos. La oportunidad quedó desaprovechada: "Paraíso" se niega, en todo momento, a nombrar a las cosas por su nombre.

José Romero Carrillo abcguionistas

09/07/2014 09:08:57

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.