23/04/2019


Noticias de guion

Fracasa Paolo Giordano como guionista de su propia novela "La soledad de los números primos"

Giordano y Costanzo
Giordano y Costanzo

Es lógico, hasta cierto punto, y ya es habitual. Lo empezó haciendo Cannes hasta la saciedad, y detrás han ido casi todos los demás festivales importantes: la norma es el nacionalismo, privilegiar la producción propia e intentar usar el festival como escaparate de su cine para interesar al resto del mundo. Seguro que alguna vez en determinados productos han visto la etiqueta "export quality", es decir, que lo que se ofrece puede viajar sin dejar en mal lugar al fabricante. Y ese es el problema, que si Francia, con una producción mucho mayor que sus vecinos, tiene con frecuencia dificultades para mostrar esa calidad "exportable", qué no podrá pasar en cinematográfias menos prolíficas como la italiana.

Todo esto viene a cuento de la última y tal vez más esperada película de la amplia selección italiana en concurso por el León de Oro de la Mostra, "La soledad de los números primos", adaptación de uno de los "best sellers" más apreciado dentro y fuera de la bota transalpina en los últimos años, escrito por Paolo Giordano, quien no sólo apoya la versión de su compatriota Saverio Costanzo, sino que incluso ha trabajado con él en el guion.

Puede que su inexperiencia en este terreno o la dificultad intrínseca de adaptar la novela -como lo ha reconocido el propio Costanzo- sean las razones para justificar este patinazo o si lo quieren más literario, esta traición a la propia obra. Y es que los que disfrutaron en papel "La soledad de los números primos" han sido los primeros en repudiar la cinta, que de entrada rompe con el esquema temporal del libro.

Queda por supuesto una parte de la metáfora original, la de esos números que sólo son divisibles por uno o por sí mismos, en este caso una pareja que a lo largo de los años testimonia su incapacidad de profundizar en el amor, de diluir a dúo la soledad que les envuelve, ahogados ambos por los traumas del pasado, que les impiden la fusión de almas que implica el verdadero sentimiento amoroso.

Pero Costanzo y Giordano no han podido trasladar y resumir de las páginas del libro a las del guion la esencia de la obra, y "La soledad de los números primos" naufraga incluso para los que se enfrentan a ella sin el prejuicio de haberla tenido primero entre sus manos negro sobre blanco.

© abc guionistas

09/09/2010 23:05:46

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.