29/10/2020


Noticias de guion

Gigio Aranda, creador de la exitosa serie peruana "Al fondo hay sitio", habla de sus influencias

Aranda
Aranda

Responsable de guiones de la más exitosa teleserie del Perú, "Al fondo hay sitio", Gigio Aranda reivindica ver mucha televisión para escribir, y -para su especialidad, la "sitcom"- especialmente las series animadas de todas las épocas, de "Los Picapiedra" a "Los Simpson". Así lo ha contado en unas declaraciones a la sección "Lee por gusto" de Perú 21.

"Es mucho más fácil haber visto todo y cuando estás escribiendo algo decir "aquí podría pasar algo como en el capítulo tal de Los Picapiedra", que es lo que también estamos haciendo en "Al fondo hay sitio", afirma Aranda, quien también cita entre sus gustos a Los Simpson."Para mi esta serie fue una vuelta de tuerca. Los Picapiedra era un programa de los 50-60 que nos acompañaba en los 70 y 80. En cambio Los Simpson era una serie de los 90 que sí correspondía con el momento en que estábamos viviendo. Además de El Chavo del Ocho. Chespirito es un referente automático, pues él nos enseñó que se podía hacer humor familiar también. Nosotros coqueteamos mucho con Chespirito como Latinoamericanos. Desde que hacía Mil oficios tenemos la misión de hacer un programa familiar a las ocho de la noche que sea divertido".

El guionista reconoce que la pasión por la escritura le viene desde la infancia: "A mí me gusta dibujar y me gusta escribir. El dibujar se me ha quedado como pasatiempo, dibujaba a superhéroes. Me acuerdo haber escrito las cosas que se me ocurrían en un papel cuando tenía unos siete años. No pensaba escribir. Me gustaba el mundo del cine, de la televisión. Me gustaban los efectos especiales, yo quería ser arquitecto para construir maquetas y hacerlas explotar. Mi mamá me dijo para qué vas a estudiar arquitectura, mejor estudia comunicaciones. Y así fue mi entrada para hacer Comunicaciones en la Universidad de Lima, pero no con el propósito de ser editor, productor o escritor. Siempre me ha gustado escribir y la escritura de guiones se me dio en el momento de hacer los trabajos de la universidad. Allí es que empiezo a ser el guionista de los trabajos que teníamos que hacer en grupo".

A la pregunta de si es complicado trabajar con un equipo de guionistas, Aranda responde: "He trabajado solo cuando hacía guiones para Casado con mi hermano. Al trabajar en equipo tienes que ser democrático, pero no es difícil. No porque a mí se me ocurra algo se tiene que hacer. Nosotros tenemos conciliábulos. Conversamos entre todos sobre lo que le podría pasar a cada uno de los personajes. Hacemos una escaleta, aunque nosotros le decimos estructura. Hacemos toda la historia y nos la dividimos en partes iguales para entregar más o menos 20 páginas. Mi función debería ser ya no trabajar, pero he pasado a una función que en inglés se llama story editor, es decir, el que recibe guiones escritos y le da una manita para que parezca un mismo estilo, una homogenización. Al final también mi función es dar las entrevistas (ríe)".

Gigio Aranda es uno de los poco guionistas, además de Eduardo Adrianzén probablemente, que tiene visibilidad mediática en Perú. Dice que eso no le molesta, aunque asegura que no se hizo guionista para hacerse famoso. "Me divierte que la gente me comente 'a mí no me gustó esta cosa'", dice al recordar las sugerencias que recibe del público en la calle. Aunque dice tenerle mucho cariño a Al fondo hay sitio, confiesa que nunca se ha reído tanto al escribir los guiones de Así es la vida. "Me vas a encontrar más parecido a Así es la vida que Al fondo hay sitio", afirma.

El libretista considera que parte del éxito de su trabajo radica en reirse de una realidad que existe: "De distintas formas, creo que satirizamos más que dar pastillitas. No creo que nos corresponda dar soluciones a los problemas. Nosotros no estamos retratando totalmente esa realidad, pero sí creo que esta parte de la estupidez, como por ejemplo la porquería del racismo. El racismo es muy importante porque es parte de nosotros. Con todo ese lío sonso del hijo de Celine Aguirre resulta que nadie era racista en el Perú. Ahora decimos que todo es la inclusión, pero la verdad de las cosas es que eso es mentira, de un lado y del otro. Es racista el pobre contra el rico, el rico contra el pobre... y clasistas son todititos".

abcguiobnistas con información de PERÚ 21

18/03/2012 20:31:30

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.