11/12/2017


Noticias de guion

Guillermo del Toro, a conquistar al público con "La forma del agua / The Shape of Water"


 

La expresión "obra maestra" rara vez se emplea para referirse a la película de un cineasta, sobre todo si está vivo, y menos por parte de los críticos. El mexicano Guillermo del Toro lo ha logrado con "La forma del agua / The Shape of Water", un cuento en el que se mezclan elementos como el romanticismo, la fantasía y la intolerancia. La aclamada cinta del tapatío, triunfadora sin discusión de la última Mostra de Venecia y para algunos seria candidata a los Oscars, llega este viernes a los cines norteamericanos, antes que a México y Brasil (enero) y a España y Argentina (febrero).

"Memo", un enamorado de los monstruos desde niño, empareja en esta historia ubicada temporalmente en la época de la Guerra Fría, a una extraña criatura anfibia retenida en una base secreta USA, con una modesta limpiadora sordomuda, que se revelan como almas gemelas, a pesar de todas sus diferencias. "El agua adopta la forma de lo que sea que la contenga en ese momento, y aunque el agua puede ser algo muy apacible, también es la fuerza más poderosa y maleable del universo. Así es también el amor, ¿verdad? Independientemente de la forma que tenga aquello en lo que depositamos nuestro amor, éste se adapta, ya sea a un hombre, a una mujer o a una criatura", ha dicho Del Toro.

"Me gusta hacer películas que sean liberadoras, que digan que está bien ser quien eres, y parece que en este momento concreto esto resulta muy pertinente", agregaba el cineasta jaliciense, quien por casualidades de la distribución se confrontará en la taquilla con el muy mexicano "Coco", un éxito para Pixar-Disney.

Con "La forma del agua / The Shape of Water", Guillermo del Toro retoma el tono de fábula de "El laberinto del fauno", que coincide con ella en un trasfondo histórico real, seres de fantasía y el poder del amor, aquí desarollado hasta el final. "Mi intención -explicaba- era crear una bella y elegante historia sobre esperanza y redención como una especie de antídoto contra el cinismo de nuestros días. Quería que la historia tuviera la forma de un cuento de hadas en el que tenemos a un humilde ser humano que tropieza con algo más grandioso y transcendental que cualquier otra cosa de su vida. Y entonces pensé que sería una gran idea yuxtaponer ese amor con algo tan banal y nocivo como el odio entre naciones, que eso es la Guerra Fría, y el odio entre personas por razones de raza, color, capacidad y género".

Su criatura anfibia, interpretada de nuevo por su cómplice siempre bajo el maquillaje y la silicona, Doug Jones, adquiere un protagonismo novedoso: "En una película de monstruos de los 50, Strickland (Michael Shannon), el atractivo agente gubernamental de mentón cuadrado, sería el héroe, y la criatura sería el villano. Yo quería revertir este tipo de cosas".

Pese a que mantenga una inalterable alma infantil, Del Toro dedica esta fábula, este cuento romántico, a un público adulto. "Es por eso por lo que el film comienza con la masturbación de la protagonista, para advertir que no es alguien situado sobre un pedestal; es una mujer que habitualmente se satisface sexualmente para iniciar su jornada diaria. También pensaba que debía haber una verdadera escena de sexo entre Elisa y la criatura para mostrar completamente la fusión de sus dos almas. Eso era muy importante. Yo tengo 52 años y creí que era lo suficientemente adulto como para hacerlo. También era consciente de que era algo extremadamente delicado", comentaba.

"La forma del agua" llega en una época que cada vez se parece más al oscuro momento histórico en el que se desarrolla la ficción, los primeros años 60, momento de intolerancia, desconfianza ante lo diferente, que para el tapatío "fue en ese momento cuando Estados Unidos se estancó. Fue una época de racismo, de desigualdad, de gente que cree estar al borde de la guerra nuclear. A los pocos meses, Kennedy sería asesinado. De manera que, en cierto modo, es una época horrible para el amor. Sin embargo, el amor surge... Lo que me interesaba es que 1962 era un momento en el que todo el mundo estaba centrado en el futuro, mientras que la criatura es una antigua forma del pasado más lejano. Los humanos están obsesionados con lo nuevo, con los jingles publicitarios, con la luna, la ropa moderna, la televisión, etc. Y mientras tanto, esta arcaica fuerza, una criatura enamorada, se halla entre ellos".

EL estreno de esta semana, con opciones a competir por el número uno de taquilla semanal con "Coco", cuenta con un elenco sobresaliente, que incluye -junto a los ya citados- a una espléndida Sally Hawkins, Richard Jenkins, Octavia Spencer y Michael Stuhlbarg. La crítica le ha dado un 97% de valoraciones positivas y la sitúa en la senda de los premios de la Academia. Guillermo del Toro, que escribió el guion con Vanessa Taylor, podría obtener el mayor suceso de su larga carrera, pero la respuesta del público debe ayudar.

abcguionistas

03/12/2017 00:47:01

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.