09/08/2020


Noticias de guion

Guion sobre la Guerra de Cuba se convierte en novela


"Oro ciego"

El escritor cubano Alejandro Hernández relata en su tercera novela, presentada en Madrid, las aventuras de unos buscadores de oro en la Cuba de 1898, en plena guerra hispano-cubano-norteamericana, con la voluntad de desmitificar algunos aspectos de esa contienda, informa EFE.

"Oro ciego" tuvo que haber sido una película, contó hoy su autor en la presentación en la Casa del Libro de Madrid, porque nació como guion para optar al concurso convocado por el Instituto de Cine de Cuba para hacer una película en el marco de las conmemoraciones del centenario del fin de esa guerra, en la que España perdió su última colonia en América.

Hernández ganó el concurso, pero la película nunca se filmó.

"Mientras yo iba firmando el contrato de guionista con el Instituto de Cine, en España las elecciones las estaba ganando José María Aznar y de las primeras decisiones que tomó el Gobierno de Aznar fue congelar muchas relaciones que tenía de colaboración con Cuba y, entre ellas, la financiación de esta película", relató.

El argumento se quedó en un cajón, pero Hernández comenzó a estudiar cine y terminó haciendo películas en España, donde un día un productor le recomendó que, en vez de una película, hiciera una novela con la historia.

El autor comenzó a investigar, lo que fue "como volver a la historia de Cuba descontaminada de muchas cosas que te cuentan allí, que si el patriotismo, que si la guerra...", relató el autor, que se confesó "bastante antipatriótico".

"Encontré muchísimas cosas sobre la historia de mi país que ni siquiera se conocen en mi país. Hubo más cubanos peleando contra la Independencia que a favor de la Independencia. 60.000 cubanos formaron parte del Ejército español o de la guerrilla, que peleaban contra los mambises. Y el Ejército mambí, en sus mejores tiempos llegó a tener 10.000-12.000 soldados", explicó.

La novela arranca en enero de 1899, pero se remonta a los últimos meses de 1898 y abarca también los "campos de reconcentración" creados por el general español Valeriano Weyler durante su etapa como capitán general en Cuba (1896-97), en los que murieron cientos de miles de personas.

El capítulo de la reconcentración "fue el último" que agregó al libro, porque tras su investigación pensó "que sería imperdonable" no incluirlo.

Además de las crónicas de los periodistas norteamericanos de la época, el autor confesó que se inspiró, para hablar de la reconcentración, en los sucesos ocurridos en la embajada de Perú en La Habana en 1980, cuando más de 10.000 cubanos "colapsaron" esa legación durante un mes para lograr salir del país.

"Tenía un amigo que había sido custodio en la embajada del Perú.

Y las cosas que pasaron allí, las historias que él me contaba, me sirvió mucho para lo de la reconcentración", añadió el autor, que no cree que "vuelva a hacer una novela histórica".

"Se pasa mucho trabajo y luego aparecerá alguien por ahí que diga que es imposible que en tal año ocurriera eso", bromeó.

© EFE / abc guionistas

30/03/2009 22:04:08

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.