08/04/2020


Noticias de guion

Isabel Coixet abrió la Seminci con un canto a la disidencia


 

A Isabel Coixet le gustan los libros. Han sido uno de sus refugios vitales. Pero, aparte del amor por la letra impresa y encuadernada que destila "La librería / The Bookshop", la cinta que ha abierto este sábado la 62 Semana Internacional de Cine de Valladolid, su adaptación de la novela de Penelope Fitzgerald sobre una mujer joven que contra viento y marea se empeña en abrir una librería en un pueblo no especialmente propicio, es casi un espejo de la situación de la propia cineasta barcelonesa.

Tal vez al principio fueron los libros, pero nadie puede dudar de que "La libreria" se estrenaba mundialmente en Valladolid un día muy especial de una temporada de crisis política entre el gobierno central y el catalán, y mientras el primero, este mismo sábado, anunciaba los planes para asumir el poder en la comunidad autónoma donde nació Coixet, en su ciudad natal, Barcelona, miles de personas se manifestaban para protestar por la prisión provisional para dos líderes del movimento independentista. De manera que aunque en un principio esquivó la cuestión en rueda de prensa, en las entrevistas personales habló con mayor franqueza sobre un asunto del que no es ajena.

Y es que Coixet, como otros intelectuales "viajados", no es independentista. Se declara con seguridad "catalana, española y europea", y ha firmado manifiestos oponiéndose a una declaración unilateral de independencia que fractura a la sociedad catalana, completamente dividida al respecto, mientras el gobierno derechista de Madrid intenta mal y a última hora tapar unos agujeros que él mismo contribuyó a crear por error u omisión. La cineasta catalana se siente identificada con su personaje, Florence Green, una mujer contra el mundo. Ahora, posiblemente más que cuando empezó la producción de su nueva película, la mejor que ha dirigido en años. Ha pagado Coixet con amenazas, insultos y falsedades ser otra Florence, una mujer con ideas propias que no tienen que coincidir exactamente con las de sus vecinos. Ya traducía Paco Ibañez a Brassens: "A la gente no le gusta que... uno tenga su propia fe".

Tal vez un poco larga, "La librería / The Bookshop", que protagonizan tres grandes actores anglosajones, Emily Mortimer, Bill Nighy y Patricia Clarkson, va más allá de lo que Coixet llama "el poder salvador, de refugio, de los libros", es una reivindicación de la disidencia, de la iniciativa propia, de los sueños bellos que los demás califican de irrealizables, de la doble lucha por la utopía siendo mujer y sola. Una bella historia que compite por la Espiga de Oro y pone el listón alto para el resto de esta Seminci marcada por la diversidad y por la realización de sueños como el de Florence.

abcguionistas

01/11/2017 09:47:28

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.