28/10/2020


Noticias de guion

La escuela valenciana de guionistas formó a más de 300 profesionales

Zambrano
Zambrano

En la Comunitat Valenciana los guionistas son tan desconocidos fuera del mundillo especializado como en cualquier otro lugar de España y casi del mundo, a pesar de que los encontramos en series de ficción, programas de crónica rosa, concursos, anuncios, en discursos políticos, en los cómics y han llegado al futuro de la mano de los videojuegos, según testimonia un amplio reportaje del diario Las Provincias.

"Para todo se prepara un guion. Ahora hay guionistas que se están abriendo campo en los videojuegos. De hecho, se da la circunstancias de series que se adaptan a videojuegos, para darle un carácter interactivo, y también de videojuegos que acaban llevándose al cine o la televisión o a cómics -como es el caso de Tomb Raider y su protagonista Lara Croft-", detalla Joan Álvarez, guionista, director de la Fundación Luis García Berlanga y responsable de la Escuela de Guionistas de Valencia.

Este experto argumenta que el mejor guion es el invisible, el que no se percibe, pero que da como resultado un buen programa de entretenimiento o ficción. "Uno de los casos más llamativos es el de los guiones de reality shows, como Gran Hermano, que pretenden mostrar la realidad tal cual es y forma parte de la producción decir que no hay guion y que los participantes intervienen con naturalidad. Pero hay que tener en cuenta que hay ciertas condiciones establecidas de antemano y que se hace una edición y montaje de los momentos más interesantes. Y aquí claramente se construye un determinado mensaje que es el que llega al público", añade.

El guion tiene especial peso en los concursos y está cogiendo auge en las sit-com o series con componentes de humor, como Autoindefinits o Camera Café. "En estos programas semanales o diarios es donde se encuentran los mejores profesionales", según Joan Álvarez.

La escuela de guionistas valenciana ha formado a más de 300 profesionales en distintas modalidades, como Benito Zambrano, guionista y director de la película Solas, cuentan con un máster, formación continuada y asesora proyectos para cine y televisión.

Otro profesional como Paco López, coordinador de guionistas de la serie de L'Alqueria Blanca de Canal 9, detalla que tan guionista es "el escalista que estructura los capítulos y secuencias, como el argumentista, dialogista o el editor de guionistas". Cuando se inicia un proyecto hay una 'biblia', un documento donde se recogen las pretensiones generales de lo que será la historia y, posteriormente, los profesionales van desarrollando tramas arco que perduran en la serie, como las sentimentales o laborales, y tramas episódicas". En este proceso audiovisual, el guionista da forma a las ideas que desarrollan una historia, "el director interpreta al relato y los actores aportan los matices", añade.

Paco López ha pasado los últimos tres años en Madrid como guionista del programa A tu lado, ha creado 58 monólogos para El club de la comedia y ha participado en programas de investigación con cámara oculta y considera que es una gran oportunidad trabajar en la serie valenciana, "porque son diálogos de literatura costumbrista y porque he vuelto a mi tierra", añade.

Otra faceta poco reconocida es la de los guionistas de cómics y un referente en España y Valencia es Antonio Segura, que trabaja para editoriales de España, de Europa y de puntos distantes como EE. UU., Australia y Japón. Además, es uno de los profesionales que se incluye en el libro Viñetas a la luna de Valencia, de Edicions de Ponent, marco de una exposición en San Miguel de los Reyes.

Para este guionista de cómics "cuando escribes, eres la mente del dibujante y cuando este dibuja, en realidad son mis manos". Segura tiene más de 80 personajes, de ficción, de género policial, romántico o del oeste, y trabaja con dibujantes de primera fila como José Ortiz, Leopoldo Sánchez, Ana Miralles, Brocal Remohí o Jordi Benet.

En el cómic el trabajo del guionista también parece invisible, "de hecho me han llegado a preguntar si soy el que pone los texto a los bocadillos de los dibujos", pero en realidad es el auténtico creador del producto literario. "Inventamos la historia, los personajes, los decorados y, por medio de un guion técnico, construimos viñeta a viñeta", comenta Antonio Segura. Y es que el guion en este caso "es la base y altura del cómic".

En ocasiones el mundo del cómic traspasa la frontera del papel y se convierte en herramienta esencial para directores de cine que construyen story-boards con viñetas de cada una de las secuencias que conforman la película, como Guillermo del Toro en El laberinto del fauno.

Sobre la polémica de los guionistas de Hollywood, Segura comenta que es "el mayor triunfo de los guionistas americanos, haber conseguido paralizar la industria y demostrar que sin ideas no se puede desarrollar ningún proyecto".

Otra de las personas que también entiende de guiones es Javier Tejero, que se ha especializado en guionizar los monumentos falleros. "Trabajamos a la orden del artista fallero, según el presupuesto y la idea que quiera desarrollar", indica. Tejero participa este año en el guion de la falla de especial de Convento Jerusalén. "Realizamos una tormenta de ideas y cuando el artista fallero tiene claro el proyecto, creamos escenas, situaciones y diálogos. No se trata sólo de poner versos". Javier Tejero comenzó a trabajar como guionista de fallas en la década de los 80 de la mano de Vicente Agulleiro y Vicente Luna, y ahora lleva tres años con el artista Paco López.

© abc guionistas

03/03/2008 22:57:40

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.