08/04/2020


Noticias de guion

La libanesa "El insulto", aplaudida en la Seminci


 

Al director libanés Ziad Doueiri se le ocurrió la historia de "El insulto / L'insulte" tras protagonizar personalmente un pequeño incidente. "Hace unos años, cuando estaba en Beirut, cayó agua desde mi apartamento y mojó a una persona en la calle. Esta se enfadó y comenzó a insultarme. Me asomé y empezamos a discutir. Por su acento comprendí que era palestino y le dije algo que le molestó muchísimo. Mi novia me advirtió que me estaba pasando y me exigió que bajara y le pidiera perdón. Y eso hice, pero él estaba realmente muy herido". Así fue como nació el argumento de este film, la historia de una agria discusión entre un cristiano libanés y un refugiado palestino por una tubería en mal estado que ha sido recibida con muchos aplausos en su proyección este jueves en la Seminci, tras el estreno el mes pasado en la Mostra de Venecia, donde fue premiado su protagonista, Kamel El Basha.

"No quería mandar ningún mensaje político porque me parecía algo artificial", ha reconocido Ziad Doueiri en la rueda de prensa posterior al pase de prensa del film. "Solo quería escribir la historia de dos personas que discuten agresivamente y que al final descubren que tienen algo en común", ha dicho. El guion, según reconoció, parte de una anécdota, pero se nutre de muchas otras experiencias. "El debate que propone la película es si puedes decir todo lo que se te ocurre, si la libertad de expresión es un derecho absoluto. Yo pienso que sí, pero también hay que ser responsable".

Ziad Doueiri vive ahora en Francia donde se respetan los Derechos Humanos. Sin embargo, como explica el realizador, en el Medio Oriente no existe esa misma Libertad. "Aquí, en Europa, puedes insultar al Papa y no pasa nada", afirma el director. "En Oriente, en cambio, si te ríes de algunas creencias musulmanas puedes ser condenado a muerte. Es una región llena de historias humanas protagonizadas por cristianos, musulmanes y judíos, pero también está llena de fanatismo".

"El insulto" es la cuarta película de este director libanés que ya estuvo presente en Valladolid con su ópera prima, "West Beirut", un largometraje que se alzó con el Premio de la Juventud. El insulto se presentó en la pasada Mostra de Venecia y su protagonista, Kamel El Basha, ganó la Copa Volpi al mejor actor. "El trabajo con los actores fue fantástico", afirma el realizador. "Kamel solo había hecho una película antes. Es un actor de teatro en Jerusalén e hice el casting por skipe. En cambio, el otro protagonista, Adel Karam sí que tenía mucha experiencia en el cine. Fue un trabajo complicado pero la experiencia más maravillosa que he tenido".

El film, que se ha convertido en uno de los favoritos para la Espig de Oro, tuvo una gestación complicada. "Fueron tres meses de negociación hasta que me autorizaron rodar la película. Un comité compuesto por las distintas creencias religiosas y políticas que hay en mi país analizó cuidadosamente el guion. Me sorprendió que el Gobierno no censurara el film y estoy encantado. Ahora es número uno en la taquilla del Líbano", ha confesado ante los periodistas.

Ziad Doueiri da en el largometraje una gran importancia a las mujeres. "Creo que Oriente Medio sería mucho mejor si las mujeres llegaran al poder. Lo que vivimos ahora responde al poder arcaico de los hombres. Si en el mundo árabe gobernaran las mujeres todo sería mejor", afirma. Lo que ocurre es que, como el mismo reconoce, "es muy difícil romper los tabúes que hay en el Oriente Medio y la mentalidad de la gente".

abcguionistas

01/11/2017 10:50:00

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.