23/11/2017


Noticias de guion

"La mula" de Michael Radford se niega tercamente a llegar a los cines

Rodaje de
Rodaje de "La mula"

Las mulas son famosas por su terquedad, y la coproducción hispano-británico-irlandesa dirigida por Michael Radford "La mula" sigue inmersa en una batalla legal que la aleja tercamente de un acuerdo y de su encuentro con el público. Variety informa que la Alta Corte de Londres ha decidido extender por cuarta vez la prohibición de la distribución nacional e internacional de la película hasta al menos febrero del año entrante. Mientras, uno de los principales damnificados es Mario Casas, cuya interpretación del soldado Juan Castro en esta adaptación de la novela de Eslava Galán (realizada por éste y Radford) dicen es el papel de su vida... y una más que posible carta de presentación internacional.

Sin embargo, nadie se atreve a aventurar si este año veremos "La mula" en algún festival o alguna sala. Los intentos de mediación entre la productora española del film, Alejandra Frade, y Radford, que además de director es coproductor a través de su compañía Workhorse, fracasaron, y el cineasta británico, que a finales de octubre de 2009 dejó el rodaje a una semana de su finalización por desacuerdos con su hasta entonces socia, la denunció el pasado verano ante un tribunal de su país por fraude, conspiración, ruptura de contrato y difamación.

Frade acusó por su parte a Radford de haber desertado de la filmación de manera "sorpresiva e injustificada". Por su parte, la productora de Radford y la irlandesa Subotica Entertainment alegan que la productora española no firmó los contratos que les debían permitir a ellos recibir el dinero de los fondos oficiales de sus respectivos países para aportarlos al proyecto.

"La mula" se terminó de filmar en noviembre de 2009 por Sebastien Grousset y la empresa española de Frade asumió su edición y postproducción sin contar con la supervisión de Radford, quien ha negado su autoría final y de ahí que quiera impedir el estreno.

La clave está en dilucidar qué tribunales son competentes para autorizar o prohibir la exhibición de "La mula". Para Radford y su abogado, son los británicos a los que han recurrido ya, y para Frade y su socio Bruce St.Clair, los españoles, ante los que presentaron una demanda contra el cineasta por no devolver el préstamo que le hicieron a cuenta de su participación como coproductor en el film.

Otra batalla la libra Frade ante el Ministerio de Cultura, que debe otorgar una clasificación que permita su estreno comercial. Variety dice que el anterior director general del Instituto del Cine (ICAA), Ignasi Guardans, antes de ser destituido el pasado octubre, denegó la licencia, aludiendo a las alegaciones de sus homólogos de Gran Bretaña e Irlanda, que otorgaron sendas subvenciones no efectivas aún por el conflicto con Frade, y que consideran a la película como "no terminada". Sin embargo, el pasado diciembre su sucesor, Carlos Cuadros, sí la concedió, aunque el proceso continua abierto y por el momento no tiene el film todos los vistos buenos para poder comercializarse.

"La mula" podría haber sido el film que diera a Radford un nuevo éxito equiparable al de su cinta "El cartero y Pablo Neruda", y significaba el mayor desafío y la posibilidad de ser reconocido en el extranjero para su protagonista Mario Casas. El joven actor declaraba al iniciarse el rodaje: "De los guiones que me han llegado hasta ahora y de los personajes que he hecho, éste es el más bonito. Me encanta esa historia de amor y amistad con la mula. Me parece que a la gente le va a llegar muchísimo, porque va a ser ua película muy divertida y emotiva", y añadía: "Es un proyecto mucho más internacional, mucho más serio, con unos personajes que son muy de verdad...".

Además, después del suceso comercial de "Tres metros sobre el cielo", que en tres semanas se convirtió en la más taquillera del año para el cine español y se acerca a los 8 millones de euros, y que se anunciaran hasta dos secuelas más de esta cinta, en la que Casas repitió con su pareja de "La mula", María Valverde, parece un momento ideal para lanzar la adaptación de la novela de Eslava Galán sobre un soldado del ejército nacional que en plena Guerra Civil encuentra una acémila y decide esconderla para llevársela a casa terminado el conflicto.

Según ha podido saber NOTICINE.com, quienes han podido asistir a visionados del montaje del film elogian el esfuerzo interpretativo de Casas (quien sustituyó al primer actor propuesto, Oscar Jaenada) y hablan de que sería su "mejor papel". Ojalá lleguemos todos a comprobarlo.

© abc guionistas

29/12/2010 23:03:22

También te puede interesar:

Te recomendamos leer:

Si te ha sido útil la noticia y deseas compartirla con más personas puedes hacerlo desde aquí, pulsando los botones.